HP apoya al CSIC para acelerar la investigación de una vacuna para la COVID-19
Ampliar

HP apoya al CSIC para acelerar la investigación de una vacuna para la COVID-19

lunes 13 de julio de 2020, 18:11h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

HP ha donado al Consejo Superior de Investigaciones Científicas su dispensador digital HP D300e para el estudio y análisis de la interacción de las proteínas “pico” de la Covid-19 con anticuerpos de suero de pacientes positivos y su posterior monitorización para alcanzar la inmunidad total contra el virus.

Esta donación se enmarca en la estrategia de compromiso de HP en la lucha contra la Covid-19. “En HP creemos que la combinación de ciencia e innovación en esta emergencia sanitaria ha supuesto un valor diferencial en la lucha contra esta pandemia”, ha explicado Helena Herrero, presidenta de HP para España y Portugal. “Desde el primer día, nuestro compromiso se ha centrado en ayudar a las personas y la sociedad, y luchar en primera línea contra la enfermedad”, apunta la directiva.

"Creemos que la combinación de ciencia e innovación en esta emergencia sanitaria ha supuesto un valor diferencial en la lucha contra esta pandemia”

Gracias a ello, el CSIC podrá usar la dispensadora digital de HP para investigar cuestiones clave a la hoar de conocer cómo reacciona la proteína SPIKE de la Covid-19 en la población más expuesta a la enfermedad o que presenta mayores factores de riesgo o patologías que les hacen más vulnerables a la enfermedad como es el caso de profesionales sanitarios, fuerzas de seguridad, personas de avanzada edad o grupos de riesgo.

Además, contribuirá en la investigación de nuevos fármacos capaces de controlar la interacción del receptor ACE2 de la proteína S del coronavirus, la principal puerta de entrada del virus y mapear la proteína pico del SARS-COV-2 empleando distintos fragmentos y epítopos de proteínas.

HP D300e

La HP D300e es una bio impresora que permite una dispensación (o impresión) más rápida y fiable de moléculas pequeñas y biomoléculas directamente en las placas de ensayo.

La tecnología funciona de una manera similar a los cartuchos de microfluidos de las impresoras de tinta, con la diferencia de que dispensa sin contacto volúmenes de 11 picolitros a 10 microlitros de moléculas pequeñas de forma rápida y precisa, lo cual permite una optimización de las muestras, consiguiendo unos resultados más rigurosos y consistentes que con la manipulación manual y la reducción significativa de los costes y del tiempo.

Gracias a esta tecnología, el CSIC confía en poder tener las proteínas “pico” recombinantes de la Covid-19 en un par de semanas y desarrollar el estudio que, previamente validado, se aplicará de forma masiva a la población.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios