Xiaomi MI TV 4S
Ampliar
Xiaomi MI TV 4S

Mi LED TV 4S 55”, la democratización de la televisión 4K

jueves 06 de agosto de 2020, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Para el consumidor medio resulta difícil entender que una TV LED 4K HDR, con una pantalla de 55 pulgadas, enmarcada en finísimos listones de metal, con sistema operativo Android (y lo que conlleva), sonido estéreo Dolby audio / DTS-HD, Google Assistant integrado con mando por voz, conexiones WiFi de doble banda, Bluetooth, HDMI, USB, etc., etc. pueda costar 449 euros en la tienda oficial de Xiaomi y 399 en distribuidores como Media Markt; pero el hecho cierto, es que existe y que, a menor tamaño, menor precio.

Mi LED TV 4S 55” es un televisor con sistema operativo Android 9, capaz de integrar con facilidad cualquier plataforma de televisión, bien de operador, bien de compañías de contenidos como Netflix o Prime Video -empresas que la certifican e incluyen su enlace tanto en pantalla como en el mando-. Tiene un tamaño de 1,231 x 0,71 m, a la que hay que sumar la base si se quiere utilizar en modo sobremesa (el soporte de pared no está incluido). Pesa 12,45 kg sin pie y 12, 74 con el.

En términos de imagen encontramos un monitor con resolución 4K (3840 x 2160) con un ángulo de visión de 178° y una frecuencia de actualización o refresco de 60 Hz

Si bien los puristas de la imagen pretenderán compararla con alguna de las mejores televisiones del mercado como las OLED de LG, las Q LED de Samsung o las Master Series de Sony, cuyos precios se escriben con tres ceros, no cabe tal paralelismo, ya que el producto que hoy probamos es un electrodoméstico para disfrutar de alta resolución, agilidad de ejecución, aplicaciones en la TV, facilidad de uso, asistente virtual, acceso las plataformas de contenidos más populares, etc. prácticamente al alcance de a cualquier familia que, con mayor o menor esfuerzo, quiera adquirir una televisión.

En términos de imagen encontramos un monitor con resolución 4K (3840 x 2160) con un ángulo de visión de 178° y una frecuencia de actualización o refresco de 60 Hz; un detalle que otros fabricantes elevan a 120 Hz para que las imágenes en movimiento intenso (la mayoría de los deportes) se vean bien enfocadas y no dejen rastro y que Xiaomi muestra como característica de su televisión bajo el principio de ‘movimiento suave’. La diferencia de precio entre un panel de 60 Hz y uno de 120 Hz es considerable y esos 120 Hz en el sentido estricto, no son siempre reales, sino que utilizan técnicas para emularlos como asegura que hace Xiaomi.

Buenas conexiones y críticas al sonido

En cuanto al sonido, las especificaciones hablan de decodificador para Dolby Audio y de DTS-HD, dos formatos de audio multicanal. En el caso de Dolby, su tecnología de sonido ofrece nitidez, sonido envolvente 7.1, control de volumen automático, sonoridad mejorada, inteligencia para optimizar el audio y su compresión es mayor que la de DTS, su competencia directa. Sin embargo, los foros de Internet critican el sonido de MiTV y mucha gente asegura que han optado por incorporar Home Cinema o barras de sonido para solventar el problema.

También es verdad, que en el caso del terminal que hemos tenido a prueba, no lo apreciamos como un problema acuciante; porque la habitación en la que ha estado instalada no es muy grande, ni el entorno muy ruidoso.

El equipo lleva dispuestos dos altavoces estéreo de 10W con Bass Reflex, que para un uso cotidiano son más que suficientes. Igualmente, al llevar salida de audio de 3,5 mm y Bluetooth, se pueden vincular los cascos que consideremos; por ejemplo, unos auriculares inalámbricos.

Hablando de conexiones, la MiTV no viene falta de ellas. Muy al contrario, dispone de conexión WiFi de doble banda: 2.4 GHz / 5 GHz, tres puertos HDMI y otros tres Bluetooth, conexión para ordenador, videoconsola o decodificador, además de a fibra óptica. En cuanto a la emisión de televisión, propiamente dicha, incluye antena y conexión satelital. Más en detalle, conviene saber que el decodificador de imagen soporta compresiones MPEG 1/2/4, VP8/VP9, H264, PNG, GIF, JPG, etc.

Tampoco falla la televisión en términos de agilidad y el responsable de esa ‘alegría’ de movimiento es una SoC con un procesador ARM de cuatro núcleos Cortex A53, al que compaña una GPU Mali 470 MP3. La memoria es corta, sólo lleva una RAM de 2GB con 8GB de almacenamiento.

Mando por voz y asistente de Google

Con un sistema operativo Android de base y una parrilla de programación personalizada, el sistema se mueve con bastante precisión y agilidad y nos permite recurrir a las distintas guías de programación y aplicaciones que la multinacional americana y la china, conjuntamente, ponen a nuestro alcance.

Al activar la tele, las animaciones propias de Google nos recuerdan el tipo de aparato que tenemos delante y cuando ya se estabiliza la carátula, encontramos un primer panel, el principal,

desde donde podemos ir a HDMI (si tenemos una plataforma de televisión contratada) y disfrutar de nuestra TV de pago, al sistema de audio-video, al resto de los puertos HDMI o a la televisión convencional.

Con SO Android y una parrilla de programación personalizada, el sistema se mueve con precisión y agilidad y permite recurrir a las distintas guías de programación y aplicaciones que se ponen a nuestro alcance.

A continuación, empieza el despliegue de oferta de contenidos con recomendaciones de series, películas, juegos, aplicaciones, deportes, infantil y hasta Manga japonés. Movistar Televisión aparece por defecto, así como los accesos a Amazon y Netflix, conectados también desde el mando. La oferta es grande, el menú de posibilidades muy completo y los algoritmos de inteligencia artificial asociados al producto nos lleva a una carta de contenido ‘para nosotros’ que poco a poco aprende de nuestros gustos y que nos va contando qué considera que nos podría apetecer ver.

Y por si tenemos duda a la hora de realizar una búsqueda, tenemos prisa, cualquier tipo de curiosidad o queremos, por ejemplo, preguntar por la hora o el clima, MITV incluye el asistente de Google, de forma que a través de la voz podemos navegar por el menú, avanzar, retroceder dentro de un contenido, realizar búsquedas o, como a una lámpara maravillosa, pedirle que nos busque y nos muestre las cosas más disparatadas; las posibilidades son ilimitadas.

¿Recomendaríamos el MiTV? Sin duda. No todo el mundo puede pagar 5.000 o 6.000 € más suscripciones mensuales, para disfrutar de sus ratos de descanso en el hogar. Se cumple el principio de BBB.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios