www.zonamovilidad.es
Barcelona, capital del futuro de la seguridad vial
Ampliar

Barcelona, capital del futuro de la seguridad vial

martes 03 de diciembre de 2019, 13:09h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

El Ayuntamiento de Barcelona y la DGT utilizan tecnología desarrollada por Mobileye para aumentar la seguridad del transporte público y diversas flotas de la Ciudad Condal.

Zonamovilidad ha acudido a un evento celebrado por el Ayuntamiento de Barcelona junto a la Dirección General de Tráfico y a la empresa propiedad de Intel, Mobileye, en el que han presentado un proyecto denominado Autonomous Ready.

Este encuentro, celebrado en el Museo de Ciencias Naturales de Barcelona, ha servido como firma del acuerdo entre estas instituciones, a las que se han sumado diversas empresas y organizaciones como Seur y Correos, que tiene como objetivo velar por la seguridad de los peatones de la capital catalana.

La tecnología

Con el fin de proteger a los peatones, la tecnología desarrollada por Mobileye consiste principalmente en una cámara delantera que permite detectar trayectorias de impacto, distancia de seguridad, obstáculos, señales verticales, luminosas y a ras de suelo y también salidas de carril.

Esta cámara procesa esta gran cantidad de información en tiempo real y envía los datos a la nube, lo que permite controlar la cantidad de peatones en cada zona en cada momento. El conductor no tendrá acceso a las imágenes completas, pero el dispositivo le avisará enviando la información más importante a un pequeño monitor que pitará en distintas frecuencias según el tipo de peligro. La instalación de un dispositivo por sí solo para un particular rondaría los 800 euros.

Coche utilizado para mostrar la tecnología

La tecnología será aplicada al transporte público barcelonés progresivamente. Son ya 85 vehículos los que cuentan con esta novedad, la cual en el caso de los autocares también aporta cámaras adicionales en los laterales para cubrir los amplios ángulos muertos. 105 autobuses más están siendo modificados en estos momentos, y el Ayuntamiento espera que, en 2022, por ley, todos los vehículos cuenten con estos avances.

El evento

Antes de la rueda de prensa que las organizaciones encargadas ofrecieron, los periodistas pudimos observar en primera persona cómo esta tecnología se estaba aplicando ya en algunos autobuses en una unidad que ofreció un servicio especial con un recorrido por la Gran Vía de las Cortes Catalanas. Se pudo observar cómo los sensores de la cámara notificaban a la conductora sobre varias instancias que, en otras circunstancias, podrían haber supuesto una situación de peligro.

La rueda de prensa, en el Museo de Ciencias Naturales de Barcelona, contó con la presencia de Pere Navarro, director general de la DGT; Rosa Alarcón, concejal de movilidad del Ayuntamiento de Barcelona y Gil Ayalon, director de Mobileye en las regiones de Europa, Oriente Medio y África.

Alarcón reconoció que, a pesar de que la capital catalana es una de las ciudades más seguras en el aspecto de la movilidad, existe un respeto mínimo por las limitaciones de velocidad en las calles de 30 y 50, por lo que se trabajaría en pos de aumentar la presencia de radares, semáforos y carriles bus.

Por su parte, Navarro reforzó la idea de Barcelona como una ciudad segura en cuanto a los desplazamientos motorizados, aunque aclaró que el enfoque en los últimos tiempos ha sido mejorar la seguridad de los ocupantes de los vehículos y que, al haber alcanzado un alto grado de satisfacción, la línea de proyecto de DGT 3.0 es velar por los peatones y aquellos que circulan en circunstancias más vulnerables, con énfasis en los ciclistas.

Pere Navarro, Rosa Alarcón y Gil Ayalon

Por último, la organización puso un automóvil que desplegó toda la tecnología para poder ser experimentada de primera mano por los periodistas. En el interior de la cabina del coche se encontraban tres pantallas, las cuales reproducían en tiempo real todas las imágenes e informaciones captadas por la cámara frontal, aportando ejemplos prácticos de cómo el sistema emitiría alarmas en posibles situaciones de peligro controladas.

¿Es esta tecnología el futuro?

Es indudable que esta tecnología podría ser el siguiente gran paso en la seguridad vial. Muchas empresas, gracias a paquetes de ayuda proporcionados por el convenio firmado tras la rueda de prensa, están incorporando esta novedad a sus flotas. Y, aunque este avance solo funcione actualmente en Barcelona, es cuestión de tiempo que otros ayuntamientos o gobiernos autonómicos se hagan eco. En los dos meses que este sistema lleva implementado, se calcula que se han evitado unos 668 accidentes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

1 comentarios