www.zonamovilidad.es
Ciudades inteligentes colaborativas
Ampliar

Ciudades inteligentes colaborativas

viernes 16 de septiembre de 2016, 17:43h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

Esta semana se han reunido en la ciudad de Yinchaun, en el norte de China, la segunda reunión del Smart City Event. En el evento, que ha congregado a 900 delegados de 105 ciudades, se ha subrayado la importancia de la colaboración ciudadana en el desarrollo de ciudades inteligentes.

A día de hoy, las ciudades ya son inteligentes

Cuando hablamos de ciudades inteligentes, mucha gente piensa en urbes futuristas metalizadas, libres de humos, regentadas por robots y con coches voladores. Es la típica estampa que nos ha introducido Hollywood en la cabeza, y puede que un día sea así. Lo cierto es que, a día de hoy, las ciudades ya son inteligentes ya que existen muchas funcionalidades que provee Internet y la colaboración ciudadana.

Es por eso que en este segundo Smart City Event el tema principal ha sido la humanización de estas ciudades conectadas y sus aportaciones sociales.

Ejemplos de ciudades inteligentes

Por ejemplo, en la israelíta Tel Aviv los ciudadanos desde que tienen 13 años se les asigna un perfil digital, también a través de una app, que les permite estar informados sobre servicios municipales y novedades interesantes para ellos. Por ejemplo, cortes de carreteras por obras o plazas escolares en colegios cercanos a sus hogares.

En Londres –desde que yo residía ahí en 2010- el servicio público del metro te informa directamente al correo de cortes de líneas o programación. Es una simple ‘newsletter’ pero es una utilización de Internet y de la geolocalización para ofrecer un servicio al ciudadano.

Otro ejemplo claro de ayuda son las aplicaciones de parking. En muchas ciudades (como Boston o Madrid) existen aplicaciones para paga el parquímetro, evitando así al ciudadano multas por tiempo o ahorrándole tiempo en colas en la máquina para coger el boleto.

Aplicaciones colaborativas

Los ejemplos anteriores son unidireccionales. Son servicios públicos o privados que ofrecen información al ciudadano para facilitarle la vida y también para que en la ciudad haya menos caos.

Por otro lado están las aplicaciones que permiten al usuario responder y colaborar. En estas, la información está constantemente actualizada por ellos mismos. Además, es una manera de personalizar la relación entre las autoridades y la gente, gracias a ese diálogo virtual. “Con estas aplicaciones los ciudadanos sienten que alguien les escucha y soluciona los problemas”, manifestaba un ejecutivo en la conferencia.

Un ejemplo de este tipo es el de la aplicación que permite a los ciudadanos anunciar cuando dejan un aparcamiento libre, o las que permiten informar de desperfectos en la carretera al ayuntamiento. Aunque hecha la ley, hecha la trampa. También han salido varias apps que atentan contra el conjunto de la sociedad como aquellas por las que el usuario puede informar de controles policiales para que los demás los esquiven.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios