www.zonamovilidad.es
martes 16 de marzo de 2021, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
Según la 24ª Encuesta Mundial de CEOs de PwC sobre las tendencias globales de 2021, los CEOs españoles planean invertir más en digitalización: el 56% incrementará la inversión para transformarse digitalmente; el 34% para mejorar la eficiencia y el 30% lo hará en ciberseguridad.

El 76% de los CEOs encuestados esperan una mejora de la economía mundial en 2021. Una cifra muy por encima del 22% registrado el año pasado y del 42% de 2019, y que supone el mayor nivel de optimismo desde 2012, cuando se incluyó esta pregunta en el estudio.

Inversión en transformación digital

Casi la mitad (49%) de los CEOs mundiales espera incrementar sus inversiones en transformación digital un 10% o, incluso, por encima, en los próximos tres años. Sin embargo, a pesar de la máxima preocupación por los ciberataques, esta ansiedad no se traduce, todavía, a nivel global, en un incremento similar de las inversiones en ciberseguridad.

Si hablamos de los CEOs españoles, el 56% espera aumentar, un 10% o más, sus inversiones en digitalización; mientras que el 34% apuesta por la mejora de la eficiencia y el 30% en ciberseguridad.

El 82% cree que la coyuntura económica mejorará

Los máximos ejecutivos españoles son partícipes de esta mejora de las expectativas: el 82% cree que la coyuntura económica mejorará, ya sea moderada (el 44%) o significativamente (el 38%). Este rebote en la percepción de la evolución de la economía es generalizado en todas las áreas geográficas, pero, especialmente, entre los CEOs de Norteamérica (86%) y de Europa Occidental (76%).

El 38% dice estar muy confiado en el crecimiento de su facturación en 2021.

Los análisis de PwC estiman que el PIB mundial podría recuperar el tamaño que tenía antes de la pandemia en el último trimestre de 2021 o a principios de 2022. Las expectativas favorables se trasladan también a la confianza de los máximos ejecutivos sobre la evolución de los ingresos de sus empresas, especialmente, en el medio plazo. El 36% afirma estar muy confiado en el crecimiento de sus compañías en los próximos doce meses y el 47% en los próximos tres años. Unos porcentajes que se disparan al 85% y al 89%, respectivamente, si sumamos, los que se declaran simplemente confiados.

En el caso de los CEOs españoles, la opinión es muy similar: el 38% dice estar muy confiado en el crecimiento de su facturación en 2021 y, el 40%, en los próximos tres años. Y solo un 16% no espera aumentar sus ingresos este año. Este incremento de los ingresos va a producirse, fundamentalmente, de forma orgánica (según el 80%), y gracias a la mejora de la eficiencia operativa de las empresas (según el 66%).

Tecnología y crecimiento de las plantillas de trabajo

Por sectores, sin embargo, la fotografía a nivel global de las expectativas de las empresas varía en función del impacto de la pandemia. Los directivos con previsiones más halagüeñas sobre el crecimiento de sus ingresos son los de sectores como los de tecnología y telecomunicaciones. Por el contrario, los de transporte y logística, y turismo y ocio son los más pesimistas.

Donde se observan algunas diferencias entre las expectativas de los primeros ejecutivos globales y españoles es respecto al crecimiento de sus plantillas. Mientras que el 44% de los CEOs mundiales esperan aumentar sus plantillas en los próximos doce meses, el 35% confía en mantenerlas y solo el 21% reducirlas. En el caso de los españoles, el 34% prevé aumentar el número de empleados, un 22% mantenerlo y un 42% reducirlo. Sus previsiones de empleo mejoran significativamente a tres años vista.

Riesgos y amenazas para los CEOs

La pandemia y la crisis sanitaria es la principal amenaza para el crecimiento de las empresas, según los CEOs mundiales, seguida del incremento de los ciberataques, a consecuencia de los avances en materia de digitalización. La sobre regulación se sitúa en tercer lugar y mantiene extremadamente preocupados al 42% de los entrevistados.

Entre los riesgos que suben este año, destacan la incertidumbre de las políticas fiscales, que pasan del puesto quince al séptimo, debido al fuerte aumento del endeudamiento de los Estados para luchar contra los efectos de la pandemia y al temor, por parte de los directivos, de una subida de los impuestos a las empresas. La desinformación está teniendo un impacto en los procesos electorales, en la crisis sanitaria y en el deterioro generalizado de la confianza de los ciudadanos.

Las preocupaciones de los CEOs españoles son similares a las de sus homólogos globales, aunque llama la atención el distinto orden: la sobre regulación con un 74%, seguida de la incertidumbre política con un 70%, el populismo, 70%, y la pandemia, 68%.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios