1 de cada 5 españoles, está dispuesto a ser un cyborg
Ampliar

1 de cada 5 españoles, está dispuesto a ser un cyborg

martes 17 de diciembre de 2019, 12:35h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Según un estudio realizado por Línea Directa, la aseguradora, hasta el 20% de la población española estaría dispuesta a implantarse un chip en el cuerpo para sustituir su smartphone y algunas de sus funciones. Las funciones principales que estarían dispuestos a implantarse son el almacenamiento de datos, la cámara y el GPS, sin embargo, también asimilan las desventajas que conlleva llevar implantado un dispositivo móvil, cómo no poder desconectar, digitalmente hablando.

En países como Suecia, ya son más de 4.000 personas las consideradas ‘cyborgs’, ya que se han implantado algún tipo de dispositivo electrónico para mejorar aspectos de su vida diaria. Algunos de estos implantes, sustituyen funciones que podría realizar un smartphone, cómo abrir la puerta de casa, pagar en comercios o acceder al trabajo. La empresa encargada de consultar a los españoles acerca de este tema ha sido la aseguradora Línea Directa.

Ventajas y desventajas

Hasta el 20% de la población española, sería capaz de sustituir su dispositivo móvil por una serie de implantes corporales, sin embargo, estos implantes supondrían una serie de ventajas y desventajas las cuales deben asumir. En cuanto a las funciones preferidas de los españoles, al 46% le gustaría poder almacenar sus datos, para el 31% llevar integrada una cámara sería la mayor de las ventajas y para el 27% un GPS sería su opción más predilecta.

En cuanto a las desventajas que puede conllevar un implante de este tipo, hasta el 59% piensa que los posibles problemas de salud por tener un cuerpo extraño en el organismo es el motivo más grave para negarse a ello, cerca del 57% que piensa que tener que ceder tus datos a terceros en todo momento es la peor de las desventajas y hasta el 53% piensa que no poder desconectar digitalmente sería el motivo por el cual no se harían dicho implante. Sin embargo, estas desventajas se compensan para algunos con el hecho de poder estar siempre localizable (31%) o no tener que llevar dispositivos físicos encima (30%).

La ética también juega un papel fundamental en las decisiones que toman los españoles respecto a este tema y el 13% de la población, no es partidaria de prolongar indefinidamente la vida a través de la tecnología, ya que sería “contrario a la naturaleza”. La desigualdad social, también preocupa a los españoles, y hasta el 60% piensa que no es justo que los más ricos puedan acceder a esta tecnología y a alargar su vida mientras que las personas con menos recursos se quedan sin la posibilidad de acceder a esta opción.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios