Intel impulsa sus beneficios un 42,4% hasta los 5.251 millones
Ampliar

Intel impulsa sus beneficios un 42,4% hasta los 5.251 millones

viernes 24 de abril de 2020, 12:14h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Intel logró un beneficio neto de 5.661 millones de dólares (5.251 millones de euros) durante los tres primeros meses del año, una mejora del 42,4% respecto a las cuentas del mismo periodo del año anterior.

El fabricante estadounidense de chips facturó en el primer trimestre 19.828 millones de dólares (18.392 millones de euros), un 23,4% más que un año antes. Por negocios, los centros de datos son los que más crecen con una subida del 42,6% hasta los 6.993 millones de dólares (6.486 millones de euros). Por otro lado, el área de Internet crece un 1,6% hasta los 1.137 millones de dólares (1.054 millones de euros).

"El papel que desempeña la tecnología en el mundo es más esencial ahora que nunca, y nuestra oportunidad de enriquecer vidas y permitir el éxito de nuestros clientes nunca ha sido más vital"

Estos resultados suponen batir las proyecciones propias y las de los analistas por la fuerte subida en el negocio de los Centros de Datos y por la elevada cifra de ventas en el Grupo de Computación para clientes que se dedica a fabricar chips para ordenadores, que vendió 9.775 millones de dólares, un 13,8% más.

"Nuestro rendimiento en el primer trimestre es un testimonio del enfoque de nuestro equipo en salvaguardar a los empleados, apoyar a nuestros socios de la cadena de suministro y entregar los productos a nuestros clientes durante este desafío sin precedentes", ha defendido Bob Swan, CEO de Intel. "El papel que desempeña la tecnología en el mundo es más esencial ahora que nunca, y nuestra oportunidad de enriquecer vidas y permitir el éxito de nuestros clientes nunca ha sido más vital. Guiados por nuestros valores culturales, ventajas competitivas y fortaleza financiera, confío en que saldremos de esta situación una empresa aún más fuerte", ha apuntado Swan.

Deuda para afrontar el coronavirus

Por otro lado, para afrontar las necesidades de la pandemia mundial del Covid-19, Intel ha emitido 8.000 millones de dólares de deuda adicional, situando su deuda a largo plazo en los 36.455 millones de dólares, frente a los 25.308 millones con los que cerró 2019.

Esto se suma a los informes de los analistas que apuntan a una caída de las ventas de ordenadores, teléfonos móviles y otro equipamiento tecnológico durante las próximas semanas, lo que se suma a los cierres de fábricas y otras interrupciones en la cadena de proveedores podría perjudicar el negocio de Intel.

Ante esta situación, Intel se ha negado a proporcionar estimaciones sobre sus resultados en el conjunto del ejercicio por la “incertidumbre”, aunque confía en alcanzar una cifra de negocio de 18.500 millones de dólares (17.161 millones de euros) en el segundo trimestre.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios