www.zonamovilidad.es
Lenovo recoge el guante del “hay qué” y lo lleva a la UPM
Ampliar

Lenovo recoge el guante del “hay qué” y lo lleva a la UPM

jueves 17 de septiembre de 2020, 00:01h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Cuántas personas conocemos, cada uno de nosotros, que se levantan cada mañana y dicen “hay que”; un “hay que” siempre peligroso para el que está al lado, porque normalmente significa yo no lo voy a hacer, pero más vale que se haga, debe hacerse o me gustaría que se hiciera. El mundo del “hay que” se suele colar en las familias, entre los amigos, entre los compañeros de estudios, en el trabajo, en todos los estamentos de la Administración e incluso del Gobierno

Y este es el caso que nos atañe hoy, el “hay que”: vincular la educación a las empresas, conseguir más universitarios formados técnicamente, potenciar el I+D+i que debe surgir de los centros de estudios superiores… “hay que”, ministros y consejeros autonómicos los repiten, es el credo favorito de los grandes empresarios… ¡pero alguien lo tiene que hacer!

Y entonces surge el tema de moda. Lo hemos escuchado tantas veces en las últimas semanas en las comparecencias de todos los miembros del Gobierno y de las patronales que han tomado el micrófono en sus correspondientes congresos que ya sueña a latiguillo: “la colaboración público-privada”. No podemos seguir adelante sin una adecuada y potente colaboración público-privada…o lo que es igual: no tenemos dinero, o no es esta nuestra prioridad; así es que es mejor que venga el gran capital a ayudar, ya encontrarán prebendas; cuando menos, fiscales.

Lenovo asume el “hay que” en la UPM

Llega en un momento clave porque la tecnología, en los últimos tiempos, se ha mostrado imprescindible y se une a la Academia, que es el lugar donde surge el conocimiento

Y, a veces, hay suerte y, de repente alguien se cansa de escuchar el “hay que” y va, y lo hace y eso ocurrió ayer, cuando Lenovo firmó con la Universidad Politécnica de Madrid un acuerdo para desarrollar la primera Cátedra sobre Plataformas de Alto Rendimiento para Ciencias e Ingeniería; la cual, según palabras de la propia empresa “es el punto de inicio de una estrecha colaboración para poner en marcha actividades formativas, técnicas y científicas, así como importantes proyectos conjuntos dentro del ámbito universitario”.

Guillermo Cisneros, rector de la UPM recordó durante la presentación que esta firma “llega en un momento clave porque la tecnología, en los últimos tiempos, se ha mostrado imprescindible y se une a la Academia, que es el lugar donde surge el conocimiento. Aquí devolvemos a los Estudiantes el valor añadido de la inversión realizada; salen preparados para resolver esos problemas que la sociedad o las empresas con las que trabajamos nos han planteado”.

Pero para Cisneros, hay resultados a corto plazo: los universitarios que cursen la Cátedra Lenovo van a estar en posición de manejar proyectos; hay una donación de equipos con GPUs que se van a utilizar donde se necesite una carga computacional alta.

Lenovo, por su parte, declaró que su interés era “egoísta, porque están muy interesados en todo lo que tiene que ver con la inteligencia artificial y la supercomputación

Las esperadas y necesarias patentes

Ambas empresas han firmado un convenio que permite pensar que, esta vez, las cosas pueden ir más allá de las habituales cesiones de equipos o de los estudios patrocinados que raramente se transforman en patentes o en empresas de nueva creación que despierten el interés de los inversores. ¡Ese es nuestro problema (¡el de España en general, el pan para hoy!

En el convenio suscrito, ambas partes han establecido un marco de acciones conjuntas que son las que invitan a la esperanza

En el convenio suscrito, ambas partes han establecido un marco de acciones conjuntas que son las que invitan a la esperanza, entre las que destacan las siguientes:

Acciones para fomentar la I+D+i: el convenio ente Lenovo y la Universidad Politécnica de Madrid establece un compromiso mutuo dirigido a la búsqueda activa de financiación y de socios para el desarrollo de proyectos de I+D conjuntos.

Actividades de formación: cooperación en programas de formación y otras experiencias de colaboración educativa, así como patrocinio de la realización de estudios, mediante la concesión de becas o el apoyo a la realización de tesis doctorales y proyectos, entre otras medidas.

Realización de conferencias y seminarios: dentro de la normativa de enseñanzas propias de la Universidad, la Cátedra Lenovo-UPM pondrá en marcha actividades de difusión y transferencia de conocimiento, así como jornadas de divulgación técnica y tecnológica. Además, se crearán publicaciones sobre diferentes temas de interés para el ámbito de computación de Ciencias e Ingeniería.

Donación de equipos Lenovo: con el fin de poder ejecutar las actividades de la Cátedra, Lenovo donará a la Universidad una serie de máquinas. Se trata de 2 servidores Lenovo Thinksystem SR670, servidores diseñados y optimizados para cargas de Inteligencia Artificial (AI), cuya misión específica será el “training” de modelos de “Deep Learning” en el clúster de Supercomputación de la UPM.

Rafael Herranz, Director General de Lenovo DCG y máximo representante de la multinacional china en el acto confirmó: “nuestra compañía siempre ha apostado por convertirse en una pieza clave para la transformación digital, y consideramos que todo cambio comienza desde la educación; por eso, apostamos por las actividades de docencia e investigación más avanzadas del panorama educativo.

Habrá que seguir de cerca la labor, tan necesaria como aparentemente estrecha, que vinculará a Lenovo con la UPM. Igual el Gran Maestre…no, perdón, el Alto Comisario para la Nación Emprendedora, encuentra una base a la que agarrarse y en la próxima ocasión puede, por fin, contarnos que “gracias a la colaboración público privada, en esta nación hay luz; pero no luz que se prende, sino luz de esperanza porque, por fin, se emprende”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios