Samsung retrasa la venta del Galaxy Note 7 por explosión de algunos terminales

Problemas con Samsung Galaxy Note 7
Ampliar

Problemas con Samsung Galaxy Note 7

jueves 01 de septiembre de 2016, 11:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

La compañía surcoreana ha confirmado que retrasará los envíos de los nuevos Samsung Galaxy Note 7 para evitar que haya más incidentes. El problema radica en la batería, y es que ya han explotado 35 equipos. Samsung nos ha confirmado que se está investigando lo ocurrido y que si algún usuario considera que su terminal pueda tener algún problema, la compañía se lo cambiará sin costes.

Imagen de uno de los Samsung Galaxy Note 7 afectados por los defectos en las baterías
Ampliar
Imagen de uno de los Samsung Galaxy Note 7 afectados por los defectos en las baterías

El último producto insignia de Samsung, el smartphone Galaxy Note 7 ha sufrido un duro golpe. Samsung ha decidido suspender las ventas después de que hasta 35 modelos se hayan incendiado por un defecto de la batería.

Los portavoces de la multinacional han confirmado que ese error sólo se ha detectado en 35 terminales, pero ya se ha ofrecido a reponer con un nuevo teléfono a los compradores del Galaxy Note 7, que se puso a la venta el pasado 19 de agosto. Samsung inició hace unas jornadas una investigación sobre lo ocurrido. El pasado 29 de agosto suspendió las ventas en Corea del Sur.

Según medios surcoreanos, el primer caso saltó a la luz el pasado 24 de agosto, cuando un usuario colgó una imagen de un Galaxy Note 7 completamente quemado en un foro de internet. Las denuncias en las redes sociales no tardaron en llegar y se han multiplicado en las últimas jornadas, siempre destacando que el terminal comenzaba a arder de forma espontánea mientras se procedía a su recarga.

Nuevo batacazo para Samsung

Samsung se encuentra en el punto de mira ahora con estas informaciones pues la compañía confía en tener buenos resultados con la venta de este terminal. Ya tuvo problemas el año pasado con la pantalla curva del Galaxy S6 Edge que terminaron situandolas ventas por debajo de lo planificado, algo que podría repetirse con su nuevo terminal estrella.

Cabe recordar que las baterías del Samsung Galaxy S7 ya sufrían de altas temperaturas como reflejamos en Zonamovilidad, pese a que el terminal integraba un sistema de refrigeración especial.

Este nuevo golpe para Samsung resulta un gran contratiempo, pues la coreana había recuperado el liderazgo con las ventas millonarias del Galaxy S7 que esperaba superar al adelantar la puesta en circulación del Galaxy Note 7, anticipandose al lanzamiento del iPhone 7. El ruido en las redes, las bromas y los memes no se han hecho esperar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios