www.zonamovilidad.es
¿Qué hacer si tu smartphone se cae al agua?

¿Qué hacer si tu smartphone se cae al agua?

Por Alfonso de Castañeda
x
alfondcctelycom4com/8/8/17
martes 09 de agosto de 2016, 09:47h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

¿A quién no le ha ocurrido alguna vez? En la playa, en la piscina o en casa, da igual, la probabilidad de que se te haya caído alguna vez es muy alta. Y aunque muchas veces los daños son irreparables, hay veces que la suerte está de nuestro lado y no todo está perdido.

Así que, salvo que tengas un smartphone resistente, os ofrecemos una serie de trucos y consejos para reparar un móvil mojado.

Quita la batería y comprueba el sensor

Lo importante no es comprobar si la pantalla funciona o si responden los botones de acceso, lo realmente importante en estos casos es sacar la batería lo más rápido posible, pues al ser un dispositivo electrónico hay que tener mucho cuidado con los contactos eléctricos del mismo. Así que si puedes, hazlo. Y una vez lo hayas hecho, deberías comprobar el sensor de daño de agua. Todos los terminales tiene uno y suele incluirse en la parte superior del mismo.

En la mayoría de casos tienen forma de punto o cuadrado blanco, por lo que es fácil de reconocer. Si está de color rojo es que se ha mojado y la garantía no lo cubrirá. Sin embargo, si sigue blanco, la garantía sí lo cubrirá.

¡Cuidado con el mar!

Si has tenido la mala pata de que el móvil se te caiga al mar (o cualquier masa de agua salada) lávalo con agua dulce. Sí, no es una broma, tendrás que volver a mojar el móvil, pero esta vez en agua dulce.

La sal es el peor enemigo para tu terminal y sería el fin del mismo si intentáramos utilizarlo con sal en su interior.

Seca el smartphone

Generalmente es lo primero que se hace, pero si hemos sacado la batería ya no es tan importante. Igualmente, si se te ha caído al agua, sécalo con papel absorbente o con un trapo, pero cuidado de moverlo mucho pues repartirás el agua por todo el terminal.

Aspira al vacío

No todo el mundo dispone de una aspiradora y una bolsa de cerrar al vacío, pero si lo tienes, este truco te será muy útil. Simplemente coloca el smartphone en la bolsa y genera un profundo vacío que extraiga hasta las partículas más pequeñas. De esta manera acelerarás altamente el proceso de secado.

Si no tienes nada de esto y no puedes hacerte con uno rápidamente, pasa al siguiente consejo.

Utiliza un secador

A priori parece sencillo, coges el secador de pelo y secas el móvil. Pero debes tener un cuidado especial, pues el calor excesivo podría terminar con tu dispositivo. Si bien es cierto que los terminales de hoy en día están diseñados para aguantar altas temperaturas, no es recomendable tentar a la suerte.

Una vez hayas terminado con el secador, deja el dispositivo secar a temperatura ambiente durante unos minutos.

En caso de que el agua haya alcanzado la pantalla, será muy complicado hacer que el calor evapore el agua, pero debes intentarlo. Si puedes y sabes desmontarlo para secar, mejor que mejor, si no sabes, no te la juegues. Este último paso queda bajo la responsabilidad de cada uno.

Mételo en arroz

Sí, el arroz funciona. Y la explicación es sencilla. El arroz absorbe la humedad, por eso, se has seguido los pasos anteriores, lo mejor es meterlo en un bol de arroz durante 24 horas, aunque aquí entra en juego la cantidad de agua que le ha entrado. Si es mucha, alarga el plazo.

Incluso podemos no usarlo durante una semana y dejarlo algunos minutos al día cara al sol para que se evapore el agua residual que hay en su interior.

Estos consejos te ayudarán, pero si puedes evitar que el smartphone se te caiga al agua, mejor. Sobre todo si es agua salada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios