Xavier Codó, Vicepresidente y Director General de Mitek en Iberia y Latam
Ampliar
Xavier Codó, Vicepresidente y Director General de Mitek en Iberia y Latam

¿Dónde está la llave de tu empresa?

miércoles 19 de agosto de 2020, 10:30h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

El fraude gana fuerza en la era digital. Ya hemos visto en los últimos años un incremento de los robos de cuentas y de estafas en pagos online, y toda esta situación se ve agudizada por el cambio drástico hacia los canales digitales a raíz de la crisis del COVID-19. La ciberseguridad ha quedado en desequilibrio: si bien las empresas se han visto impulsadas a acelerar su transformación digital por la pandemia global, muchas de ellas no han fortalecido su seguridad como deberían.

Tengamos presente que la proliferación de canales y cuentas digitales, de filtraciones masivas de información y de tecnología avanzada como la inteligencia artificial (IA) son factores que contribuyen al aumento del fraude. Con fácil acceso a una gran cantidad de datos sobre consumidores o herramientas informáticas, los estafadores tienen a su alcance el control total de cuentas legítimas. Se mueven rápido y, cuando lo hacen, suele ser demasiado tarde para la víctima.

"La importancia de invertir en tecnología, talento y socios que contribuyan a proteger la identidad de los usuarios, a frenar el fraude y a mejorar la confianza es cada vez más acuciante"

Podemos afirmar sin miedo que los ciberatacantes, quienes realizan timos cada vez más complejos y pacientes, cuentan con tecnología de vanguardia; en cierto modo, van un paso por delante. Por tanto, la importancia de invertir en tecnología, talento y socios que contribuyan a proteger la identidad de los usuarios, a frenar el fraude y a mejorar la confianza es cada vez más acuciante.

Según datos internos de Mitek, el 74% de los consumidores considera que la seguridad es el elemento más importante de su experiencia online, por encima de la comodidad. Y es que los usuarios confían más en las plataformas y servicios online si se ha comprobado su identidad durante el proceso de onboarding. Si falta este paso o es demasiado ligero, probablemente los consumidores sientan menos confianza. Es más, valoran de manera positiva el hecho de que se les reconozca cuando vuelven a realizar una transacción o cualquier otra acción.

Biometría física

Por otro lado, la autenticación mediante biometría física ha endurecido el muro de defensa contra el fraude, pero no es infranqueable. La adopción generalizada de esta tecnología está dando origen a almacenes de datos biométricos, y algunos de ellos no son tan seguros como deberían. Por desgracia, existe un competitivo mercado alojado en la dark web cuyo contenido a la venta es biometría facial de selfies o vídeos que los estafadores recopilan de las redes sociales u obtienen mediante ataques de phishing.

"Hay que asegurar que el software de autenticación facial incluye la detección de suplantación de identidad certificada"

En parte, existe una demanda de datos biométricos porque se pueden utilizar junto con algoritmos de IA para crear deepfakes que tienen el mismo aspecto y suenan como una persona real. Hasta ahora, los deepfakes se han utilizado para dañar la imagen de famosos y políticos, pero podrían utilizarse en delitos de robo de identidad, incluyendo la apertura de cuentas fraudulentas. Para contrarrestar esta amenaza, hay que asegurar que el software de autenticación facial incluye la detección de suplantación de identidad certificada.

En ese aspecto, los modelos de análisis tradicionales no son efectivos contra el fraude cometido mediante identidades sintéticas. Hoy en día, la protección contra el fraude consiste, cada vez más, en utilizar la IA para atar cabos entre los distintos tipos de información del consumidor para hacerse una idea de si el cliente es legítimo o no. Los ciberatacantes, sin embargo, saben utilizar la IA para saber dónde colocar los elementos que les permitan crear una imagen general que parezca legítima. Es una carrera constante donde no solo gana el más rápido, sino el más eficaz.

Los ojos que todo lo ven

La primera barrera contra el fraude la marca la tecnología. La probabilidad de romperla es mínima, pero, por si acaso, en Mitek existe un equipo humano detrás dispuesto a levantar otro muro de seguridad: los agentes. Su capacidad de observación y análisis garantizan la verificación de una identidad digital. Son grandes especialistas que reciben una formación certificada tras pasar por un proceso de entrenamiento en el que son probados para medir sus técnicas y capacidades.

En primer lugar, los agentes clasifican y extraen los datos para luego pasarlos a revisión, de forma que realizan los chequeos correspondientes, incluyendo la coherencia de los campos en el anverso y reverso. También observan si la foto es válida, así como la fuente. Por último, llevan a cabo una comparativa de la imagen del selfie que envía el usuario con la foto del documento de identidad. En este caso, se hace un liveness check a la foto enviada.

Tecnología y, sobre todo, talento

La tecnología está preparada para combatir los retos que tiene delante, pero eso no significa que no tenga que evolucionar constantemente para garantizar la seguridad de los usuarios y, por extensión, de las empresas. Para ello, conviene apostar por el mejor talento disponible. Los profesionales especializados en ciberseguridad están altamente solicitados en el entorno empresarial actual, pues un simple ciberatacante puede paralizar la actividad de cualquier organización y hundir su reputación. Es mucho lo que está en juego.

"La Administración Pública apenas ha madurado en este sentido"

No obstante, vivimos en un país de contrastes y ni siquiera el ámbito de la tecnología se salva de ese principio. España es pionera en soluciones de identificación, pero no aprovecha su ventaja competitiva; bancos, telecos y otras compañías ya cuentan con las más avanzadas soluciones digitales, pero la Administración Pública apenas ha madurado en este sentido. Falta regulación, formación destinada a empresas y usuarios, y responsabilidad de todas las partes.

Autor: Xavier Codó, Vicepresidente y Director General de Mitek en Iberia y Latam

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios