www.zonamovilidad.es

Vodafone, Qualcomm y Huawei sorprenden al mercado

miércoles 22 de octubre de 2014, 13:04h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Podría pasar por un ratón elegante, por una sofisticada pastilla de jabón, incluso por un colgante de diseño, pero el Vodafone Mobile Connect MODEM es mucho más que eso. Es la velocidad punta en la conexión celular.

Si bien es cierto que la prueba la realizamos en un área de Madrid con una cobertura excepcional (ventajas de vivir cerca del aeropuerto), también lo es que el resultado del test de producto fue mucho mejor de lo que podríamos esperar. Una, dos y hasta tres veces comprobamos la velocidad de transmisión que señalaba el icono y el cuadro de diálogo correspondiente y no había confusión: 3,6 Mbps. o lo que es lo mismo, 3,6 veces más rápidos que el ADSL que me ofrece mi compañía telefónica a través del par de cobre. Ventajas, todas: alta velocidad de conexión en cualquier portátil (USB), banda ancha en cualquier lugar de la casa sin necesidad de cables, conectividad en las segundas residencias (campo, playa, etc.), alcance allá donde el operador no llega, etc.

La primera vez Windows 2000, XP, MAC OS X 10.2.6 (o superior); 50 MB de espacio de disco, 128 MB de memoria RAM, puerto USB e Internet Explorer 5.5 o superior. Requisitos, todos ellos habituales en cualquier ordenador adquirido en los últimos cuatro años (aproximadamente), que son los mínimos necesarios para que el MODEM funcione correctamente. La rutina no puede ser más sencilla. Antes de usarlo por primear vez es necesario introducir la tarjeta SIM del operador (en este caso exclusivamente Vodafone) en la ranura que, al efecto, tiene el dispositivo. Después, hay que conectar el módem al puerto USB con los cables que se sirven adjuntos en el pack y, a continuación, sólo hay que seguir los pasos que indica la pantalla; ya que prácticamente podemos decir que se trata de un periférico ‘plug and play’. Las únicas respuestas que debemos dar es si preferimos utilizar como idioma el inglés o el español, el PIN de la tarjeta, y a aceptar la orden ‘instalar’. Una vez completada la instalación aparece en la barra de tareas el icono de acceso directo (logo de Vodafone) al programa de gestión del MODEM. A continuación se pulsa sobre el mencionado icono con el botón derecho del ratón y seleccionamos encender/apagar para establecer la conexión a Internet. Por último, se abre el navegador como en cualquier equipo y... surfing... Los usuarios de Mac deben seguir instrucciones diferentes, pero no más complicadas (disponibles en la página del operador). Hay que señalar, igualmente, que el dispositivo, entre otras cosas, también permite crear y enviar mensajes cortos desde el mismo escritorio.

Sin magia Y lo que, a todas luces parece magia, responde a tres nombres propios: Qualcomm, Huawei y Vodafone, curiosamente una empresa americana propietaria de la patente, otra de telecomunicaciones e integración Asiatica y un operador europeo; cada uno de ellos nombres indiscutibles en el mundo de las TIC y, por tanto, certificado de garantía. Para quienes aún no están familiarizados con esta carrera hacia el infinito de los mega bits por segundo, hay que señalar que HSDPA es el siguiente eslabón en la cadena de la telefonía celular digital, que en España ha sido GSM > GPRS > UMTS > HSDPA y ahora HSUPA. El desglose de su acrónimo es High Speed Download/Upload Packet Acces, que no es otra cosa que la transmisión de paquetes de datos en alta velocidad (siempre superior a 1 Mbps y con la esperanza de alcanzar los 14 aproximadamente). Para saber el precio y el coste de la navegación, conviene consultar la página del operador www.vodafone.es, ya que los precios varían dependiendo de las condiciones del comprador.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios