www.zonamovilidad.es
Apple, demandada por obsolescencia programada en modelos de iPhone antiguos
Ampliar

Apple, demandada por obsolescencia programada en modelos de iPhone antiguos

Por Gabriela Galdón López-Quesada
x
ggaldonlqgmailcom/9/9/15
jueves 16 de junio de 2022, 19:28h

Escucha la noticia

Apple se enfrenta a una demanda de 750 millones de libras (878 millones de euros) en Reino Unido, después de que un defensor de los derechos del consumidor haya presentado una demanda acusando al gigante tecnológico estadounidense de ralentizar en secreto los modelos de iPhone más antiguos.

Hace una semana, Justin Gutmann, defensor de los derechos del consumidor, acusó a Apple de ralentizar en secreto los iPhones más antiguos. Ahora, el gigante tecnológico se enfrenta a una demanda de 750 millones de libras (878 millones de euros).

Apple introdujo esta actualización de software para ocultar que las baterías del iPhone pueden haber tenido problemas para ejecutar el software iOS más reciente

Gutmann ha confesado que Apple ha acelerado el rendimiento de los iPhones más antiguos. Para ello, la compañía aconsejaba a las personas con iPhones antiguos que se instalasen las actualizaciones para “mejorar el rendimiento de su dispositivo”. Según Gutman, Apple introdujo esta actualización de software para ocultar que las baterías del iPhone pueden haber tenido problemas para ejecutar el software iOS más reciente y en vez de retirar productos u ofrecer baterías de reemplazo, la empresa animó a los usuarios a descargarse las actualizaciones.

Además, Gutmann asegura que Apple en ningún momento dijo que esta actualización podría ralentizar su dispositivo. Otra acusación que ha recibido los de Cupertino es que la actualización se introdujo para enmascarar la incapacidad de las baterías de iPhone más antiguas para hacer frente a las demandas de los sistemas operativos más nuevos.

“Nunca hemos hecho, y nunca haríamos nada para acortar intencionalmente la vida útil de ningún producto de Apple”

Ante estas acusaciones, Apple ha señalado en un comunicado que "nunca hemos hecho, y nunca haríamos nada para acortar intencionalmente la vida útil de ningún producto de Apple, o degradar la experiencia del usuario para impulsar las actualizaciones de los clientes. Nuestro objetivo siempre ha sido crear productos que aman a nuestros clientes, y hacer que los iPhone duren el mayor tiempo posible es una parte importante de eso”.

El reclamo de Gutmann ante el Tribunal de Apelaciones de Competencia busca daños y perjuicios para 25 millones de usuarios de iPhone por una suma de 768 millones de libras. Este reclamo alega que Apple ralentizó el rendimiento de los iPhone más antiguos, en un proceso conocido como "aceleración", para evitar retiros o reparaciones costosas. Además, está relacionado con la introducción de una herramienta de administración de energía lanzada en una actualización de software para usuarios de iPhone en enero de 2017, para combatir problemas de rendimiento y evitar que los dispositivos más antiguos se apaguen abruptamente mientras luchaban con la sobrecarga de un nuevo sistema operativo.

“Apple engañó a las personas al ocultar una herramienta en las actualizaciones de software que ralentizaba sus dispositivos hasta en un 58%"

Por su parte, Gutman ha explicado que "en lugar de hacer lo honorable y legal por sus clientes y ofrecer un reemplazo gratuito, un servicio de reparación o una compensación, Apple engañó a las personas al ocultar una herramienta en las actualizaciones de software que ralentizaba sus dispositivos hasta en un 58 por ciento. Lanzo este caso para que millones de usuarios de iPhone en todo el Reino Unido reciban reparación por el daño sufrido por las acciones de Apple".

Los modelos cubiertos por la reclamación son los modelos iPhone 6, 6 Plus, 6S, 6S Plus, SE, 7, 7 Plus, 8, 8 Plus y iPhone X. En cuanto a los dueños de estos modelos, no necesitarán unirse activamente al caso para buscar daños y perjuicios.

El MIT halla una vulnerabilidad no parcheable en el PAC de los chips M1 de Apple

Leer más

Puerta de la batería

La demanda de Gutmann se produce dos años después de que se resolviera un caso parecido en Estados Unidos. En 2020, Apple acordó pagar 113 millones de dólares para resolver las acusaciones de que ralentizaba los iPhone más antiguos. Treinta y tres estados de EE. UU. alegaron que la compañía había hecho esto para empujar a los usuarios a comprar nuevos dispositivos. Ante esta situación, millones de personas se vieron afectadas cuando los modelos de iPhone 6 y 7 y SE se ralentizaron en 2016.

En ese acontecimiento, Apple se negó a comentar, pero, previamente había dicho que los teléfonos se ralentizaron para preservar la vida útil de la batería.

Finalmente, Claire Holubowskyj, analista de la firma de investigación Enders Analysis, ha explicado que problemas como este pueden seguir pasando, debido a las limitaciones técnicas del envejecimiento de las baterías. "La tecnología en los dispositivos más nuevos mejora a pasos agigantados, no de forma constante, lo que crea problemas al lanzar actualizaciones de software que tienen que funcionar en dispositivos con capacidades a menudo muy diferentes", ha concluido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios