Prueba teclado profesional

HHKB Professional 2, todo lo que se puede decir de un teclado
Ampliar

HHKB Professional 2, todo lo que se puede decir de un teclado

domingo 19 de mayo de 2019, 20:30h

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

Sorprendente, esa es la palabra; el HHKB Professional 2 es un producto sorprendente. A primera vista, parece un teclado compacto que esperas se retroilumine cuando lo conectas, pero no. Esconde muchos secretos, pero no retroiluminación

Y entonces comprendes que cuando una empresa envía a un 'tester' un teclado para que lo pruebe y escriba sobre él, como ahora mismo hacemos es porque tiene que tener algún secreto. Máxime si consultas y descubres que su precio no baja de 300 euros, nuevo y 230 de segunda mano.

La cuestión es que, como su nombre indica, se trata de un teclado profesional automático, configurable, del cual se espera que compres uno en la vida, porque no se va a deteriorar ni a romper y si se cambia de ordenador y, en consecuencia, de sistema operativo, el tablero se puede modificar y adaptarse.

En nuestro caso, probamos el producto en negro, apto sólo para personas que saben escribir en el llamado 'modo ciego' o programan con los comandos memorizados. Las indicaciones del producto señalan que está especialmente indicado para Linux.

¿Y por qué? Porque las letras no contrastan al ir negro sobre negro. Evidentemente, hay un modelo en blanco para quienes quieran diferenciar mejor el valor del pulsador que aprietan.

El pequeño japonés

HHKB, desglosado significa Happy Hacking Keyboard y es un producto fabricado por la japonesa PFU Limited, bajo diseño de Eiiti Wada, de quien Wikipedia dice que es un pionero nipón del mundo de la informática. La idea es reducir el número de teclas (que no restar funcionalidad) y en vez de los 104 pulsadores habituales de un teclado Windows, queda reducido a 60, de forma que reduce su tamaño el tablero, pero no las teclas.

HHKB, desglosado significa Happy Hacking Keyboard y es un producto fabricado por la japonesa PFU Limited, bajo diseño de Eiiti Wada

Además, su formato ergonómico, con peso suficiente para permanecer fijo en el sitio a pesar de su tamaño, con patas dobles que permiten tres posiciones y diseño ligeramente curvado o prismático, facilita el acceso a las diferentes filas de teclas que se disponen en modo ascendente.

Pulsadores Topre

Cada uno de los pulsadores es de la marca Topre, algo así como el Ferrari de las teclas. Montan sobre un muelle de retorno efectivo y rápido que facilita la escritura y disminuye la fatiga.

Se trata de un teclado QWERTY, pero a la vista con disposición americana; tiene unas dimensiones de 294 x 110 x 39.9 mm, con un peso de 530 g. y, curiosamente, incluye en su trasera dos puertos USB y otro mini-B con un cable de 1,8 m incluido en la caja. Las teclas PBT son resistentes y están fabricadas en tereftalato de polibutileno; la barra espaciadora es ABS. El etiquetado de la tecla es sublimado, lo que significa que no se desgasta y está montado en negro sobre gris.

DIP

Pero, tal vez lo que mas llama la atención es que en la trasera y bajo una discreta tapa hay una minúscula botonera de seis interruptores que combinados correctamente modifican la funcionalidad a gusto del usuario.

Por ejemplo, si en vez de en modo eliminar se prefiere que 'delete' sea la tecla de retroceso, basta con subir con un minidestornillador, la palanca tres. Mirándolo de frente y con las patas hacia abajo se disponen de forma lógica, con el uno a la izquierda.

CÓMPRALO YA


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.