www.zonamovilidad.es
lunes 01 de marzo de 2021, 20:04h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Probamos el nuevo C4, el coche del segmento C ‘Made in Spain’ que se ofrece tanto en motores de diesel y gasolina como completamente eléctrico y que presenta un gran cambio en diseño

La sucesión de las últimas generaciones de los C4 puede ser algo confusa. El C4 previo al modelo que probamos se lanzó en 2010, sin embargo entre estos dos surge un C4 que se convirtió en una revolución para la marca de los chevrones, el C4 Cactus. Modelo que estrenaba los famosos AirBump, esos protectores de plástico en las puerta que ahora equipan todos los modelos de la firma. Este nuevo C4 no solo jubila al C4 Cactus sino que también presenta a un hermano eléctrico, el ëC4.

Berlina compacta o SUV compacto

Si echamos una vista al exterior, su diseño ha sido completamente renovado. Citroën lo califica como una “berlina compacta”, pero lo cierto es que cualquiera diría que en su lugar se trata de un “SUV compacto”. Su altura, de 1,52 metros; la distancia libre al suelo,de 15,8 cm; y los protectores de carrocería en plástico negro, le da al nuevo C4 ese aspecto SUV.

Diseño renovado y muy atractivo

El frontal se adapta a la identidad visual de los modelos de Citroën en forma de ‘y’ ya vistos en otros modelos como el C3. Los faros cuentan con tecnología LED desde la versión de acceso.

Destaca significativamente la parte posterior, con un acabado tipo coupé muy de moda en los modelos actuales que proporciona dinamismo y deportividad. La caída del techo empieza en las plazas traseras y termina en el portón del maletero, donde culmina con un alerón negro, que visualmente puede resultar muy atractivo, pero a la vez dificulta algo la visualización del tráfico trasero desde el puesto de conducción. Debajo de este alerón se sitúan los pilotos traseros divididos en una forma también de ‘x’ y unidos por una franja negra en cuyo centro de sitúa el logo de la marca. Si miramos al extremo de la parte trasera, vemos unas salidas de aire falsas de decoración que van alineadas con el parachoques y el nervio del maletero.

En los laterales, resaltan los grandes pasos de ruedas, otra característica que nos acerca esa visión SUV que comentábamos anteriormente. Y, como no podía ser de otra forma, los famosos AirBump en forma horizontal y en la parte baja de las puertas que aportan una protección extra en los golpes de la carrocería.

Mandos del climatizador físicos

En el interior del renovado C4 nos encontramos un salpicadero liderado por una pantalla central de 10 pulgadas tipo tablet y sin marcos con un diseño innovador. Desde esta pantalla se pueden manejar diferentes ajustes del coche así como el equipo multimedia. Compatible con Android Auto y Apple CarPlay. La climatización se puede controlar tanto desde la pantalla, como muchos rechazamos, como desde sus mandos físicos. Un modelo híbrido que nos parece muy acertado.

No es la única pantalla, a su lado está la pantalla del cuadro digital de solo 5 pulgadas, un tamaño que se queda pequeño, especialmente si la unidad no cuenta con el head-up display, que se vende como extra. Además, esta pantalla abandona la forma de las dos circunferencias propias del medidor de velocidad y el cuentarrevoluciones que sí tiene su hermano mayor, el C5 Aircross.

Útil ‘Smart Pad Support’

El habitáculo esconde muchos compartimentos en los que guardar objetos, son 16 que resultan en una capacidad de 39 litros de almacenaje. Encima de uno de estos huecos, el de la guantera del copiloto, encontramos dos novedades que nos han gustado. El primero es un soporte para poder llevar una tablet a modo de televisión con fundas para que no se muevan, una opción muy práctica que viene de serie. Debajo de este soporte nos encontramos un cajón en el que podemos guardar algún papel o la misma tablet.

Los asientos, como no podían ser de otra forma en la marca de los chevrones, son inmensamente cómodos. Los asientos ‘Advanced Comfort’, los mismos que incorpora el restyling del C3, vienen de serie en cuatro de los cinco acabados disponibles.

Pensado para 2 ocupantes en las plazas posteriores

Los asientos de las plazas traseras son los que más hueco para las rodillas tiene de su segmento, 198 mm. También hay suficiente espacio tanto en altura como anchura aunque es cierto que como todos los coches de este segmento, están pensados para dos únicos ocupantes y no para 3, pues la plaza central es algo dura y estrecha. Para estos ocupantes en el centro se dispone de dos entradas USB normal y otra tipo C.

La capacidad de maletero asciende hasta los 380 litros, la media del segmento y misma cantidad que sus competidores, los compactos superventas del grupo VAG. La capacidad del maletero es exactamente la misma en las versiones de combustión y la electrificada.

Gran confort en la conducción gracias a su suspensión

Durante nuestra prueba, tuvimos la oportunidad de probar ambos modelos, primero condujimos durante unas horas el ëC4, la versión eléctrica y después una unidad gasolina. Ambos comparten algo a destacar, su confort. Los amortiguadores con topes hidráulicos hacen del C4 una alfombra mágica en la que desplazarse. Aunque eso sí, si lo que se busca es una conducción más deportiva, estos amortiguadores provocan muchos balanceos del chasis en curvas.

El motor eléctrico del ëC4 tiene una potencia de 100 kW (136 CV) y está alimentado por una batería de 50 kWh que brinda al coche de una autonomía de 350 kilómetros según el ciclo WLTP.

Cuánto cuesta

El precio del nuevo compacto de Citroën parte desde los 20.800€ y de los 32.400€ en el caso de la versión eléctrica, el ëC4.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios