www.zonamovilidad.es
Por Pilar Bernat
x
pbernattelycom4com /7/7/16
domingo 18 de agosto de 2019, 17:31h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame
“China es un país totalitario y corrupto que busca construir un imperio”; “El mercantilismo chino es un sistema injusto, explotador, distorsionador y amenazante”; “las aspiraciones de China son tan insaciables, que, se podría llegar a un choque frontal por nuestras necesidades básicas: pan, agua y aire”; “China ha sido responsable de la pérdida de 57.000 fábricas estadounidenses y más de 25 millones de empleos” (Peter Navarro)

Peter Navarro es el director de la Oficina de Política de Comercio y Fabricación (OTMP), un cargo creado ‘ad hoc’ por el presidente Trump “para defender y servir a los trabajadores estadounidenses y fabricantes nacionales”; pero su labor real es diseñar la estrategia comercial de la Era Trump. De esta forma, asesora al presidente sobre las políticas a adoptar para fomentar el crecimiento económico, disminuir el déficit comercial y fortalecer las bases industriales de manufactura y defensa de los EE.UU.

Según la página oficial de la Casa Blanca, Peter Navarro recibió su Ph.D. en economía de la Universidad de Harvard y es profesor emérito de economía y políticas públicas en la Universidad de California, Irvine. Fue asesor económico y comercial del presidente Donald J. Trump durante la campaña presidencial de 2016, y se unió al personal de la Casa Blanca el mismo día de la toma de posesión.

Experto en China

Antes de su nombramiento, Peter Navarro aparecía regularmente como analista del mercado financiero y experto en China en los medios de comunicación más prestigiosos del país y, lo que es más importante, es autor de numerosos libros sobre economía, análisis de mercados financieros y macroeconomía, entre los que destacan: ‘Death by China’ (Morir a causa de China) ‘Semillas de destrucción’, ‘Siempre ganadores’ o ‘La inminente guerra con China’, entre otros.

Navarro adquirió popularidad tras la publicación de un ensayo titulado ‘The policy game’; en el que se manifestaba contrario a las políticas arancelarias de los Estados Unidos en los años 30

Según diferentes medios internacionales, Navarro adquirió popularidad tras la publicación de un ensayo titulado ‘The policy game’; en el que se manifestaba contrario a las políticas arancelarias de los Estados Unidos en los años 30, contra el proteccionismo y contra las empresas que buscan favores gubernamentales para eludir la competencia.

En otoño de 2018, la revista americana ‘Regulation’ publicó un artículo de Pierre Lemieux titulado ‘La Conversión de Peter Navarro’, en la que analizaba sus diferentes publicaciones y constataba que a pesar de sus vaivenes con respecto al mercantilismo, hoy sus teorías proteccionistas las asume no sólo una parte de los votantes americanos sino el mismísimo presidente Trump.

Así mismo, hace diez años, Navarro publicó en 208 ‘The Coming China Wars’, La inminente guerra con China, con el subtítulo “Dónde combatirlos y cómo ganarles”, un libro en el que deja patente su firme oposición al modelo de relaciones comerciales que hasta ahora mantenían Estados Unidos y China. En él, el político americano, tal y como señalábamos al principio de este artículo, afirma cosas como que "China es un país totalitario y corrupto que busca construir un imperio” … “En el plano económico, sus empresas se benefician del apuntalamiento de un sistema de competencia desleal” ... “Las autoridades permiten el robo reiterado de la propiedad intelectual, el pago de salarios por debajo de los umbrales legales, el destrozo sistemático y sin consecuencias del medio ambiente” … “Además, el régimen brinda apoyo institucional y subsidios orientados a favorecer las ventas al extranjero de estas compañías".

El concepto de librecambismo que defendieron los padres de la economía moderna no se puede aplicar a la situación actual

Llamada internacional a la acción

En este mismo sentido en su ensayo ‘Fabricando un futuro mejor para América’ denuncia que el concepto de librecambismo que defendieron los padres de la economía moderna no se puede aplicar a la situación actual, “puesto que no todos los países participantes en el comercio internacional siguen las prácticas liberales y muchos introducen distorsiones mercantilistas y proteccionistas de manera sistemática”, donde ya apunta claramente a la Organización Mundial del Comercio.

Más allá, en posteriores libros y documentales realiza una llamada global a la acción contra el gigante asiático y defiende la interacción con los socios tradicionales del país (entre los que se encuentra el hoy también denostado México).

Recién llegado a la Casa Blanca, Navarro criticó abiertamente "el mercantilismo chino", el cual definió como "un sistema injusto, explotador, distorsionador y amenazante” que combina medidas restrictivas para las importaciones con la aprobación de subsidios y ayudas públicas a la exportación.

Huawei sólo un medio para alcanzar un objetivo

Desde su toma de posesión, Peter Navarro ha venido alertando sobre unos déficits comerciales que podrían poner en peligro la seguridad nacional de los Estados Unidos al permitir que países hostiles invadan las cadenas de suministro estadounidenses. La propia Wikipedia afirma que una de sus principales misiones es centrarse en los comportamientos de otros países que considera “abusivos, tramposos, ilegales e injustos”.

De hecho, es el promotor de la idea de aumentar el tamaño del sector de la manufacturación estadounidense, de establecer tarifas altas y de repatriar las cadenas de suministro globales que hemos oído en tantas ocasiones a Trump y que dejó de manifiesto con su apoyo a la compra de Qualcomm por Broadcom con la condición de que volvieran a fabricarse los semiconductores en los Estados Unidos.

Con una evidente influencia sobre Donald Trump, el ejecutor de sus ideas, en 2018 retiró al país del Tratado Integral y Progresivo de Asociación Transpacífico (de comercio entre los países que rodean el Océano) y en su punta de mira tiene un objetivo claro: la Organización Mundial del Comercio.

El primer intento de actuar contra China en el ámbito de la tecnología fue con la operación ZTE, la cual se saldó con una multa de más de mil millones de dólares; ahora ha ido más allá y ha apuntado al corazón tecnológico del país asiático: Huawei, considerando que todo lo construido a lo largo de este siglo se puede revertir y, a todas luces, sin medir las consecuencias de sus obsesiones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios