La inversión en I+D en España recupera los niveles previos a la crisis de 2008
Ampliar

La inversión en I+D en España recupera los niveles previos a la crisis de 2008

miércoles 20 de mayo de 2020, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

De acuerdo a COTEC, la inversión española en I+D ha recuperado, una década después, los niveles previos a la crisis económica. Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), España invirtió en I+D un total de 14.946 millones de euros en 2018, una cifra similar a la de 2008 (14.701). Produciéndose un incremento de 883 millones de euros respecto a 2017, lo que supone una tasa de crecimiento de la inversión en I+D del 6,3% interanual, por encima del 6,1% observado un año antes.

A esta evolución en positivo han contribuido tanto el sector privado como el sector público. Este último ha incrementado su inversión en I+D por segundo año consecutivo, pero destaca la apuesta creciente del sector privado, que en los últimos cuatro años ha pasado de una inversión de 6.806 millones de euros en 2014, hasta los 8.484 millones de 2018. En este año, la tasa de crecimiento de la inversión en I+D empresarial ha alcanzado el 9,3%, por encima del 8,4% de 2017.

No se ha recuperado aún la inversión en I+D respecto al PIB

El crecimiento de la inversión, combinado con la desaceleración del PIB nominal, que bajó del 4,3% en 2017 al 3,5% en 2018, ha conducido a un mayor peso de la I+D en la estructura productiva, hasta situarse en el 1,24% del PIB, 3 centésimas más de lo registrado en 2017.

Sin embargo, pese a la positiva evolución de la inversión en I+D de los últimos años, España sigue estando muy lejos del nivel máximo de inversión respecto al PIB previo a la crisis, que alcanzó el 1,4% en 2010, así como también del objetivo del 2% que el Plan Estatal de Investigación Científica, Técnica y de Innovación mantiene para 2020, y que ya no es posible cumplir.

Europa pierde peso frente a China

La trayectoria reciente de España en I+D contrasta con la de la Unión Europea, que en 2018 ya invertía un 27% más que antes de la crisis. O, todavía más, con la de China, que en este periodo ha más que duplicado sus niveles de inversión en I+D, y desde 2015 invierte ya al mismo nivel que la Unión Europea. En el periodo 2009-2018, España acumula un aumento del 2,5%, inferior a los crecimientos observados en las otras cuatro grandes economías europeas: Alemania (38%), Reino Unido (21%), Italia (17%) y Francia (12%).

España presenta una importante brecha con la UE

El esfuerzo de España en I+D no solo está lejos del promedio comunitario, sino que la brecha aumenta cada año. La explicación de esta distancia entre España y la media de la UE en términos de I+D no hay que buscarla en el potencial económico. Si tomamos los valores medios de la UE-28 como un índice 100, la renta per cápita española alcanzaría los 91 puntos, mientras que la inversión en I+D por habitante se quedaría en 49. En 2018 había 5 países en Europa con menor renta por habitante que España, pero con una mayor apuesta por la I+D (Eslovenia, Estonia, Hungría, Portugal y República Checa).

El sector público tampoco ha recuperado los niveles de empleo en I+D previos a la crisis

En cuanto al empleo en I+D, en 2018 realizaban actividades de I+D en España un total de 225.696 personas, de las que 140.120 eran investigadores. Pero mientras en 2017 casi siete de cada diez nuevos puestos de investigadores se crearon en el sector público, en 2018 solo fueron 3 de cada 10. Mientras el sector público todavía no ha recuperado los investigadores que tenía en 2009, el sector empresarial tenía en 2018 casi un 18 % más.

No obstante, los investigadores públicos seguían siendo mayoría en España en 2018, con el 61 % del total, cuando en el promedio de la UE28 no llegaban al 47 %. En cualquier caso, España, con un 0,73 % de ocupados dedicados a la investigación, está por debajo del promedio europeo, del 0,93 %, y también por debajo de varios países con un potencial económico inferior. La brecha se debe al sector empresarial, cuyos investigadores solo suponen el 0,29 % del empleo total, cuando el promedio en la UE28 es el 0,50 %. En cambio, los investigadores del sector público español son 0,45 %, ligeramente por encima del promedio europeo de 0,43 % investigadores públicos por ocupado.

La evolución de la inversión en I+D por comunidades autónomas es muy desigual

La evolución de la inversión en I+D tras la crisis económica (medida en millones de euros corrientes) también ha sido muy desigual. En 2018, se contabiliza un total de ocho comunidades autónomas que han superado los niveles de inversión en I+D previos a la crisis. Se trata de Región de Murcia, Illes Balears, País Vasco, Cataluña, Comunitat Valenciana, Castilla y León, Galicia y Comunidad de Madrid. En el extremo opuesto encontramos a Cantabria, Extremadura y Principado de Asturias, que se encuentran todavía muy lejos de conseguirlo.

En el empleo en I+D, en 2018, solo País Vasco, Comunidad de Madrid, Comunidad Foral de Navarra y Cataluña, superaban la media de España en el porcentaje de personal en I+D sobre la población ocupada (1,15%). Respecto a su evolución, son seis los territorios que cuentan hoy con más personal en I+D que antes de la crisis: Islas Baleares, País Vasco, Cataluña, Galicia, Región de Murcia y Comunidad de Madrid.

Las empresas aumentan su inversión en I+D por cuarto año consecutivo alcanzando en 2018 un máximo histórico

En 2018, crece por cuarto año consecutivo la inversión en I+D de las empresas, hasta los 8.445 millones de euros, y además lo hace con mayor intensidad, un 9,3 %, frente al 3% y 8,4 % de 2016 y 2017. En 2018, crece por primera vez con fuerza el número de empresas con I+D interna, que ya son 10.843 (664 más que el año anterior). Pero todavía son poco más del 70 % de las de 2008. Esta reducción afecta sobre todo a las empresas pequeñas, ya que las grandes son solo un 8 % menos que ese año.

Según datos de Eurostat, en 2017, en España, la inversión era casi del 46 % realizada por las pymes y 54 % por las grandes, mientras en Alemania las empresas grandes realizaron el 92 % del esfuerzo; en Reino Unido (2016) el 79 %; en Francia el 73 % y en Italia el 63 %.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios