www.zonamovilidad.es
Por Gabriela Galdón López-Quesada
x
ggaldonlqgmailcom/9/9/15
domingo 27 de noviembre de 2022, 16:19h

Escucha la noticia

El tráfico es uno de los problemas a los que se tienen que enfrentar muchos conductores cada día. Ante esta situación Nashville ha desarrollado un experimento que utiliza inteligencia artificial para ayudar a los conductores a evitar el tráfico. En este experimento, los automóviles “evadir” la congestión en la hora pico en la carretera interestatal 24.

Y esto no es todo, según el investigador Daniel Work se pudo disminuir la frustración de los conductores, ya que menos paradas y arranques significa ahorro de combustible y, por extensión, menos contaminación.

Se trata un proyecto del consorcio CIRCLES, un grupo que incluye a varios fabricantes de automóviles y los departamentos de Energía y Transporte de EE. UU. Otros investigadores principales tienen su sede en la Universidad de California, Berkeley; Universidad del Templo; y la Universidad de Rutgers-Camden. Otros investigadores principales tienen su sede en la Universidad de California, Berkeley; Universidad del Templo; y la Universidad de Rutgers-Camden.

Para el desarrollo de este proyecto, los investigadores pusieron a aproximadamente 20 conductores en una pista circular y les pidieron que condujeran a una velocidad constante. En poco tiempo, el tráfico pasó de un flujo uniforme a una serie de paradas y arranques.

El experimento mostró que algunos autos que conducen lenta y constantemente también podrían tener un impacto positivo. Además, para este experimento se ha utilizado 100 autos que viajaron en bucles en una sección de 15 millas de la I-24 desde aproximadamente las 6 am hasta las 9:45 am cada mañana. Una de las teorías de este experimento es que, si el 5% de los automóviles en la carretera actuaran juntos, podrían disminuir la prevalencia de atascos de tráfico fantasmas, los investigadores equiparon esos 100 automóviles para comunicarse de forma inalámbrica, enviando información de tráfico de un lado a otro.

Para la realización de la toma de decisiones de los autos se utilizó la nube, la información sobre las condiciones del tráfico para crear un plan de velocidad general. Posteriormente, ese plan se transmitió a los autos, que utilizaron algoritmos de inteligencia artificial para determinar la mejor acción que realizar.

El experimento de la semana pasada se basó en uno que Work y sus colegas realizaron en 2017 en la Universidad de Arizona. Eso repitió el experimento japonés, esta vez con un solo automóvil autónomo incluido en la mezcla. El automóvil autónomo suavizó el flujo de tráfico para que hubiera un 98% menos de frenado. Eso condujo a un aumento del 40% en la eficiencia del combustible y un aumento del 14 % en la distancia recorrida. Eso repitió el experimento japonés, esta vez con un solo automóvil autónomo incluido en la mezcla. El automovil autonomoEso condujo a un aumento del 40 % en la eficiencia del combustible y un aumento del 14 % en la distancia recorrida.

Renault cierra alianzas con Google y Qualcomm para impulsar Ampere, su nueva filial de software y coche eléctrico

Leer más

Finalmente, los investigadores aún están analizando los números del experimento de la semana pasada, aunque, Work ha dicho que “estos atascos se pueden reducir a través de las novedosas tecnologías de vehículos automatizados que desarrollamos. Es incuestionable que la tecnología automotriz mejorada puede reducir significativamente los atascos de tráfico fantasma cuando se implementa a escala”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios