La inteligencia avanza en el sector armamentístico
Ampliar

La inteligencia avanza en el sector armamentístico

sábado 22 de octubre de 2016, 13:09h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
Kai Kloepfer, joven americano de tan solo 19 años, ha ido un paso más allá en el IoT y crea una pistola que únicamente puede disparar tras el desbloqueo vía dactilar por parte del propietario. La iniciativa ha visto la luz en el Simposio de Armas Inteligentes de San Francisco.

Tal y como se preguntaba Ron Conway, copatrocinador del evento en la que se expuso el proyecto, si existen teléfonos y relojes con posibilidades de ser desbloqueados mediante huella dactilar, “¿por qué no se puede hacer lo mismo con las armas?”.

De todas formas, no es la primera vez que la tecnología trata de garantizar la seguridad en el sector armamentístico. De hecho, la primera pistola que trató de impedir su utilización por personas no autorizadas se remonta a 1996. El modelo Colt Z40 iba acompañado de una pulsera por la cual se establecía una comunicación vía radiofrecuencia para identificar al disparador. En esta ocasión la iniciativa no cuajó demasiado y se vendieron 800 unidades. Y este es el problema principal que el sector se ha encontrado para evolucionar tecnológicamente, que pertenece a un mercado minoritario y que nunca se le ha prestado la debida atención.

El progreso real que aporta Kloepfer es integrar directamente en la pistola el bloqueo por huella.

Volviendo a la presentación de San Francisco, el progreso real que aporta Kloepfer es integrar directamente en la pistola el bloqueo por huella, ya que también se pudieron ver accesorios externos de otros fabricantes armamentísticos que iban en la misma dirección.

Seguridad equiparable a la de un smartphone

Kai Kloepfer, apodado como el ‘Mark Zuckerberg de las armas’, desarrolla una Beretta especialmente modificada con un sensor biométrico que, mediante huella digital, únicamente permite apretar el gatillo a las personas registradas en su base de datos. El sensor de huella está aprovisionado de una llave y una encriptación de grado militar para asegurar que un ladrón o un tiroteo accidental no se cobre ninguna vida de forma gratuita.

Tras la historia moderna que nos llega de los EE.UU, parece una idea brillante para tratar de eludir los casos que, casi a diario, colman nuestras pantallas. De hecho, el propio Kloepfer cuenta que el capítulo de la masacre de Aurora de 2012, cuando un hombre armado entró a un cine arrebatando la vida de 12 personas, fue el catalizador fundamental para desarrollar su proyecto.

El joven contará con 50.000 dólares para prosperar y perfeccionar su proyecto, a pesar de tener en contra a una parte conservadora de la Asociación Nacional del Rifle estadounidense, que asegura que inventos así “son perjudiciales para las libertades y el estilo de vida americano”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios