www.zonamovilidad.es
Febrero 2013    6 de julio de 2022

Huawei guerra comercial

“Estados Unidos sigue siendo una nación independiente y nuestra política comercial se realizará aquí, no en Ginebra. No permitiremos que el Órgano de Apelación de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y el sistema de solución de controversias obliguen a los Estados Unidos a una camisa de fuerza con compromisos que nunca acordamos”. Así de contundente es el informe que describe la agenda comercial de la Casa Blanca para 2019, elaborado por el Representante de Comercio de EE.UU., Robert Emmet Lighthizer -el ejecutor del ideario de Peter Navarro-.

Huawei: Aumentan las ventas de terminales en el segundo trimestre de 2019

Llamamiento al gobierno de los Estados Unidos para detener la campaña contra Huawei apoyada estatalmente

Shenzhen (China), 29 de mayo de 2019. – Huawei presentó aquel día una moción de juicio sumario como parte del proceso en el que cuestiona la constitucionalidad de la Sección 889 de la Ley Nacional de Autorización de Defensa (National Defense Authorization Act, 2019 NDAA). Asimismo, hizo un llamamiento al gobierno de los Estados Unidos para detener la campaña contra Huawei apoyada estatalmente bajo alegaciones de falta de ciber seguridad. Sin embargo, ante las nuevas noticias prublicadas por Reuters y replicadas por otros medios en torno a la posibilidad de que el Mate 30 no disponga de aplicaciojes de Google, la multinacional guarda silencio. Reuters no menciona su fuente, las negociaciones deben estar en marcha. Habrá que esperar. Pero...

Horas antes de que se haga pública una nueva posición de Trump en el caso Huawei

“China es un país totalitario y corrupto que busca construir un imperio”; “El mercantilismo chino es un sistema injusto, explotador, distorsionador y amenazante”; “las aspiraciones de China son tan insaciables, que, se podría llegar a un choque frontal por nuestras necesidades básicas: pan, agua y aire”; “China ha sido responsable de la pérdida de 57.000 fábricas estadounidenses y más de 25 millones de empleos” (Peter Navarro)

El pasado 16 de mayo, el mundo dejó de respirar. Estados Unidos, declaraba abiertamente la guerra comercial a China y lo hacía a través de Huawei, acusando a la tecnológica de espionaje y de poner en riesgo la seguridad nacional. Su decisión incluía la prohibición de suministrar productos, componentes o materias primas no sólo a la multinacional asiática, sino a cualquier empresa del orbe que trabaje con ésta. Ayer 23 de agosto, después de muchos altibajos, Trump reaccionó altivo a la última subida de aranceles a los productos americanos en China y exigió a las empresas americanas que salieran del país asiático. La bolsa se tiñó de rojo

  • 1