www.zonamovilidad.es
 Xavier Codó, vicepresidente y director general para Iberia & LATAM de Mitek
Xavier Codó, vicepresidente y director general para Iberia & LATAM de Mitek

Las empresas deben ‘aprender’ a blindar su seguridad si quieren sobrevivir

sábado 01 de mayo de 2021, 11:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

El mundo ha acelerado su transformación hacia lo digital, con todo lo que eso conlleva. La situación provocada por la pandemia nos catapulta hacia un paradigma completamente nuevo, para el que nos veníamos preparando en la última década, pero a una velocidad mayor e inesperada. El teletrabajo se ha convertido en algo común entre compañías y la ciberseguridad ha pasado a la primera línea del frente.

Ya lo comentaba McAfee en uno de sus informes, uno de los temas predominantes es la magnitud y el impacto que los ataques contra la ciberseguridad han tenido en nuestra sociedad. El cambio repentino y a gran escala hacia el trabajo en remoto ha supuesto un incremento de la nube y de redes externas a las empresas, siendo este factor un nuevo estímulo para los cibercriminales a la hora de acometer fraude.

"Se prevé un incremento de la biometría para permitir el acceso remoto a datos de empresa"

Por esta razón, las empresas están elevando su apuesta por la seguridad, la gestión unificada de dispositivos y el uso soluciones de verificación biométrica. En este sentido, se prevé un incremento de la biometría para permitir el acceso remoto a datos de empresa. Los concurrentes ataques de phishing han llevado a las compañías a hacer hincapié en verificar a quienes tratan de acceder a su red.

Todo apunta a que, cuando la pandemia esté controlada, el teletrabajo seguirá. El 76% de las pequeñas y medianas empresas (pymes) mantendrá este modelo tras la crisis, asegura Fiverr. En este aspecto, serán muy importantes los recursos que las empresas destinen a la ciberseguridad de sus empleados, no solo con programas y entornos seguros, sino también con cursos y formaciones.

La formación es el mayor escudo

Gran parte de la efectividad de los ciberataques se basa en la falta de capacidad de reconocer las amenazas, por lo que las competencias son necesarias. Por ejemplo, en el caso del ransomware, el cual impide a los usuarios acceder a su sistema o archivos personales, la principal vía de entrada sigue siendo el phishing, por lo que es necesario que los empleados de las empresas estén al tanto y mantengan sus equipos actualizados.

Hemos de pensar que los cibercriminales implementan nuevas tecnologías en sus ataques constantemente, como la inteligencia artificial, el machine learning y el deep learning, para aprender de cada ataque y mejorar en el siguiente. Por tanto, es esencial que las empresas logren alcanzar un nivel de madurez en ciberseguridad para defenderse lo mejor posible. En estos casos, las alianzas con partners tecnológicos resultan cruciales.

La seguridad es la llave de la confianza digital

Más allá de la ciberseguridad en el trabajo, también es imprescindible reforzar los servicios de cara al cliente. Hay una cuestión económica evidente detrás que debe empujar a las empresas a tomarse en serio esta cuestión, pero no es la única. La confianza digital de los consumidores hacia una compañía es fundamental para poder prosperar en el nuevo paradigma, pues ahí entra en juego el elemento reputacional, absolutamente clave.

Crear un entorno seguro de puertas hacia dentro pero también afuera va a permitir a las empresas percibir una mejor valoración de cómo trabajan y de lo que ofrecen. Las filtraciones de datos y los hackeos hacen temblar hasta a las empresas más poderosas del mundo, por lo que no es baladí. Todos tenemos cada vez más claro que el futuro pasa por los servicios digitales y el trabajo en remoto —o al menos híbrido—, y en todos ellos hay un denominador común, que es la seguridad.

Autor: Xavier Codó, vicepresidente y director general para Iberia & LATAM de Mitek

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios