Pros y contras de que Grecia se acoja al Bitcoin
Ampliar

Pros y contras de que Grecia se acoja al Bitcoin

martes 07 de julio de 2015, 12:03h

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

La situación de Grecia tras el referéndum en el que ha salido el “no” a pagar la deuda a Europa y su consiguiente enfrentamiento con el BCE ha desatado todo tipo de especulaciones. La estancia de Grecia dentro del euro está más dudosa que nunca y eso ha provocado que se llegue incluso a sopesar la idea de empezar a usar la divisa de los bitcoins en el país heleno.

En realidad esto parece del todo improbable. Primero, porque el BCE puede procurar otra ayuda económica y a ablandar las retribuciones del país heleno, quitando parte de la deuda. Segundo, porque en caso de que Alemania se oponga a más concesiones económicas y acabe expulsada Grecia del euro (algo que sería catastrófico para el país), ésta probablemente volvería a su moneda dracma.

Es tan poco posible que Grecia empiece a usar la divisa digital que, hace unos meses, el ex ministro Varoufakis, hizo un tweet el día de los inocentes insinuando esta posibilidad…pero los tiempos han cambiado bastante en Grecia estos dos meses.
Sea como fuere la posibilidad de que el bitcoin llegue a ser una divisa a utilizar por algun país existe, improbable pero posible. Es por esto que a continuación os detallamos las ventajas y desventajas de esta peculiar divisa. Los compañeros de Vozpopuli las han resumido bien de la siguiente manera:

Ventajas del bitcoin

Entre las ventajas de la divisa digital están:

- No necesita respaldo de un tercero: El bitcoin no está regulado por ningún organismo como el BCE o la Reserva Federal, sino que precisa de confianza entre el emisor y el receptor

- No tiene comisiones. Este es uno de los puntos que más puede beneficiar a las compañías, pero también a los usuarios. El protocolo bitcoin tiene una comisión ínfima (0.0001BTC9). Además, la moneda vale en todo el mundo, por lo que si viajamos al otros extremo del globo siempre podríamos pagar en bitcoins (si la tienda lo permite), o sacarlos de nuestra cuenta en el cajero sin ningún tipo de comisión. Por el momento, en España no sería fácil: apenas hay 1.000 establecimientos en todo el país que permiten el pago en bitcoins, aunque su número crece.

- Transacciones muy rápidas. Con bitcoin, las transacciones entre cuentas corrientes son instantáneas, algo que no suele ocurrir con los bancos tradicionales.

- La seguridad. García asegura que "es más sencillo entrar en los servidores del BCE que conseguir piratear el protocolo bitcoin. Este es opensource y todo el mundo puede acceder a él. Cuando sale un primer fallo de seguridad todos lo arreglan. Todo el mundo en seguida lo publica, lo actualiza. Un banco no tiene esa instantaneidad, tarda 48 horas en darse cuenta de que tiene un problema de seguridad".

- Aparentemente ha conseguido frenar la especulación. A principios del 2014, bitcoin saltó a las noticias precisamente por los elevados precios superiores a 1.200 dólares que alcanzó. Estaba siendo fruto de la especulación, y al no tener una autoridad central que pudiera frenarla, ésta se había desmadrado. "La volatilidad fue alta, desde luego muy superior a la de una divisa tradicional, aunque desde el pasado otoño las fluctuaciones fuertes han parado y en este 2015 tenemos una moneda muy estable, con tendencia al aumento de valor", dice García.


Desventajas del bitcoin

No obstante, esta moneda, también tiene sus desventajas y peligros.

- Necesita de una conexión a internet y un dispositivo (PC, tableta o smartphone). Es, por tanto, útil sólo en los sitios donde haya conexión a internet, espacios que van creciendo pero que aún no abarcan ni mucho menos todo lo que sería necesario.

- Un valor poco ajustado a los precios habituales. El número de bitcoins es limitado: 21 millones de unidades en el mundo. Esto, que es posible que no cambie, lleva al motivo lógico de que si la moneda se usa cada vez más, tenderá a aumentar su valor aunque sea lentamente. Aunque este hecho es positivo para los que ya posean bitcoins. Por ejemplo, este lunes el bitcoin se cambia por 250 euros. Tal vez muy incómodo para pagar, por ejemplo, unas bebidas en un bar. La solución que posiblemente se dará, es elevar el número de fracciones en que se puede dividir, que ahora mismo está en 8 (cada fracción valdría, así, 31 euros). Si se aumenta a 16 o incluso 32 fracciones, algo que se está valorando, su valor se reduciría y sería más cómodo de utilizar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.