www.zonamovilidad.es
Xiaomi Mi 10 Lite 5G
Ampliar
Xiaomi Mi 10 Lite 5G

Prueba Mi 10 Lite 5G: el rey de la calidad-precio vuelve al ruedo con un nuevo y elegante contendiente

miércoles 17 de junio de 2020, 09:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

El Mi 10 Lite es la versión más humilde en especificaciones de la nueva hornada de los terminales insignia de Xiaomi, a su vez el más accesible y sin duda será uno de los móviles más vendidos de este año

Diseño y sistemas biométricos de seguridad

Uno de los aspectos en los que más se diferencia de sus hermanos mayores – el Mi 10 y el Mi 10 Pro- es en su diseño. Tanto su apartado estético, que se acerca más a las últimas propuestas de Samsung con su módulo de cámara rectangular, como en sus materiales de construcción, que sustituyen el cristal por el plástico. No supone un gran problema pues no se siente como algo barato o de baja calidad, y aporta un plus en cuanto a resistencia, pues el cristal es más susceptible a roturas. El peso también se ve reducido, colocándose en 192 gramos frente a más de 200 en el resto de la familia Mi 10.

En su canto derecho encontramos el botón de bloqueo/encendido junto a los de control de volumen. A diferencia de otras firmas, que los diferencian mediante un toque de color o una textura en el botón de bloqueo, en el Mi 10 Lite no encontramos estas medidas, por lo que serán más frecuentas las confusiones entre las dos botoneras. El canto izquierdo, de esta forma, queda desnudo.

El canto superior contiene el Jack de 3,5mm, que si hace acto de presencia en el Mi 10 Lite pero no en sus hermanos mayores. Lo que si comparten es el sensor emisor de infrarrojos, un interesante añadido que permite a nuestro terminal actuar como un mando a distancia universal. En el canto inferior encontramos el puerto usb C, capaz de carga rápida de 20W para poder llenar por completo la batería de 4160 mAh en poco menos de una hora.

El altavoz, que no es estéreo como en sus hermanos mayores, es uno de los puntos débiles del terminal, pues pese a que alcanza un volumen alto, al estar localizada la salida en un mismo orificio este es muy sencillo de tapar accidentalmente con la mano, y produce un sonido algo metálico, poco detallado.

Por último, la ranura para la tarjeta sim, pero no para una microSD pues el Mi 10 no cuenta con almacenamiento ampliable, por lo que el comprador tendrá que considerar si los 64gb de su versión más básica serán suficientes para el uso que este piense realizar.

La parte trasera está fabricada en plástico y es un auténtico imán de huellas. Este problema es más acusado en su versión de color ‘Azul Boreal’ o ‘Gris Cósmico’ (este último es el color de nuestra unidad de pruebas y pese al problema de su facilidad para llenarse de huellas es un tono muy elegante) que en el ‘Blanco ensueño’, que consigue ocultarlas de mejor forma. La trasera contiene el nuevo módulo de cámaras que, parece claramente inspirado en aquel presente en la nueva familia s20 de Samsung, además del logo de Xiaomi, colocado en posición vertical de forma que está alineado con las cámaras lo cual es una decisión de diseño que aporta cohesión y elegancia.

La parte delantera contiene el panel AMOLED y, a diferencia de sus hermanos mayores, que tenían la cámara de selfies perforada en la pantalla como la mayoría de terminales Samsung, el Mi 10 lite tiene un notch en forma de gota. Los marcos son más gruesos que las versiones 10 y 10 Pro, haciéndose más evidente en el inferior, que tiene un generoso tamaño, quizás demasiado ancho para un terminal de estas características en pleno 2020.

El lector de huellas en pantalla es un añadido interesante por el precio y funciona de forma correcta, no es el más preciso ni el más rápido del mercado pero poco más se puede pedir. Como dato interesante, se puede modificar la animación que aparece al pulsarlo. El reconocimiento facial utiliza únicamente la cámara delantera, por lo cual no es el sistema más seguro pues puede ser trucado, por ejemplo, con una fotografía. Pese a esto último su funcionamiento es más que correcto, es bastante veloz a la hora de desbloquear el terminal.

Pantalla: tecnología AMOLED, bien. Brillo regular

El Xiaomi Mi 10 Lite 5G monta un panel AMOLED de 6,57 pulgadas con resolución FullHD+ y tecnología HDR10+, la cual mejora la calidad de los contenidos de streaming en plataformas como Netflix. La principal diferencia con sus hermanos mayores es la tasa de refresco, que en este terminal es de únicamente 60 Hz, estándar en terminales de gama media. Se entiende la no inclusión de una tasa mayor, pues su precio es más contenido pero lo que tiene menos justificación es la regulación del brillo y sus irregulares valores máximo y mínimo. En un día soleado, con la luz del mismo incidiendo directamente sobre la pantalla, sus 600 nits –valor máximo que alcanza según los datos proporcionados por Xiaomi- no son suficientes como para que podamos apreciar de forma correcta lo que el panel nos muestra.

La pantalla está protegida frente a arañazos y caídas con Gorilla Glass en su quinta versión, y sus ángulos de visión se podrían tildar de regulares, pues basta con no mirar directamente al panel para que los blancos comiencen a tornarse algo rojizos, pero no es tan intenso como en otros terminales en su mismo rango de precio.

Una característica que alegrara a muchos es que, a diferencia del Mi 10 y el Mi 10 pro, la versión lite posee una pantalla completamente plana. Es decir, que no encontramos esos bordes curvos que tan de moda están en las gamas altas, pero cuya aportación de algún elemento útil es discutible, más allá de la simple mejora estética.

De ninguna forma se trata de un mal panel, la sola presencia de la tecnología AMOLED no es muy común en la gama media, y por tanto sus colores son vibrantes y sus negros puros. No es un motivo directo de compra, pero si un plus a considerar.

Rendimiento y batería

El Xiaomi Mi 10 Lite es, actualmente, el terminal más accesible que se puede comprar que incorpore 5G, lo cual es posible gracias a la nueva hornada de procesadores de Qualcomm. El Mi 10 monta específicamente el Snapdragon 765G, de 7 nanómetros y 8 núcleos que llegan a una velocidad máxima de 2,4 Hz. Se complementa con una GPU por parte de Adreno, el modelo 620. El terminal se puede adquirir con 6 u 8 gigabytes de memoria RAM, que ayudaran a mantener más aplicaciones abiertas de fondo.

La suma de dichos componentes ayuda al Mi 10 Lite a tener un rendimiento más que óptimo para su gama de precio, no se convertirá en un problema correr juegos con gráficos 3D como el Call of Duty Mobile. En el día a día lo único que quizás se puede echar de menos es la fluidez extra que aporta una tasa de refresco de pantalla más elevada, por lo demás no hay ninguna pega y los compradores estarán contentos con como rinde el terminal.

La batería de 4160 mAh es más que de sobra para que el móvil nos acompañe todo el día sin la necesidad de cargarlo. Incluso con un uso intensivo podemos llegar a alcanzar cifras como las 5 horas y media de pantalla. Esto se debe a su eficiente procesador y a la tasa de refresco estándar de su panel. Como guinda del pastel el terminal cuenta con carga rápida de 20W con su cargador tipo C, incluido en la caja.

Cámara: versatilidad y modo noche correcto

El enfoque en la calidad de la cámara ha sido uno de los principales pilares en los que se ha centrado la campaña de publicidad de Xiaomi para su nueva familia, la 10. En el caso de esta versión Lite nos encontramos una cámara muy versátil, con 4 sensores en su parte trasera ubicados en un elegante modulo que también incluye el doble flash led.

El sensor principal tiene 48 Mpx pero solo toma fotografías a esa resolución si se elige un modo dedicado. Los resultados, en condiciones de buena luz, son nítidos y con colores saturados. Un punto flaco es el rango dinámico, aun con la opción de HDR siempre activado. El gran angular no aporta el mismo nivel de detalle que arroja el sensor principal, pero nos permite captar un punto de visión más amplio y es perfecto para paisajes.

También encontramos un modo macro gracias a su sensor de 2 Mpx, un modo que es cada vez más frecuente, tanto en las gamas altas como en la gama media, en la que el Mi 10 se encuentra. El macro nos permite tomar fotografías muy cerca de los objetos, para obtener una gran cantidad de detalle.

Cuando la luz baja podemos echar mano del modo noche que incluye el Mi 10 Lite que, a diferencia de otros terminales en su mismo rango de precio, si es efectivo y aumenta la nitidez, reduciendo el ruido y ajustando el tono general de la imagen para evitar el exceso de tonalidad naranja.

La cámara delantera tiene 16 Mpx y te permite tomar selfies con todos los filtros de belleza que esperas de un móvil de la marca china, que deja modificar casi todos los aspectos del rostro, desde cambiar el tamaño de los ojos al color de los labios.

¿Quién debería comprar el Mi 10 Lite?

El Mi 10 Lite es de ese tipo de terminales que han hecho a Xiaomi una de las marcas más vendidas y mejor valoradas por los compradores. Todo ello gracias a su excelente relación calidad-precio; 350 euros que nos consiguen un panel AMOLED con sensor de huellas integrado, cuádruple cámara con un modo noche que de verdad funciona y una batería excelente. Sin olvidar por supuesto que es un móvil 5G, que puede parecer poco importante a día de hoy, pero si pretendemos mantener el dispostivo por varios años será sin duda un elemento fundamental.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios