Huawei SpO2, Oxígeno es vida

Huawei SpO2, Oxígeno es vida

jueves 20 de agosto de 2020, 18:33h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
Según los neumólogos, “algunos pacientes no suelen detectar la falta de oxígeno en sangre hasta que ya es demasiado tarde”. Entonces, con claros signos de hipoxia o de neumonía silenciosa, acuden al hospital e ingresan con la saturación de oxígeno en sangre en niveles muy bajos. De ahí, que la población esté más preocupada que nunca por un dato vital del que, hasta ahora, sólo teníamos noticias si nos hospitalizaban por cualquier razón y al entrar al triaje nos ponían una pinza en el dedo de la que parecían sacar grandes datos

Y efectivamente; esa pinza, cuyo nombre técnico es pulsioxímetro, se ha intentado emular en relojes inteligentes como los de Huawei, una compañía que asegura e intenta demostrar cada día que está al lado de sus clientes y de los intereses de los ciudadanos y que ha reconvertido lo que para otros es el control del sueño, en una aplicación (amateur, no profesional), que podría ayudarnos a detectar variaciones importantes en nuestras constantes vitales.

Qué nos dice el reloj

Según nos explica el mismo GT 2 de Huawei con el que hemos realizado la prueba, la saturación de Oxígeno en la sangre (SpO2) es el porcentaje de hemoglobina en sangre y la hemoglobina es “un pigmento rojo contenido en los hematíes de la sangre de los vertebrados, cuya función consiste en captar el oxígeno de los alveolos pulmonares y comunicarlo a los tejidos, y en tomar el dióxido de carbono de estos y transportarlo de nuevo a los pulmones para expulsarlo” (Oxford Languages). Por tanto, el SpO2 es útil como indicador del estado del sistema respiratorio de una persona, que, en condiciones normales, debe tener un resultado superior al 90%.

Para una lectura correcta hay que seguir las instrucciones del dispositivo y tener en cuenta que no se trata de una herramienta profesional, sino que existen determinados factores externos que interfieren en los resultados. Entre ellos: la baja perfusión sanguínea, el vello de los brazos, tatuajes, una postura incorrecta, el movimiento durante la medición, la temperatura ambiente etcétera.

El tiempo de medición

El procedimiento es fácil: una vez colocado el reloj en la muñeca, en contacto directo con la piel, se abre el menú de aplicaciones que aparece al presionar el pulsador y se elige SpO2. Esperamos el tiempo de medición, que nos muestra en dos fases: la primera un dibujo que simula la sangre fluyendo y las burbujas de oxígeno y de dióxido flotando en ella y la segunda, ya con el marcador visible y una primera referencia numérica; pero OJO, la captura de datos no finaliza cuando ya vemos la cifra, sino cuando en la parte baja de la pantalla cambia el aviso de ‘midiendo’. La variación entre un momento y otro puede ser grande.

La captura de datos no finaliza cuando ya vemos la cifra, sino cuando en la parte baja de la pantalla cambia el aviso de ‘midiendo’

Y es que el funcionamiento de esta habilidad técnica de los accesorios de Huawei es similar en cualquier aparato de medición sanguínea; ya que disponen de un LED con luz roja y otro con luz infrarroja (invisibles al ojo humano). La sangre oxigenada absorbe esta última y la que tiene falta de oxígeno la primera. Así, el terminal mide la luz que no se ha absorbido y deduce la saturación.

Si bien es cierto que el fabricante aconseja medir el dato en la muñeca, en la postura habitual del reloj, nosotros hemos realizado una lectura situando las luces sobre el dedo índice, pero no estamos seguros de que los resultados sean más o menos precisos.

La app de salud

Una ventaja del reloj sobre los oxímetros convencionales es que lo llevamos siempre encima y va vinculado a una aplicación que registra la evolución de las mediciones; de forma que podemos observar a simple vista cualquier alteración. Si bien, la app en sus instrucciones deja claro que este producto no se ha diseñado para ser un dispositivo médico, que los resultados no deben utilizarse para el diagnóstico o tratamiento que debe realizar un facultativo y que todos los registros deben tener criterio de referencia personal.

La misma aplicación ‘Salud’, propiedad de Huawei, mide el número de pasos que damos al día, los minutos que utilizamos para darlos, las calorías consumidas durante ese tiempo y la distancia recorrida. Además, registra el ejercicio (que el reloj detecta y distingue automáticamente), la frecuencia cardiaca, el tiempo y calidad de sueño (con fases y consejos), dispone de un registro de peso y mide el estrés. Así mismo, realiza informes semanales y mensuales que nos permite efectuar una planificación y revisar nuestros logros.

El mismo software es el sitio desde donde conectamos, gestionamos y actualizamos accesorios como los relojes y pulseras de actividad. Caso de que no la tuviéramos en el teléfono o quisiéramos descargarla, el nuevo buscador de aplicaciones y servicios de Huawei, ‘Petal Search’, nos lleva fácilmente hasta ella.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios