www.zonamovilidad.es
miércoles 29 de diciembre de 2021, 09:15h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

Más de la mitad de la población usuaria manifiesta haber sido víctima de alguna incidencia de seguridad online en los primeros seis meses de 2021. La recepción de correos indeseados es el incidente que más ha afectado a la ciudadanía, con un porcentaje de casi el 85%. Seis de cada diez usuarios han sufrido alguna situación de fraude, un punto porcentual menos que en el semestre anterior. Estas son algunas conclusiones del informe semestral de ObservaCiber.

El informe semestral de ObservaCiber ha presentado los resultados del primer semestre de 2021 dentro del ‘Estudio sobre percepción y nivel de confianza en España. Cómo se protege la ciudadanía ante los ciberriesgos’. Este documento tiene como objetivo analizar los hábitos, incidencias y percepción en materia de ciberseguridad, así como el grado de confianza digital de las personas usuarias de las tecnologías e Internet en España.

Entre enero y junio de 2021, según los datos recogidos de las encuestas a la población internauta, se aprecia un aumento del uso de los pagos a través de Internet (61%), del acceso a contenidos digitales de pago o suscripción (45%) y también de los cursos y formación online (26%).

El 55,3% de internautas ha experimentado algún incidente de ciberseguridad

Según el estudio de ObservaCiber, el porcentaje de personas usuarias que declaran haber sufrido una incidencia de ciberseguridad grave ha descendido casi 2 puntos porcentuales hasta situarse en un 28%. Aun así, más de la mitad de la población internauta, un 55,3%, ha experimentado algún incidente de ciberseguridad durante los primeros seis meses de 2021, un dato ligeramente inferior al 55,8% registrado durante el semestre anterior. La recepción de correos indeseados tipo spam es la incidencia más reportada (85%), seguida de los virus informáticos u otros códigos maliciosos (14%).

Además, crece hasta el 61% el número de personas que han realizado algún cambio en sus hábitos de navegación online tras sufrir un problema de seguridad. Estas acciones se centran sobre todo en el cambio de contraseña, la utilización de un gestor de contraseñas o la actualización de las herramientas de privacidad.

La recepción de correos indeseados tipo spam es la incidencia más reportada (85%)

Por otro lado, seis de cada diez usuarios han sufrido alguna situación de fraude durante el primer semestre de este año, una cifra ligeramente más baja con respecto al periodo anterior. Los hombres continúan experimentando con mayor frecuencia que las mujeres situaciones de fraude.

Un dato positivo es que han aumentado hasta cerca del 30% las personas internautas que han modificado sus hábitos de compra tras sufrir una situación de fraude. Ahora realizan comprobaciones básicas según las recomendaciones dadas.

Medidas y hábitos de seguridad en Internet

El uso de medidas de seguridad automatizables en el ordenador del hogar ha disminuido de nuevo en el primer semestre de 2021 de manera generalizada, a excepción del firewall o cortafuegos (32%) y los programas antispam (24%).

En el caso de las medidas de seguridad activas, destaca el incremento del uso de contraseñas (60%). En cuanto a los dispositivos móviles, continúa aumentando la utilización de las diferentes opciones de seguridad disponibles, como el pin o patrón de desbloqueo (87%), el bloqueo automático (68%), el encriptado de datos (19%) y los gestores de contraseñas (43%).

En el caso de medidas de seguridad, destaca el incremento del uso de contraseñas (60%).

Sin embargo, se aprecia una disminución en el uso de copias de seguridad y antivirus, especialmente entre el género masculino. Por otra parte, crece el porcentaje de mujeres que realizan actualizaciones del sistema operativo y aplicaciones.

Hábitos de comportamiento en la navegación y uso de Internet

En el primer semestre de 2021 se percibe una mejora de la conducta de la población usuaria de la banca online y el comercio electrónico. Tanto hombres como mujeres vigilan periódicamente los movimientos de sus cuentas bancarias y realizan comprobaciones para asegurarse de que el sitio web es fiable.

Con respecto al uso de las redes sociales, las mujeres siguen siendo más prudentes a la hora de publicar información propia. El 44% tiene configurado su perfil para que solo pueda ser visto por sus amigos o contactos, mientras que en los hombres este porcentaje se sitúa en el 38%.

Lo mismo ocurre a la hora de descargar aplicaciones en dispositivos. Ellas tienden más a descargar apps de plataformas oficiales y solo un 7% lo hacen desde sitios no oficiales, frente a un casi 15% de los hombres.

El 55% de la población tiene confianza para pagar con tarjetas de crédito en sitios públicos

Más de la mitad de la población internauta (55%) asegura tener mucha confianza en la realización de pagos con tarjetas de crédito en establecimientos públicos. En cuanto a las operaciones bancarias, aunque la preferencia sigue siendo realizarlas físicamente en la sucursal, cerca de la mitad de la población usuaria, el 48%, las hacen de manera online.

El 51% de las personas encuestadas confían en dar información personal físicamente a organismos públicos.

El 51% de las personas encuestadas confían en dar información personal físicamente a organismos públicos. Sin embargo, a la hora de facilitarla en un portal online, el porcentaje desciende al 43%.

La mitad de la población usuaria considera que la falta de conocimientos sobre seguridad en las nuevas tecnologías limita su uso (51% de mujeres y 46% de hombres). El riesgo que más preocupa a ambos géneros es la infección por malware en el equipo o dispositivo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios