#Santander33

Nadia Calviño asegura que la transformación digital es una necesidad imperante con fortalezas y debilidades
Ampliar

Nadia Calviño asegura que la transformación digital es una necesidad imperante con fortalezas y debilidades

lunes 02 de septiembre de 2019, 12:44h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Nadia Calviño, ministra de Economía y Empresa en funciones, repasó en #Santander33, las fortalezas y debilidades que tiene España para afrontar la transformación digital, además de exponer los proyectos del Gobierno, la dotación dineraria para llevar a cabo los mismos y reclamar un pacto nacional y un marco estable para que con un horizonte de cuatro años, se puedan afrontar los cambios que conllevarán la implementación de las nuevas tecnologías: 5G, IoT, inteligencia artificial, procesamiento natural del lenguaje, supercomputación, ciberseguridad o robotización, entre otros

Con la bienvenida de la Rectora de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, Mª Luz Morán Calvo-Sotelo y del presidente de AMETIC, Pedro Mier, en compañía de Isabel Tocino, en nombre del Banco de Santander, la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño ha inaugurado el 33 Encuentro de la Economía Digital y las Telecomunicaciones, el evento de más veteranía de todos lo que se celebran en la prestigiosa universidad cántabra.

La transformación digital de la economía es una necesidad imperante que el Gobierno asume y que va a marcar la vida de todos los elementos que conforman la sociedad

En su discurso, Calviño reconoció que el encuentro le resulta especialmente emotivo porque asistió a los cursos de verano hace 30 años y aquel encuentro marcó su convicción europeísta que la ha acompañado hasta ahora. Entrando en materia, Calviño explicó que la transformación digital de la economía es una “necesidad imperante que el Gobierno tiene claro y que va a marcar la vida de todos los elementos que conforman la sociedad; convertirla en un éxito es una de las prioridades de futuro”. Para llevar a cabo el plan de desarrollo digital, Calviño considera que hay construir partiendo de una serie de pilares o fortalezas con las que ya cuenta España y que hay que hay que asumirlos como una oportunidad.

Los activos digitales en España

La primera, el despliegue de infraestructuras, especialmente fibra óptica, fruto de la colaboración público privada; además, el desarrollo de 5G, con los planes piloto (Galicia y Andalucía), con la creación del Observatorio Nacional de 5G, el plan de TDT y la reantenización, la licitación del Plan PEBA, o el reparto de subastas, entre otros. Así mismo, no quiso olvidar Calviño nuestro centro de supercomputación, situado en Barcelona y que ha sido elegido por Europa para liderar el proyecto pre-exascala Marenostrum 5; lo que supondrá tener en la Península uno de los ordenadores más potentes del mundo para uso de todas las empresas españolas y de la Administración.

Además, la Ministra considera que, aunque se hayan ralentizado las cifras, en España es donde hay más licenciados en aquellas carreras tecnológicas más demandadas para abordar la transformación digital y como tercer elemento de oportunidad apunta la potencialidad de las tecnologías digitales habilitadoras; especialmente la inteligencia artificial, el procesamiento natural del lenguaje, donde considera que España puede tener un papel de liderazgo y ya es un referente.

Un cuarto activo es el estado de la Administración electrónica, donde se han realizado grandes avances y aunque queda mucho por hacer, resulta reseñable la gestión de la sanidad, de la Agencia Tributaria, de la industria agroalimentaria sectores todos en los que se ha incorporado BigData o se sumará IA.

Como quinto activo, sectores productivos con grandes empresas dinámicas líderes como el sector turístico, donde España es líder, y requiere un apoyo decisivo para realizar la transformación digital. Así mismo, la salud, la industria agroalimentaria, la movilidad, los servicios financieros o los contenidos digitales. “Hay que tirar de empresas que pueden tirar del resto y marcar el camino -afirmó Calviño-.

Intangibles y dibilidades

Los intangibles son elementos que damos por descontado y que son imprescindibles para que esta transformación llegue a buen puerto: la seguridad física y jurídica, la estabilidad política, el nivel de educación, los muy cualificados profesionales en las carreras STEM en facetas más artísticas y creativas. Para la titular de la cartera de Economía, hay que considerar también la posición geográfica privilegiada con la que cuenta España y que repercute en el crecimiento del ecosistema de start ups, especialmente en Madrid y Barcelona, con una tasa de supervivencia del 40%.

Entre las debilidades, Calviño menciona la digitalización de las Pymes, con tres millones de compañías que aún no ven las oportunidades derivadas de la transformación de los procesos; para lo cual “resulta necesario ayudarlos desde las empresas privadas, las cámaras de comercio o las oficinas de transformación digital que se están abriendo a lo largo y ancho del territorio nacional (27 están ya abiertas), para lo cual se cuenta con un presupuesto de 14 MM de euros”.

Entre las debilidades, Calviño menciona la digitalización de las Pymes, con tres millones de compañías que aún no ven las oportunidades derivadas de la transformación de los procesos

Un segundo déficit o área de mejora es el de la inversión en I+D, aunque el Gobierno tiene el objetivo de superar el 1,4% del presupuesto del que se dispone actualmente, hasta el 2%. Se trata de fomentar las actividades de I+D+i en lenguaje computacional, robótica, impresión 3D, etc. a través de un Programa de Habilitación de Tecnologías Digitales (PLN, IA, Blockchain, IoT, supercomputación, Bigdata, ciberseguridad, biometría, robótica, cloud e impresión 3D), que tiene una primera fase para el desarrollo de prototipos; un segundo programa de oferta tecnológica y contenidos, que son ayudas para la innovación comercialización y oferta, dirigido por Red.es para llevar al mercado las soluciones. “Disponemos de 87 millones para el horizonte 2019-2023; se va a sacar una primera licitación de 30 millones para el desarrollo tecnológico y 10 para contenidos digitales”. Para el conjunto del programa se dispondrá de 220 MM de euros”. Por último, el último elemento de tecnologías habilitadoras está la compra pública de innovación para pilotos, demostradores que resuelvan retos sociales y que debe ser un elemento tractor para la innovación en esta área.

Talento nuevo y retorno del que salió del país

Un tercer reto para el actual Gobierno en funciones es el de las competencias digitales, la necesidad de mejorar el talento y la preparación de todos los jóvenes y todos los ya trabajadores, con el fin de que se puedan adaptar a la evolución; para lo que se ha creado el Plan de Escuelas Digitales. En el ámbito de talento, para Calviño es importante, también, impulsar el retorno del talento y que grandes empresas se posicionen en nuestro país para crear y comercializar contenidos.

Por último, la ministra explicó que hay que poner al ciudadano en el centro de todo ese proceso: “se está produciendo una revolución y es fundamental que obtenga el apoyo de los ciudadanos; hay que asegurarse de que esto se hace respetando los derechos de los ciudadanos no sólo en el país, sino en el ámbito internacional. Especial hincapié realizó la ministra en cuestiones de ética y privacidad.

Queda mucho por hacer, hay una estrategia clara, pero no hay un minuto que perder

Por último, dejó Nadia Calviño sobre la mesa algunas reflexiones: “queda mucho por hacer, hay una estrategia clara, pero no hay un minuto que perder; además necesitamos un proyecto país apoyado por el conjunto de la sociedad y de todos los partidos políticos y estamos deseando dar el pistoletazo de salida para hacer todo aquello que no se puede hacer en funciones y que requieren cuatro años de estabilidad”.

El segundo mensaje es que España es que en el ámbito de la transformación digital tenemos mucho y muy bueno: “Trabajando juntos podemos conseguirlo; para llevar adelante el plan es necesario la colaboración público privada. Es perentorio que el sector privado tenga un marco que le permita empujar el proceso”.

La ministra apostilló antes de concluir: “Mi puerta estará siempre abierta y espero que podamos encontrar más foros de discusión e intercambio. Este tipo de actos son los que necesitamos para seguir adelante”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios