www.zonamovilidad.es
Por Alfonso de Castañeda
x
alfondcctelycom4com/8/8/17
jueves 27 de junio de 2019, 14:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

La firma de ciberseguridad rusa Kaspersky ha advertido de la proliferación de servicios de falsificación de notas en la red.

Aprovechando la presión de los exámenes finales, los ciberdelincuentes seducen a los estudiantes para ofrecerles servicios de piratería para falsificar las notas, que además son fáciles de encontrar mediante una búsqueda rápida en Internet.

“A lo largo de los años, una próspera industria clandestina ha crecido para facilitar el engaño cuando se trata de logros académicos, y en ella se incluyen foros de discusión, guías y videos”, apuntan desde Kaspersky.

Ante esta decisión, investigadores del grupo han analizado más detenidamente este tipo de fraudes. En concreto, a través de una única búsqueda online, los analistas han descubierto a un proveedor de servicios para falsificar notas y diplomas que a través de un sencillo formulario de pedido permite al cliente seleccionar el tema, el nivel de la calificación y la institución emisora de su elección. Junto a los certificados universitarios, también estaban disponibles certificados escolares sobre una larga lista de asignaturas.

"A lo largo de los años, una próspera industria clandestina ha crecido para facilitar el engaño cuando se trata de logros académicos"

Los investigadores han examinado también algunos de los sistemas de información escolares más utilizados y han encontrado que en muchos de ellos sólo es necesario introducir un nombre de usuario y contraseña para autenticar el acceso de los estudiantes, padres y profesores, lo que hace que sean “preocupantemente fáciles de piratear utilizando credenciales robadas o reutilizadas”.

“Nuestra investigación también descubrió a un proveedor del mercado negro que, a cambio de una tarifa, creaba el certificado que el usuario eligiera”, ha explicado David Jacoby, evangelista de seguridad en Kaspersky. “Para la mayoría de los jóvenes que trabajan arduamente para preparar y hacer los exámenes, y para los colegios y universidades, este engaño puede resultar muy desmoralizante, sin olvidar que el fraude en la educación es un delito”, ha señalado Jacoby.

Kasperksy recomienda además introducir algún tipo de autenticación de dos factores para los sistemas de información, especialmente los basados en la web, y en particular para el acceso a los registros, calificaciones y evaluaciones de los estudiantes.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios