El cable submarino que une el Sur de Europa con EE.UU. atracó en Sopelana

Cableros y surfistas comparten ‘Marea’
Ampliar

Cableros y surfistas comparten ‘Marea’

sábado 09 de septiembre de 2017, 12:42h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Con el primer rayo de luz de la mañana del martes 13 de junio, se iniciaron los trabajos en la playa bilbaína de Sopelana donde, a lo largo del día, se realizó el atraque del cable submarino 'Marea' que unirá España-Europa y USA (Virginia) mediante 6,600 Km de línea de fibra óptica con una capacidad de 160 Tbps; la infraestructura es el resultado del trabajo conjunto de Facebook, Microsoft y Telxius (Telefónica).

Un gran barco atracado mar adentro, con cuatro tanques bobinas, soltó la guía que una pequeña embarcación condujo hasta tierra; allí un grupo de operarios había abierto previamente el profundo conducto; el cual, tras el enganche, se cubrió dejando, de nuevo, la bellísima playa vizcaína en perfectas condiciones.

El cable Marea tiene un grosor de 3 cm de diámetro aproximadamente en el que se incluyen los pares de fibra de gran pureza, el cable conductor de energía que alimenta los repetidores -se cargan desde los extremos- y el poliuretano de protección

Mezclados entre los obreros, los surfistas madrugadores entraban y salían del agua con la esperanza de poder cabalgar las olas sin interferir con el tendido y es que surfistas y cableros buscan el mismo tipo de costa con playa suave y corte profundo que permita trabajar con comodidad y seguridad en tierra a la vez que aproximarse el barco ‘nodriza’, lo máximo posible, al punto de amarre.

Los trabajos de tendido se completarán cuando se una este cable con los anillos de fibra del corredor europeo, a través del País Vasco (Telefónica); desde donde vinculará el resto de España y el Sur de Europa (los mayores data center de París, Frankfurt, Ámsterdam). Así mismo, unirá Londres utilizando un cable transoceánico ya existente. El despliegue finalizará en otoño de 2017.

Partiendo de la base de que se buscaba un punto en un tramo costero concreto, se realizaron prospecciones en el País Vasco, Cantabria y Asturias. Galicia quedaba descartada por su distancia del resto del continente. En su viaje hacia ‘las américas’ el tubo de fibra, de grosor variable según la profundidad (nunca superior al tapón de una botella) rodará el lecho marino alcanzando los 4.000 metros verticales en las áreas de mayor hondura.

Un hito en el ámbito de las infraestructuras

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Javier de Andrés, resaltó, durante el acto protocolario del enganche, la importancia de una instalación de este tipo, en este caso, patrocinada por Facebook, Microsoft y la empresa de infraestructuras Telxius (Telefónica). “Esto demuestra la capacidad de la sociedad moderna para romper barreras y lo que nunca se soñó como posible, hoy se hace realidad al unirse ‘físicamente’ España con Estados Unidos”.

El tendido tiene una capacidad de 160 Tbps, lo equivalente a transmitir 4.000 DVDs convencionales en un segundo o 100.000 MM de 'Tuits' en el mismo tiempo.

El portavoz de Facebook, Kevin Salvadori, tomó la palabra y recordó que “Facebook es una empresa que busca que el mundo sea más abierto y esté conectado. Siempre estamos impulsando nuevas tecnologías y apoyando este tipo de acciones como el cable ‘Marea’ que hoy inicia su tendido”. El directivo de la multinacional de Internet recordó la importancia del actual sistema de trabajo colaborativo (partnership) entre empresas e hizo especial mención a Telefónica y Microsoft. Subrayó el interés de Facebook por trabajar con una entidad de la experiencia y el prestigio de Telefónica.

Frank Rey, director de operaciones de red, habló en nombre de Microsoft y comentó que “estaban muy orgullosos de estar en Sopela con ocasión de la inauguración del cable del sur que cubrirá la demanda de los clientes de conexiones de nueva generación, de forma que se agilizarán las comunicaciones entre ambos países”.

Por parte de Telxius, Rafael Arranz, comentó que después de años tirando cables submarinos era un hito para un equipo español conseguir, finalmente, que una infraestructura de este tipo llegue a la Península. “Todo lo que veis es el resultado de 15 años de planificación; es un cable que va más allá de la unión de Sopela (nombre del municipio en vasco) con Virginia Beach, punto estratégico que va a dar entrada a los principales data center americanos, situados en el Corredor de Virginia y lo hará a través de la tecnología más avanzada de las existentes en este momento.

El cable y su seguridad

El cable Marea tiene un grosor de 3 cm de diámetro aproximadamente en el que se incluyen los pares de fibra de gran pureza, el cable conductor de energía que alimenta los repetidores -se cargan desde los extremos- y el poliuretano de protección. Su utilización supone un paso adelante para el tendido de las redes de nueva generación; en datos comprensibles, el tendido tiene una capacidad de 160 Tbps, lo equivalente a transmitir 4.000 DVDs convencionales en un segundo o 100.000 MM de 'Tuits' en el mismo tiempo.

Según los expertos presentes en el acto de Bilbao, actualmente existen más de 350 cables submarinos repartidos por los mares del planeta. El Océano Atlántico acoge 20.

En caso de ruptura

Como es de suponer, todas las infraestructuras de cable van redundadas, de forma que, si hubiera algún tipo de incidente por acción de un ancla, de fenómenos naturales, etc. el tráfico de datos no se vería afectado y viajaría por otros ya tendidos; en este caso, los del Atlántico Norte redundarían Marea y viceversa.

En caso de ruptura se inician unas labores que puestas negro sobre blanco podrían resultar rudimentarias. De hecho, a través de ‘buscadores’ o batiscafos se localizan; entonces, con unos ‘bicheros’ especiales se buscan las dos puntas perdidas en el fondo y una vez en el barco, mediante una máquina de alta precisión se funde de nuevo el cristal. El empalme debe ser perfecto. Afortunadamente, las incidencias son mínimas, tan pocas que no cabe estadística; ya que son fortuitas (volcanes, fuertes corrientes, pesqueros cerca de la costa, etc.)

Nuestro barco se pierde de nuevo en la bruma de la que salió. Le espera un largo viaje tras el que, si todo transcurre con normalidad, realizará el amarre de arribo en Virginia allá para el otoño. ¿Fecha fija? No. Si la mar se pusiera brava, el cable pendería de una boya y el equipo buscaría refugio hasta poder retomar el trabajo; pero si un día llegamos al trabajo y sentimos volar los datos, es posible que ‘Marea’ haya llegado a puerto.

El bunker de Conil

El de Bilbao no es el único punto al que llegan los cables submarinos en España; de hecho, en Conil se encuentra uno de los bunkeres de comunicaciones más importantes de Europa por donde pasan los cables de fibra Pencan-6 y Pencan-8, que unen Península y Canarias, así como el Columbus III, que va desde Florida, en Estados Unidos, a Lisboa y finaliza en Sicilia (Italia).

Otros puntos de amarre en España se encuentran en Chipiona, Roquetas, Palma de Mallorca, Ses Covetes (Baleares), El Medano y Altavista en Canarias, Melilla yalgún otro punto menor de la costa de Málaga y Valencia.

Marea y Brusa

Telxius es una empresa de infraestructuras de telecomunicaciones que forma parte del Grupo Telefónica; entidad que vendió al fondo de inversión KKR el 40% de la compañía, el pasado mes de febrero por 1.275 millones

Ofrece sus servicios en Europa y América, su propuesta de valor es “facilitar que los clientes se centren en sus competencias clave y maximizar la rentabilidad de su inversión de capital al compartir la infraestructura redundante”.

Entre sus líneas de negocio se encuentra una red internacional con más de 65.000 km de cable submarino de fibra óptica de los cuales 31.000 son en propiedad y que ahora se refuerza con el tendido de ‘Marea’ y con ‘Brusa’, otro despliegue semejante que unirá, igualmente Virginia Beach con Río de Janeiro.

Además, cuenta con 16.000 torres de comunicaciones en España, Alemania y países clave de Latinoamérica.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios