www.zonamovilidad.es
Calviño, con orgullo por nuestro país, reclama colaboración público-privada, unidad y un periodismo responsable

Calviño, con orgullo por nuestro país, reclama colaboración público-privada, unidad y un periodismo responsable

Por Pilar Bernat
x
pbernattelycom4com /7/7/16
jueves 16 de septiembre de 2021, 00:56h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Economía y Transformación Digital, Nadia Calviño, entregó, el pasado 14 de septiembre, el premio al periodista del año a Iñaki Gabilondo, durante la celebración de la entrega de premios de la Asociación de Editores Españoles, CLABE (Club Abierto de Editores), que tuvo lugar en el salón de actos de Caixa Forum Madrid. La ministra, acompañada, entre otros miembros del Gobierno, por el Ministro de Cultura y Deporte, Miguel Iceta; el ministro de Presidencia, Felix Bolaños o la directora del INCIBE, Rosa Díaz (premiada), elaboró un alocución muy cercano en el que, además de manifestar su orgullo por los recientes éxitos internacionales del país y expresar su esperanza en la efectividad de los Fondos de Recuperación, recordó la importancia de la Inteligencia Artificial y la apuesta definitiva que por ésta va a realizar el Gobierno

Arsenio Escolar, Pedro J Ramirez e Iñaki Gabilondo hablan claro en los Premios CLABE

Leer más

Inició su alocución Calviño aludiendo al orgullo que había manifestado uno de los premiados al recibir su galardón y se apoyó en sus palabras para declarar haberse sentido muy orgullosa en estas semanas por la ejemplar evacuación y acogida que se ha realizado desde Afganistán de españoles, colaboradores del Gobierno y otras personas asistidas por otros países que llegaron hasta la Península y subrayó el hecho de que España haya sido identificada como “el mejor exponente del alma de Europa y los valores europeos”.

Esa misma satisfacción la trasladó Calviño a los resultados de los Juegos Paralímpicos en términos deportivos y humanos; un resultado que, recordó, Iceta -sentado en primera fila del auditorio- había vivido en primera persona y que en su criterio estuvo “por encima de lo que se podría esperar de un país en nuestra situación económica, nuestra situación en el mundo y en otros ámbitos”. Dice mucho de nosotros como sociedad y como país -continuó-; pero yo creo que tiene también un significado que trasciende.

La vicepresidenta primera considera que empezamos este nuevo curso con muchas razones para la esperanza y que esa energía es la que nos tiene que llevar a que en 2022 recuperemos el nivel de producto interior bruto previo a la pandemia o a que en 2023 estemos ya en una senda de crecimiento como la que hubiéramos tenido “si no nos hubiera golpeado este maldito virus”

Razones para la esperanza

La vicepresidenta primera considera que empezamos este nuevo curso con muchas razones para la esperanza y que esa energía es la que nos tiene que llevar a que en 2022 recuperemos el nivel de producto interior bruto previo a la pandemia o a que en 2023 estemos ya en una senda de crecimiento como la que hubiéramos tenido “si no nos hubiera golpeado este maldito virus”. Es decir, confía en que nuestra economía se recuperará en 3 años de una crisis sin parangón, “sin precedentes en nuestra historia reciente”. Lo cual contrasta notablemente con la experiencia de la última crisis financiera, en la que tardamos 10 años, 12 años.

“Yo creo que, en algunos sentidos, sobre todo cuando hablamos de desigualdad, no nos habíamos recuperado cuando nos golpeó esta pandemia -puntualizó- y, además, contamos para guiar esta recuperación con un buen plan; un plan, que aprobó el 13 de julio la Unión Europea, gracias al cual podremos avanzar hacia una España más verde, más digital, más inclusiva y más justa: más justa desde el punto de vista social y territorial, pero también desde la perspectiva de la igualdad de género”.

En este último punto, Calviño quiso hacer un inciso: “no creo que ningún otro plan de recuperación europeo, por tanto mundial, tenga este énfasis en la igualdad de género y por eso quiero reconocer también que en esta gala ha habido una notable igualdad de género, tanto de los premiados y premiadas, como el de las personas que han repartido los galardones, y quiero reconocerlo porque son muchos los actos a los que asisto en los que justamente llama la atención lo contrario, así que muchísimas gracias a los organizadores y en particular al presidente de CLABE, Arsenio Escolar, por haberlo tenido en mente”.

Retomando su discurso, la ministra recalcó que con el anteriormente mencionado Plan de Recuperación lo que quieren hacer es invertir en los próximos años hasta 140.000 millones de euros, “una cifra tal que nos cuesta aprenderla y que es equivalente a la que España ha recibido en los 30 años desde nuestra adhesión a la Unión Europea en fondos estructurales” e invitó a los asistentes a imaginar lo que se puede conseguir si acertamos en nuestras decisiones y nuestros actos de aquí a 2026 “y, sobre todo, si pensamos en los jóvenes, en las futuras generaciones; porque son nuestro futuro y están siendo un motivo de orgullo”. Al hablar de los jóvenes, constató que tenemos una juventud ambiciosa, comprometida, que quiere crear un país mejor, que quiere construir una Europa y un mundo mejor, la cual tiene un enorme respeto por los derechos individuales, una enorme capacidad de escucha y de empatía; por lo que debemos tener confianza en el futuro.

Esta misma semana hemos conocido las inversiones de Microsoft -recordó-, pero recientemente también hemos tenido inversiones importantes de Vodafone y Google en Málaga y estoy segura de que les seguirán otras para la creación de centros de I + D; es decir, puestos de trabajo de calidad para que nos subamos a ese tren de la digitalización

En el ámbito de la digitalización

En el ámbito de la digitalización, se refirió Calviño a la importancia de las ayudas a la incorporación de la inteligencia artificial en cadenas de valor que se ha llevado a cabo esta misma semana; al programa UNICO de conectividad 100 por 100 y otros campos relevantes en los que se impulsará la inteligencia artificial o la ciberseguridad, y recordó que el galardonado INCIBE está lanzando licitaciones sin precedentes, por la envergadura de estas inversiones y por el apoyo al emprendimiento femenino.

Mencionó también el fondo Next Tech para escalar empresas de nueva creación y la Agenda Digital, según sus palabras “reconocida en el ámbito europeo y en el ámbito mundial, y que, de hecho, está atrayendo inversiones y puestos de trabajo de calidad”.

“Esta misma semana hemos conocido las inversiones de Microsoft -recordó-, pero recientemente también hemos tenido inversiones importantes de Vodafone y Google en Málaga y estoy segura de que les seguirán otras para la creación de centros de I + D; es decir, puestos de trabajo de calidad para que nos subamos a ese tren de la digitalización”.

Creo que en este momento en el que nos ha tocado vivir, en el que estamos inundados de información de redes sociales, de influencers, de ruido y de crispación en general resulta más importante que nunca contar con un periodismo de calidad, comprometido, comprometido, reflexivo y responsable, que pongan los intereses de los ciudadanos en el centro y nos permita diferenciar la información útil y potable de la que no lo es

“El plan de recuperación son inversiones, pero también son reformas, puntualizó Calviño; por eso, hemos lanzado recientemente el proyecto de ley de formación profesional; estamos empezando a lanzar los proyectos estratégicos para la recuperación y transformación de la economía o el de la transformación del vehículo eléctrico”. En tono de reflexión, la vicepresidenta destacó la importancia de que todos estos proyectos se desplieguen sobre la base de la colaboración público-privada, que no es sino la colaboración del conjunto de la sociedad, “porque vivimos en una sociedad en la que nos necesitamos los unos a los otros”.

Y continuó: “Viene viento de cola, no podemos decidir cuánto ni cuándo llegará; ni siquiera como soplará, pero lo que si podemos es orientar las velas; podemos remar todos en la misma dirección para llegar a buen puerto, que es el puerto de una recuperación justa, aprovechando esta oportunidad extraordinaria para convertir nuestro país en un lugar mejor para todos los ciudadanos”.

Y para conseguirlo la ministra considera que necesitamos contar con la colaboración de todos y esto incluye de forma fundamental los medios de comunicación, que tienen un papel absolutamente determinante para el mantenimiento de la cohesión social y la salud de los sistemas democráticos. “Uno de los premiados -recordó-, Iñaki Gabilondo, ha utilizado una metáfora acuática para decir que el desafío del periodismo del futuro es precisamente diferenciar la información útil de la que no lo es: buscar agua potable en una inundación y yo creo que en este momento en el que nos ha tocado vivir, en el que estamos inundados de información de redes sociales, de influencers, de ruido y de crispación en general resulta más importante que nunca contar con un periodismo de calidad, comprometido, comprometido, reflexivo y responsable, que pongan los intereses de los ciudadanos en el centro y nos permita diferenciar la información útil y potable de la que no lo es”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios