corona digital

La e-krona evita que las transacciones queden en manos exclusivamente privadas,la corupción y la economía sumergida

La sociedad sueca cada día usa menos monedas y billetes, que se cuentan en coronas. Los datos más recientes de los que dispone el banco central del país, el Riksbank, indican que este año solo el 13 % de los ciudadanos ha pagado en metálico sus compras más recientes, cuando en 2010 el porcentaje era del triple. Pequeños comercios, servicios públicos y grandes empresas siguen esta tendencia y algunos ya no permiten pagar en efectivo. Un ejemplo que lo ilustra es que la cadena sueca Ikea está probando, desde el 1 de octubre, qué ocurre si elimina los pagos en metálico en uno de sus establecimientos en el país. De momento, se ha visto que genera problemas a los mayores.
  • 1