www.zonamovilidad.es
viernes 26 de febrero de 2021, 14:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Una de cada cinco empresas españolas quiere ampliar su ancho de banda, pero no pueden hacerlo porque no hay disponibilidad y un 10% aumentaría la velocidad, pero considera que el precio no es viable.

Los datos extraídos de la encuesta sobre la conectividad en España que ha elaborado la Confederación Española de Empresas de Tecnologías de la Información, Comunicaciones y Electrónica (CONETIC) desvelan además que actualmente el 98% de las empresas españolas tienen contratada algún tipo de tecnología de banda ancha.

En concreto, el 87% de los encuestados cuenta con fibra óptica contratada, un 60% con 4G, un 46% con ADSL, un 16% con fibra coaxial, un 8% con satélite, un 8% con otras tecnologías inalámbricas (LMDS, PLC, WIMAX) y un 4% cuenta con 5G.

El 41% considera estar satisfecho con la conexión contratada, pero para el 21% de las empresas la calidad de la banda ancha es baja o nula

En este sentido, el 41% considera estar satisfecho con la conexión contratada, pero para el 21% de las empresas la calidad de la banda ancha es baja o nula, siendo la fibra óptica la tecnología mejor valorada con un 4,3 sobre 5, mientras que el ADSL, utilizada por el 46% de las empresas se queda en un 2,3. La 5G todavía incipiente aprueba con un 3,1.

Asimismo, las empresas apuntan como principal queja los cortes intermitentes, la mala señal con el mal tiempo, la escasa cobertura, la existencia de polígonos donde no llega la fibra y la falta de proveedores.

“La conectividad y, en concreto la banda ancha en España, sigue teniendo algunos puntos negros que son necesarios mejorar"

“La conectividad y, en concreto la banda ancha en España, sigue teniendo algunos puntos negros que son necesarios mejorar, ya que las empresas necesitan esta conectividad porque es una tecnología indispensable para su transformación digital y para el desarrollo de la industria tecnológica”, apunta Tomás Castro, presidente de CONETIC. “Sin embargo, la tipología de servicio y la calidad del servicio varía en función de las provincias, lo que puede provocar la pérdida de oportunidades de desarrollo de negocio en determinadas zonas que no son grandes capitales pero no por ello dejan de tener actividad económica, más aún, si queremos que esta conectividad sirva para fijar población”, advierte Castro.

Apuesta clara por la fibra óptica y suspenso del ADSL

El informe afirma además que el 87% de las empresas trabajan con fibra óptica, que es la tecnología mejor valorada con una nota media de 4,3 sobre 5. De las cuales el 42% de las empresas tienen una velocidad de conexión de entre 100MB y 500MB, seguido de un 38% que dispone de 500MB y 1GB

Alicante, Cádiz Guadalajara, La Rioja, Lugo, Palencia y Vizcaya son las provincias en las que la fibra óptica logra una mejor valoración con una nota de 5, mientras que Albacete y Fuerteventura (con un 3) y León (con un 3,9) son las que peor valoración reciben en esta tecnología.

Los proveedores con la mejor valoración en fibra óptica son Lowi, MásMóvil, Euskaltel, Cableworld, Cogent, IdecNet, REDIris, Virgin Telco y Triunfotel.

Por proveedores, el 43% de los encuestados trabaja con Movistar (con una nota del 4,3) y el 19% con Vodafone (con una nota media de 4,2). Sin embargo, los proveedores con la mejor valoración (un 5) son Lowi, MásMóvil, Euskaltel, Cableworld, Cogent, IdecNet, REDIris, Virgin Telco y Triunfotel.

El ADSL, la tercera tecnología más usada de banda ancha por las emprsas, suspende, por su parte, suspende en nota media convirtiéndose en la peor valorada con una nota de 2,3 sobre 5 justo después del satélite que obtiene un 2,2 de media y sólo aprueba en Madrid.

Los proveedores con una mejor valoración por parte de los usuarios son Lcrcom con una nota de 5 sobre 5 y R con un 4 sobre 5.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios