Sede central de Check Point en Israel
Ampliar
Sede central de Check Point en Israel

Check Point celebra su 25 aniversario y predice un 2019 “más peligroso”

martes 27 de noviembre de 2018, 18:30h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

La firma israelí de ciberseguridad Check Point ha celebrado este año su 25 aniversario como proveedor de soluciones de seguridad informática y ha aprovechado para presentar sus predicciones del próximo año.

2019 será un año “más peligroso” en el que los ciberdelincuentes van a seguir utilizando malware inteligente con capacidades de movimiento lateral, predice Check Point. Dejando ya atrás un 2018 donde las compañías se han enfrentado a un aumento sin precedentes en el volumen de asaltos contra sus endpoints y contra sus redes, y en el que el porcentaje de ataques avanzados sigue creciendo y lo seguirá haciendo durante el próximo año, la seguridad avanzada se ha convertido en una necesidad “vital” para mantener las corporaciones protegidas contra los cibercriminales.

"La próxima generación de ataques será aún más inteligente que la que estamos viendo ahora"

“La evolución de los ciberataques y de la ciberseguridad en los últimos 25 años ha sido rápida y sigue acelerándose”, ha destacado, durante la comida con los medios que la firma ha celebrado con motivo de su 25 aniversario, Mario García, director general de Check Point para España y Portugal. “El desarrollo de nuevas formas de protección contra esas amenazas ha sido un desafío constante. Y una cosa es segura, la próxima generación de ataques será aún más inteligente que la que estamos viendo ahora”, ha advertido el directivo.

Durante su intervención, García ha hecho hincapié en la necesidad de que las organizaciones impulsen la concienciación y “eduquen” a sus trabajadores para evitar volver a escenarios delicados como los vividos durante este 2018.

La ciberseguridad de 2019 pasa por luchar contra ransomware y malware cada vez más avanzado

“Si observamos el nivel de industrialización y beneficios que mueve la industria del cibercrimen, podemos esperar que la progresión siga en aumento en cuanto a la complejidad y número de ataques”, ha comentado Eusebio Nieva, director técnico de Check Point para España y Portugal, también durante su intervención en la comida de aniversario.

En este sentido, el ransomware ha destacado en 2018 como una importante fuente de dinero fácil para los ciberdelincuentes, y también como camuflaje para ocultar propósitos aún más destructivos. Más allá, la firma ha advertido de que para 2019 se puede esperar ver “grandes ataques orquestados en todo el mundo similares a WannaCry”.

El negocio del cibercrimen supera los 1,5 billones de dólares

De este modo, la disminución del uso de exploits para apuntar a vulnerabilidades pasa obligatoriamente por un necesario refuerzo de la seguridad de los sistemas operativos, lo que pasará a un aumento en el uso de técnicas básicas de hacking provocadas por errores humanos. Aunque, Check Point señala directamente a un emergente número de “ataques dirigidos muy avanzados y patrocinados por países”, que seguirán aumentando en 2019.

Y aunque este mundo pueda parecer cosa de poco, varios informes apuntan a que las cifras del negocio del cibercrimen superan los 1,5 billones (españoles) de dólares, lo que convierte a esta actividad en la decimotercera economía mundial (equiparándolo con el PIB de países), algo que podríamos asemejar al nivel de naciones como Rusia, unas cifras, sin embargo, que según la compañía son unas “estimaciones bastante conservativas”.

El IoT en el punto de mira

Sin embargo, si hay un sector delicado ese es el del Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), no sólo como objetivos directos, sino también como el punto “principal” de entrada debido a que estos dispositivos, a menudo, “son menos seguros que las redes, los endpoints o los centros de datos locales”.

También asistiremos durante 2019 a ataques de phishing dirigidos, que serán cada vez más frecuentes y una estrategia de ataques más popular.

Ciberataques a entornos cloud

Por otro lado, una gran tendencia que se recoge de este 2018 y que los analistas de Check Point predicen que va a seguir creciendo son los ataques a entornos cloud. Esto se debe principalmente a dos factores, en primer lugar, que el 70% de las empresas europeas ya cuentan con nubes híbridas (cloud y servidores), y en segundo lugar, a que la tecnología cloud y su infraestructura es relativamente nueva, por lo que todavía vamos a asistir a la explotación de vulnerabilidades que proporcionan puertas traseras que permiten a los ciberdelincuentes acceder a los archivos de las empresas y distribuir malware.

El 50% de los incidentes gestionados en 2018 por Check Point estaban relacionados con el cloud

Más allá, según los datos de Check Point, el 50% de los incidentes gestionados por la firma estaban relacionados con el cloud y más de la mitad de ellos con la adquisición de aplicaciones SaaS o servidores alojados.

Sin embargo, Check Point espera que los cibercriminales se dirijan a departamentos y empleados concretos de la compañía, conocidos como ‘speer phishing’, con el fin de conseguir recompensas más lucrativas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios