www.zonamovilidad.es
lunes 29 de enero de 2018, 17:30h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

La multa impuesta desde Bruselas se refiere a un "acuerdo con condiciones ilegales" según defiende la Comisión, que estuvo vigente entre Qualcomm y Apple durante los años 2011 y 2016. El importe supone el 4,9% de la factuación de la compañía en el 2017.

La Comisión Europea ha multado a Qualcomm con 997 millones de euros por infringir las normas antimonopolio de la Unión Europea, al cometer un abuso de dominio del mercado en los chipsets de banda base LTE.

Más específicamente, la multa se debe a que Qualcomm realizaba importantes pagos en forma de descuentos a Apple a cambio de que no comprara a otros rivales y utilizara únicamente los suyos en su proceso de fabricación de iPhones y iPads.

Qualcomm bloqueó ilegalmente a sus rivales del mercado de chipsets de banda de base LTE durante más de cinco años

En palabras de la Comisaria Europea de Competencia, Margrethe Vestager, "Qualcomm bloqueó ilegalmente a sus rivales del mercado de chipsets de banda de base LTE durante más de cinco años, consolidando así su dominio en el mercado. San Diego pagó miles de millones de dólares estadounidenses a un cliente clave, Apple, para que no le comprará a sus rivales. Estos pagos no fueron sólo reducciones de precio, sino que se hicieron con la condición de que Cupertino utilizara exclusivamente los conjuntos de chips de banda base de Qualcomm en todos sus iPhones y iPads".

Tenemos argumentos sólidos para solicitar la revisión del caso

Las pruebas en que se basará la Comisión

Según el comunicado oficial publicado por la Comisión Europea, los argumentos por los que multa a Qualcomm con el pago de 997 millones de euros son los siguientes:

  • Posición dominante de Qualcomm en el mercado de chips chipsets de banda base LTE.
  • Evidencias de importes significativos pagados por Qualcomm a Apple a cambio de exclusividad, entre ellos aportará como pruebas una serie de documentos internos de Apple en los que se reflejan los cambios en los pagos.
  • Apple representa un tercio de la demanda de chipset LTE; e influye en las decisiones de compra y diseño de otros fabricantes.
  • Además, consta por escrito que la Comisión también evaluó y rechazó una prueba de "precio-costo" presentada por Qualcomm. En ella concluye que los resultados de esta prueba no respaldan la afirmación de Qualcomm de que sus pagos de exclusividad no podían tener efectos anticompetitivos.

Qualcomm apela

Por su parte, Qualcomm está en total desacuerdo con la decisión y apelará ante el Tribunal General de la Unión Europea que el acuerdo está caducado y que no se relaciona con el negocio de licencias de la compañía.

"Estamos convencidos de que este acuerdo no viola las reglas del mercado de la competencia de la Unión Europea o afecta de manera negativa a los consumidores europeos. Tenemos argumentos sólidos, y comenzaremos inmediatamente con el proceso de revisión judicial", defendía al respecto Rosenberg, vicepresidente ejecutivo y consejero general de Qualcomm.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios