www.zonamovilidad.es

Mientras todos tenemos los ojos fijos en los 700 MHZ

Las frecuencias de 3.5 GHz están en el caldero
Ampliar

Las frecuencias de 3.5 GHz están en el caldero

sábado 20 de enero de 2018, 17:10h

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

Seguro que todos tenemos en la memoria esos días de septiembre cuando, sorpresivamente, el diario nacional de mayor tirada publicó que España renunciaba a la 5G, lo que provocó una cadena sucesiva de declaraciones, de explicaciones y de alertas para aclarar dudas por si las palabras de algún representante oficial, como el Secretario de Estado, se habían malinterpretado.

No obstante, la verdad suele ser caprichosa y, tarde o temprano se abre paso; justo lo que ha ocurrido en este mes de noviembre de 2017 cuando, a falta de dos años para que la última versión de la tecnología se apruebe por la 3gpp, el ruido mediático y empresarial es tan grande que parece que mañana no fuera a amanecer si la red 5G no se hubiera desplegado.

Mención especial a este respecto merece el congreso de Mobile Broad Band Forum de Huawei (HWMBBF) o el que Qualcomm celebró recientemente en Hong Kong. En ellos, además de velocidades de vértigo en las redes y un claro ‘road map’, hemos visto y disfrutado de propuestas que nos presentan un mundo que ya supera con creces la ciencia ficción: bandas desagregadas, MIMO masivo, vehículos autónomos para entornos privados ya comerciales, el primer taxi autónomo volador, aparatos de inspección de infraestructuras que reptan como arañas por las tuberías, ecografías de infinita resolución que se transmiten a cualquier parte del mundo de forma instantánea, realidad virtual inalámbrica gestionada desde la nube… Es un no parar, un no salir del asombro y un entender que el mundo que recibimos y el que dejaremos los humanos de mediana edad parecen surgir de dos galaxias diferentes.

Pero si algo nos ha sorprendido sobremanera en este entorno acuciante 5G ha sido el movimiento que, en los ‘bajos fondos’ económicos, en los entornos de inversión, se está moviendo con el fin de adquirir frecuencias de 3.5 GHz

Fin de los problemas técnicos en 3.5 GHz

Pero si algo nos ha sorprendido sobremanera en este entorno acuciante 5G ha sido el movimiento que, en los ‘bajos fondos’ económicos, en los entornos de inversión, se está moviendo con el fin de adquirir frecuencias de 3.5 GHz, que traen más ancho de banda, pero que, hasta ahora, tenían determinados problemas de propagación y cobertura.

Sin embargo, es fácil constatar que con los avances de tecnología radio tipo beamforming (haces más pequeños), éstas están hoy ya superadas y con esas ondas se puede llegar más lejos; además, con un GPS en cada antena se facilita la sincronización. Por tanto, los problemas TDD vs FDD quedan solventados. Eso sí, los dispositivos receptores deben estar, igualmente, preparados y en ellos no se puede multiplicar el número de antenas ni modificar los sistemas de radiación. Todo parecía seguir su curso…

Pero hete aquí, que, en el encuentro de Londres, HWMBBF, la multinacional China Huawei demostró cómo se puede utilizar esta banda de 3.5 GHz, que hasta ahora caminaba de puntillas, en avances técnicos muy reseñables que ya han entrado en fase comercial, como la conducción autónoma en entornos privados; es lo que llaman ‘decoupling’ y que no es otra cosa que una desagregación en momento determinados en que el movimiento lo requiere. La propuesta asiática parte de que se utilice en uplink una frecuencia que tiene mejor características de propagación como es el 1.800 MHz, la cual te permite mantenerte enganchado a la antena y no perder cobertura; mientras que hacia abajo se utiliza la fuerza del 3.5 GHz, de forma que no hace falta aplicar tanta potencia de radiación. En definitiva, calidad y cobertura mayor, problemas técnicos solventados, inventos impactantes en el mercado.

A qué se debe el movimiento económico

Pero como decíamos, alguien está rompiendo la hucha. Es cierto que la banda de los 3 GHz en adelante es atractiva porque es muy grande, hay cientos de gigahercios disponibles. Además, se trata de una banda licenciada, por lo tanto, sólo las empresas con una licencia asignada por la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones o adjudicatarias de una subasignación de la misma podrán emitir en esa banda en los canales indicados en condiciones de uso privativo.

En este estado de cosas y a pesar de que el Ministro dijo el pasado mes de septiembre, en Santander, que “no iba a haber subasta de momento”, hay muchos indicios de que pronto se va a abrir la veda de la compra venta y antes que después habrá puja oficial. No en balde, ya hubo consulta pública para las frecuencias anexas a la 3.5 GHz, las cuales ofrecen la misma calidad. Lo curioso es que en principio parecía que todo el mundo iba a esperar; que no hay prisa para arrancar el 5G porque no tenemos, como los coreanos, unos Juegos Olímpicos a la vista que requieran el estreno de una tecnología puntera que deslumbre al mundo y porque la 4.5 G aún tiene mucho recorrido; sin embargo, quieren estar preparados.

¿Se vende Eurona?

En España, en su día, ya se entregó, bajo una subasta, una serie de dos bloques de 20 MHz cada uno a cuatro empresas diferentes (queda libre una parte de uso militar y unos MHz de guarda para proteger el servicio de BWA). Una de ella es Telefónica (Iberbanda); otra Clearwire (luego Grupo Cartuja y finalmente Eurona), la tercera es de Neo-Sky, adquirido por MasMovil en su periodo de fusión múltiple y la cuarta de ONO, hoy Vodafone, que en 2009 devolvió dicha licencia y la adquirió Orange (eso deja a los rojos en cierta desventaja).

El ruido de radio patio, dice que los inversores realizan acopio para realizar una adquisición y, si los silencios a veces son más elocuentes que las palabras, apostaríamos porque a MásMovil le gustaría adquirir Eurona; pero quede claro que, si bien parte de la información está contrastada, la operación, de ser cierta, está en ciernes y se puede torcer en cualquier momento. ¡Un ojo a la evolución de Eurona en bolsa! cotiza en el MAB y puede ser un indicador!

En definitiva, que todos estamos velando por las frecuencias de los 700 MHz, cuya subasta se aplazó hasta este 2018 que hemos estrenado y el bacalao puede estarse partiendo en 3.5 GHz, un movimiento que pudiera resultar determinante, sobre todo a la hora del pistoletazo de 5G.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.