www.zonamovilidad.es

La potencia de HMS

El potencial de Huawei Mobile Service; otros lo intentaron, ellos pueden conseguirlo
Ampliar

El potencial de Huawei Mobile Service; otros lo intentaron, ellos pueden conseguirlo

domingo 16 de agosto de 2020, 11:45h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

A lo largo de los años, nos hemos acostumbrado, a que dentro de los ecosistemas móviles sólo existen dos opciones: la de Apple, con su gama de productos informáticos, móviles, fijos, accesorios y para el hogar -vinculados a su app store- y el de Google, con algunos terminales propios para el hogar y sus populares móviles Pixel, abierto a un sinfín de marcas que recurren a su Play Store para asociar la suite de servicios. Sin embargo, guste o no (sobre todo a los anglosajones), hay un tercer participante que apuesta muy fuerte y que ha echado el resto en el envite del software y del hardware; porque Huawei, con su App Gallery, su buscador de aplicaciones y servicios Petal Search y un ecosistema de producto interconectado a través de ‘Share’ -mayor que el de cualquiera de sus competidores-, está decidido a perpetuarse y quien sabe si es un intento más de los muchos que ha habido; pero, hasta ahora, cuando los directivos de la potente empresa china se han marcado una meta, han llegado a ella cargados de oxígeno

Y es que al hablar de la multinacional tecnológica de mayor envergadura del mundo no sólo hablamos de teléfonos móviles, accesorios personales, portátiles o cosas conectadas con diferentes funciones (IoT). En este caso hay que añadir un sinfín de módems, rúters, servidores, conmutadores, antenas, cables, servicios en la nube… hablamos de fábricas, de sedes, de centros de investigación y desarrollo que los ha llevado al sexto lugar entre los líderes de la innovación mundial (Boston Consulting Group, 2020), con el mayor crecimiento interanual entre las diez entidades más destacadas del Orbe. Y todo ello, a pesar de la mala publicidad, los muchos pleitos y las muchas zancadillas que ponen en su camino, americanos, ingleses y varios miembros de la Common Wealth.

A pesar de Donald Trump

De hecho, a lo largo de los últimos años, el presidente Donald Trump ha dispuesto lo imposible y más para impedir que las corporaciones, sociedades mercantiles o start ups estadounidenses trabajaran con el gigante chino; sin llegar a medir el beneficio o perjuicio real que la operación ‘anti-Huawei’ puede llegar a suponer, realmente, para el país, para sus empresas, para un sinfín de trabajadores, para Europa y para el mundo, en general.

No obstante, la compañía que fundara Ren Zhengfei en 1987, en un pequeño piso de Shenzhen, con un capital de 5.600 dólares, hoy tiene aproximadamente 195.000 empleados en 70 países, una facturación de más de más de 122.000 millones de dólares

No obstante, la compañía que fundara Ren Zhengfei en 1987, en un pequeño piso de Shenzhen, con un capital de 5.600 dólares, hoy tiene aproximadamente 195.000 empleados en 70 países, una facturación de más de más de 122.000 millones de dólares; unos beneficios de 9.000 millones de dólares y el valor de la marca se estima en 65.084 millones de dólares (la décima en el mundo). Los conmutadores en los que empezaron a trabajar, en su día, han dado lugar a un completísimo ecosistema que los ha llevado a que no hay rincón, departamento, gama o producto del sector de las telecomunicaciones en el que no tenga presencia.

Así, Huawei divide los productos y servicios de la compañía en dos grandes áreas: Consumo (móviles, prendas tecnológicas, tabletas, ordenadores, enrutadores, accesorios, audio y software) y Productos comerciales o empresariales (computación en la nube, conectividad, servicios y soluciones industriales). Tal vez la una no se entiende sin la otra; pero lo cierto es que lo que el público ve es un ingente ecosistema que permitiría a nuestros datos ‘viajar’ atérmanamente de un terminal a otro, de una punta a la otra del planeta, sin salir de infraestructura construida y garantizada por Huawei.

Huawei share

Tanto es así, que, para interconectar sus productos de consumo, la propia compañía ha creado y desarrollado el concepto de Huawei Share, una capacidad que viene por defecto y que facilita la conexión de todos los dispositivos de la marca con un solo toque; de forma que podemos vincular y compartir servicios y contenido entre teléfonos, tabletas, ordenadores, cascos, relojes, pulseras, altavoces, rúters o sistemas de ampliación de cobertura para el hogar de forma casi instantánea. De ahí el lema 2020 creado a raíz del Covid-19 y que tiene un claro doble sentido: ‘Juntos 2020’.

Es la propia empresa la que cuenta entre sus hitos del año pasado que: “lanzó su sistema operativo inteligente, distribuido y de próxima generación, HarmonyOS, el cual puede funcionar en múltiples dispositivos (lanzaron un televisor Honor con SO Harmony)”. También recoge su memoria que en 2019 se abrió HMS (Huawei Mobile Services) a los desarrolladores de todo el mundo para la innovación de aplicaciones y el intercambio de recursos del ecosistema.

El núcleo de HMS integraba más de 55.000 aplicaciones en todo el mundo a finales del año pasado. AppGallery estaba disponible en más de 170 países y regiones, por las mismas fechas, y contaba con más de 400 millones de usuarios activos mensualmente

El núcleo de HMS integraba más de 55.000 aplicaciones en todo el mundo a finales del año pasado. AppGallery estaba disponible en más de 170 países y regiones, por las mismas fechas, y contaba con más de 400 millones de usuarios activos mensualmente; hoy, es ya la tercera tienda de aplicaciones del planeta tierra; cada día los equipos que trabajan en cada país suman aplicaciones nuevas y si alguna de las que utilizamos habitualmente no están, cabe solicitar su adaptación o, en caso de aplicaciones de Google o de algunos bancos, se puede recurrir a la versión web.

Como conclusión, conviene no desestimar los planes de presente y futuro de una compañía que ha demostrado tener recursos para no detenerse y, lo que es más importante, crecerse ante las dificultades. No ha sido corta la discusión ni ligero el debate que se ha mantenido durante años sobre el monopolio o duopolio de los sistemas operativos móviles; ni despreciables los muchos intentos de romper un hecho que el libre-mercado juraba no admitir; pero, hasta ahora, no fue posible. Lo intentó Microsoft, Firefox, Ubuntu, Palm/HP, Blackberry… Nada.

Ahora, una multinacional china, duramente golpeada parece haber llegado para hacerlo; para ofrecer los mejores productos en cada categoría; aportar ecosistemas completos de hardware y software que inviten a los consumidores a no echar nada de menos; ofrecer servicios de venta y post venta en el mundo entero para solventar dudas, resolver problemas y añadir confianza a los compradores; en definitiva, por fin parece haber llegado un tercero que no tiene prisa, pero sí fuerza para recordar que está aquí, al servicio de todo aquel que necesite “equipos que trabajen juntos”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios