La tecnología al servicio de las terrazas de verano
Ampliar

La tecnología al servicio de las terrazas de verano

lunes 17 de agosto de 2015, 13:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
Madrid ha incrementado en un 150% el número de terrazas en los tres últimos años. Y es que la nueva ordenanza de terrazas y quioscos de hostelería y restauración permite terrazas de más de 100 m2 sin necesidad de acudir a comisión especial, lo que beneficia en gran medida a terrazas ubicadas en los parques.

Con el verano, el crecimiento de las terrazas y el complemento que supone para los restaurantes y quioscos en su facturación y negocio, ha llevado a las empresas de servicios y proveedoras de tecnología para el sector de la hostelería y restauración, a desarrollar programas muy fáciles de utilizar sobre dispositivos móviles y tablets, que permiten atender de un modo mas eficaz y rápido estos nuevos espacios dentro de los negocios. No hay que olvidar que con la llegada de las terrazas aumenta la movilidad y necesidad de coordinación entre los servicios de terraza, cocina y sala.

Según explican desde la empresa de distribución de soluciones de gestión para la hostelería,Grupo de Software y Consulting GSC, PDA’s y smartphones se han convirtiendo en las nuevas herramientas de trabajo para la petición de comandas y pedidos. En este sentido, se dispone de tablets sobre Android, en diferentes tamaños (5”, 7”…) con wifi, y de un programa, Telecomanda, que de forma fácil e intuitiva y casi sin formación, va a permitir al personal del establecimiento de hostelería, trabajar casi inmediatamente con el sistema. Así se consigue que los pedidos lleguen directamente a la zona de preparación, con las modificaciones o variantes que pida el cliente, evitando errores, desplazamientos inútiles, una mayor velocidad en la preparación y, por lo tanto, se consigue un mayor consumo.

“Atendemos a los clientes más rápido, por lo que consumen más. No se quedan las cuentas sin cobrar, sabemos lo que se ha servido a cada mesa y su importe, los consumos se asocian al cliente desde la caja central, puntos de introducción de comandas o consumos, o desde el Telecomanda”, explican desde GSC.

Dispositivos fáciles de usar

La integración de estos productos de software y hardware en el sector de la restauración ha sido posible gracias a su usabilidad, ya que no requieren formar al personal en su uso. También han supuesto importantes mejoras en la gestión y control del negocio. Por ejemplo, los cambios que se hacen cada día en la carta o menú, se cambian de forma automática en el Telecomanda. “Es una solución que en estos tiempos difíciles supone una inversión rentable que se amortiza a corto plazo, ya que con un servicio muy próximo a los clientes, esta contrastado que aumenta el consumo”.

Se puede disponer de tantos Telecomandas como sea necesario, aunque desde GSC sugieren que el dispositivo esté continuamente trabajando, capturando consumos de las mesas y de los clientes, y que la persona que lo tenga en sus manos esté pendiente de la sala y de las posibles demandas de los clientes de su rango o área.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios