Telegram abandona su proyecto de plataforma TON
Ampliar

Telegram abandona su proyecto de plataforma TON

miércoles 13 de mayo de 2020, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
Telegram ha anunciado el fin del proyecto de su plataforma TON (Telegram Open Network), valorado en 1.700 millones de dólares y su criptomoneda Gram ante la larga y prolongada disputa con la SEC.

Telegram, la aplicación de mensajería de 400 millones de personas, anunció que ha renunciado a TON, la plataforma basada en blockchain, después de una larga y prolongada disputa con la SEC.

"Hoy es un día triste para nosotros aquí en Telegram. Anunciamos la interrupción de nuestro proyecto blockchain", escribió Pavel Durov, co-fundador de Telegram, en una entrada de blog. "La participación activa de Telegram con TON ha terminado."

Disputas legales con la SEC

Desde octubre, la SEC ha alegado que los 1.700 millones de dólares de Telegram en 2018 para la criptodivisa que alimenta la red, Grams, constituían una “oferta de valores ilegal”.

Aunque Telegram negó los cargos, la SEC consiguió un mandato judicial temporal tras otro, retrasando el lanzamiento de la red. Debido a una cláusula en el acuerdo de compra de Grams, Telegram prometió que devolvería las fichas si la red no se lanzaba antes del 30 de abril.

La red no se lanzó, así que Telegram ofreció devolver el dinero a los inversores. El proyecto se retiró en menos de dos semanas.

Los proyectos de terceros “Don’t trust” (No confíes)

Un grupo independiente de desarrolladores ha prometido que el proyecto continuará, aunque sin afiliación con Telegram. De hecho, los desarrolladores lanzaron su red llamada Free TON la semana pasada.

"Este es un lanzamiento comunitario; un lanzamiento público dirigido por personas que están interesadas en ver el trabajo de Free TON", dijo Ron Millow, jefe de ventas de TON Labs.

Un grupo independiente de desarrolladores ha prometido que el proyecto continuará, aunque sin afiliación con Telegram.

En su carta, Pavel Durov se distanció de los proyectos de terceros: "No les confíes tu dinero o tus datos. Ningún miembro presente o pasado de nuestro equipo está involucrado en ninguno de estos proyectos", agregando que “aunque pueden aparecer redes basadas en la tecnología que construimos para TON, no tendremos ninguna afiliación con ellas y es poco probable que las apoyemos de alguna manera", recalcó Durov.

Debate sobre TON y Gram

Telegram tenía la esperanza de que TON monetizara Telegram, que actualmente no tiene publicidad y no recoge datos de los usuarios. El plan inicial era que TON se integrara en la aplicación de mensajería, dándole al equipo la oportunidad de mantener la aplicación en marcha una vez que los miles de millones de VKontakte se agotaran.

No obstante, la demanda de la SEC, que desde octubre ha afirmado que la venta simbólica formaba una oferta de valores no regulada, detuvo todo esto. Mientras que los abogados de Telegram habían negado las acusaciones.

En el debate entre ambas partes, afirmaron que los inversores no estaban comprando Gram; estaban comprando el derecho a Gram, que les sería distribuido en algún momento después del lanzamiento de la red. Como Gram, aún no había sido acuñada, Telegram no ofrecía ningún tipo de valores, según su abogado.

Un juez que se negó a ceder

Sin embargo, la evidencia preliminar sugiere que el juez que preside el caso no estaba convencido. Este concedió a la SEC varias medidas cautelares temporales que impidieron el lanzamiento de TON, y, en una orden judicial del 24 de marzo, escribió "que la SEC ha mostrado una probabilidad sustancial de éxito al probar que el actual plan de Telegram para distribuir la Gram es una oferta de valores".

Telegram, en la parte posterior, el 29 de marzo preguntó a la Corte si podía distribuir los tokens a los inversores no estadounidenses, ya que más del 70% de sus inversores venían del extranjero.

"Esta decisión de la corte implica que otros países no tienen la soberanía para decidir lo que es bueno y lo que es malo para sus propios ciudadanos"

Eso también fue negado: “Telegram no muestra cómo retiene la cartera TON a los usuarios estadounidenses autodeclarados, que de otra manera son anónimos y podrían simplemente negarse a tener una dirección en Estados Unidos, sería eficaz o aplicable", escribió el juez el 1 de abril. "Cualquier restricción a un comprador inicial extranjero que pueda revender los Gram sería de dudosa aplicabilidad en el mundo real", concluyó.

Cuando llegó el plazo del 30 de abril, Telegram hizo un trato con sus inversores: ofreció devolverles el 72% de su participación, o dejar que Telegram se quedara con su dinero, y recibir el 110% de su inversión original para el 30 de abril de 2021.

Por último, Durov señaló el excesivo control de la SEC. "Esta decisión de la corte implica que otros países no tienen la soberanía para decidir lo que es bueno y lo que es malo para sus propios ciudadanos", escribió en el blog.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios