www.zonamovilidad.es
Por Gabriela Galdón López-Quesada
x
ggaldonlqgmailcom/9/9/15
viernes 11 de marzo de 2022, 13:14h

Escucha la noticia

Los reguladores antimonopolio en la Unión Europea y Reino Unido están investigando a Google y Meta. Esto sucede a raíz de un acuerdo entre ambas empresas, que según los críticos, les ha permitido bloquear a las empresas tecnológicas más pequeñas para que no se afianzaran en el mercado publicitario online.

La Comisión Europea ha declarado en un comunicado de prensa su preocupación porque el acuerdo de septiembre de 2018 "pueda formar parte de los esfuerzos para excluir los servicios de tecnología publicitaria que compiten con el programa Open Bidding de Google y, por lo tanto, restringir o distorsionar la competencia en los mercados de publicidad gráfica en línea". Por lo tanto, está abriendo una investigación antimonopolio formal.

"Nos preocupa que Google se haya asociado con Meta para poner obstáculos en el camino de los competidores”

En este contexto, la Autoridad del Mercado de la Competencia del Reino Unido ha señalado que también estaba investigando el acuerdo, y el jefe de la CMA, Andrea Coscelli, ha dicho que "nos preocupa que Google se haya asociado con Meta para poner obstáculos en el camino de los competidores que brindan importantes servicios de publicidad gráfica en línea a los editores”.

Por otro lado, el acuerdo de Jedi Blue ya está bajo investigación en los EE . UU ., donde 15 fiscales generales estatales han presentado demandas contra las dos compañías. Además, estos múltiples frentes legales han llevado a un goteo lento de detalles tanto sobre el trato como sobre las acusaciones de los fiscales. Las presentaciones judiciales apuntan que Jedi Blue fue revisado y aprobado por altos ejecutivos de Google y Meta, incluidos Sundar Pichai, Sheryl Sandberg y Mark Zuckerberg.

En lo que se refiere a los orígenes de Jedi Blue, estos se remontan a una decisión de Meta (entonces Facebook) en 2017 de admitir un sistema adtech que rivalizaría con el de Google. En este sentido, las demandas en los EE. UU. confirman que Meta dejó de apoyar la tecnología en 2018 después de que Google le ofreciera a la empresa acceso preferencial a su sistema de ofertas para anuncios en línea. Como parte del trato, Meta llegó a ser el primero en la cola al comprar bienes raíces publicitarios de Google y luego detuvo la inversión en sistemas de tecnología publicitaria rivales. Por este motivo, según los fiscales de EE. UU., el resultado es que las dos compañías trabajaron juntas para ahorrarse dinero y bloquear a los rivales.

Meta (Facebook) defiende su compromiso con Europa y asegura que no cerrará

Leer más

Pese a que los reguladores están investigando tanto a Meta como a Google, la Comisión Europea alega que es posible que solo Google sea culpable. Google ha explicado en un comunicado que “las acusaciones hechas sobre este acuerdo son falsas. Este es un acuerdo procompetitivo documentado públicamente que permite a Facebook Audience Network (FAN) participar en nuestro programa Open Bidding, junto con docenas de otras empresas”.

Por su parte, la subsidiaria de Meta, Facebook, ha aclarado en un comunicado que “el acuerdo de licitación no exclusivo de Meta con Google y los acuerdos similares que tenemos con otras plataformas de licitación han ayudado a aumentar la competencia por las ubicaciones de anuncios".

Finalmente, en el caso de que se determinase qué Meta o Google infringen la ley de competencia de la UE, podrían recibir una multa de hasta el 10% de sus ingresos anuales globales. Pero, probablemente la investigación tarde años en llegar a una conclusión y les dará a ambas empresas muchas oportunidades para apelar cualquier fallo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios