Expo Milán 2015
Ampliar
Expo Milán 2015

Expo Milán 2015. La utopía digital

martes 23 de junio de 2015, 12:18h

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

Fue en el siglo XV cuando surge la inquietud de un nuevo orden en la convivencia y en la forma física en que ésta debía tener lugar. Tomás Moro, con su Utopía abrió un mundo sin fin a partir del cual se han sucedido las propuestas sobre cómo debían ser las ciudades, cómo se debían integrar los ciudadanos en ellas y, en definitiva, cómo se podía optimizar la convivencia y la gestión de las nuevas urbes.
Ampliamente estudiado fue el caso de Il Filarete (Antonio Averlino) y la idea de urbanismo utópico que plasmó en su ‘Tratado de Arquitectura’; en el que hablaba de una ciudad, ‘Sforzinda’, llamada así en honor de Francesco Sforza, fundador de la dinastía que gobernó Milán en la segunda mitad del siglo XV.
Y es precisamente en Milán, donde, cinco siglos después, se ha levantado la primera utopía digital; la primera ciudad inteligente (Smart City) concebida como tal desde su origen. Hablamos de la Expo Milan 2015 y de la empresa que, junto a otros socios, la ha hecho posible: Cisco.

Decumanus y Cardus

Y es que, este sueño hecho realidad se concibió en 2009 como una ciudad organizada al mejor estilo romano, con un Decumanus Maximus con orientación
Este – Oeste a cada uno de cuyos lados se sitúan las dos puertas principales y un Cardus Máximus, transversal. En la intersección de las dos, es cierto que no está el Foro, pero sí la Plaza Italia enmarcada por cuatro esculturas monumentales de Daniel Libeskind, desde la cual podemos llegar al edificio más destacado de la feria, el Pabellán del país anfitrión y a la zona emblemática donde se sitúa el árbol de la vida ‘plantado’ en medio de un lago donde se disfruta del tradicional espectáculo de luz y sonido, tan típico en este tipo de eventos. ¿Sus dimensiones? Las equivalentes a transportar una ciudad como Estrasburgo a la campiña italiana.
A los lados del Decumanus, amplio y largo, se alzan los 80 pabellones, 54 de países con infraestructura propia, además de los llamados ‘hub temáticos’ que engloban otros 91 en torno a contenidos específicos, siempre relacionados con la temática de la exposición universal: ‘Alimentar el planeta. Energía para la vida’. Con milimétrica organización democrática, cada una de las entradas a las sedes está equidistante a esa vía principal y ninguna construcción tiene preferencia sobre otra. Parece claro que una inmensa mayoría de los países del mundo han querido participar y poner su grano de arena en un evento en el que, si de algo se va a aprender, es de cómo la vida digital cambia la vida real y la puede hacer más equitativa, sostenible y económica.

La Expo IP

Y dado que las ‘Expo’ tienen lugar cada lustro, la asignación de la sede, la elección de la temática y la planificación del concepto se lleva a cabo con años de antelación. Por eso, si bien estaba decidido que Milán alojara la primera ciudad inteligente del mundo concebida como tal, la duda residía en qué momento se encontraría la tecnología cuando llegara el día de la inauguración, ya que ésta, como todo el mundo sabe, más que evolucionar, muta.
Así, estaba claro que la nueva utopía sería un concepto ‘todo IP’, una Smart City gestionada íntegramente desde un control central, en la cual los cientos de miles de visitantes diarios tendrían cobertura de banda ancha de libre acceso, e información puntual sobre todo lo que ocurriera en el recinto. Sin embargo, las TIC mandan y Expo MilЗn 2015 ha terminado convirtiéndose, por obra y gracia de Cisco
-responsable de las soluciones y redes IP- junto a otros socios de la organización como TIM, Samsung o Accentur, en el paraíso del Internet de las Cosas (IoT) y un paso más allá del Internet de la alimentación.
Allí los conceptos: conectividad, cloud, smart, big data, seguridad y multimedia se conjugan para llevar el futuro al mundo real. “Aceptamos el reto de materializar la idea para que la gente pudiera palpar el significado de la palabra tecnología. Actualmente, en el mundo hay más terminales conectados que humanos habitando la tierra y 50.000 millones de objetos están vinculados a Internet; las cifras crecen día a día pero aquí la tecnología encuentra un entorno ‘ideal’ ”, asegura David Bevilacqua, VP de Cisco para el sur de Europa.

La percepción del visitante de la Expo

Y, ¿en qué lo nota en visitante? Pues realmente, en nada y en todo; ya que si no se lo dicen, probablemente no perciba cada uno de los puntos de acceso que la multinacional americana ha desplegado por toda la Expo para dar cobertura de banda ancha gratuita; que la gestión de entradas es completamente digital o que hay un sistema de reconocimiento facial en las puertas. Tampoco saben que los abastecimientos básicos, el agua, toda la energía que permite la iluminación, la aclimatación, el funcionamiento de infraestructuras, lugares de descanso, restauración u ocio, etc. responden a una red de suministro inteligente (Smart Grid), que todos los coches de la organización son eléctricos, o que el fantástico espectáculo de luz y sonido del que se disfruta en el mencionado Arbol de la vida tiene 30 potentes switches de Cisco detrás.

La aplicación de Accentur y los tótems de Samsung

Sí pueden disfrutar, sin embargo, los cientos de miles de viandantes que por allí pasean cada día, de la aplicación oficial desarrollada por Accentur; la cual permite que todos los usuarios dispongan de un ‘asistente digital’ antes, durante y después de su visita a la Expo y que ha alcanzado las 700.000 descargas entre septiembre de 2014 y junio de 2015. Activada la aplicación y con el Bluetooth encendido, un portentoso despliegue de ‘beacons’ nos informa de determinados detalles que saltan en el móvil a nuestro paso en modo notificación (pop up).
Si esto falla, o nos resulta insuficiente, siempre podemos encontrar a la vista un totem de Samsung con mapas, horarios de actuaciones, información general, hora, temperatura, etc.
La cobertura de la red celular 3G/4G para los teléfonos móviles, corre a cargo de Telecom Italia (TIM).

Una ciudad a capas

El proyecto de esta ciudad inteligente, utópica, filantrópica y sostenible, se concibió mediante una planificación ‘cebolla’; es decir mediante capas que se generan en torno a un núcleo central y que van cobrando presencia.
En un primer momento, se concibieron y distribuyeron los sistemas de suministro inteligentes (smart grids), la iluminación -no menos lista-, y los equipos de medición.
A continuación llegó el turno de las infraestructuras con el despliegue de redes móviles y fijas; la instalación del centro de datos (replicado) y los servicios IT para empresas, visitantes y participantes.
En una tercera oleada se trató la seguridad (física y digital) y se tomaron las decisiones sobre el control de acceso y las pantallas, la vigilancia y monitorización electrónica y se puso en marcha el control central de la ciudad-evento.
El cuarto escalón fue para la filiación digital, el desarrollo de aplicaciones y el qué y dónde de los servicios de información y señalización.
Finalmente, se dispusieron los elementos de movilidad (coches eléctricos), sistemas de pago (NFC) y los contenidos que se mostrarían al público.
Cada uno de los países participantes, tomó sus propias decisiones, aunque la mayoría se sumaron a los proveedores oficiales; sobre todo para garantizar que el streaming, su ‘signaling’ e infinidad de procesos multimedia que enriquecen los interiores funcionaban con corrección. Bien se puede decir que es la primera expo multimedia, multiformato, multiacceso.

Big Data el quid de la gestión

La interconexión de la gente, los sensores físicos y sociales que aporta Milan 2015, los procesos, los datos y las cosas, en sí mismas, facilitan la toma de decisiones y, en consecuencia el correcto funcionamiento de un entorno concebido como un todo en uno.
El concepto de Big Data y la infraestructura de soporte tecnológico creada al efecto, permite solventar problemas al instante, variar planificaciones, disponer en base a la lógica y a la realidad. Nicola Villa, director del Servicios de análisis de datos y consultoría de Cisco considera que es “necesario conectar a la gente y las cosas que utilizamos para decidir racionalmente sobre temas relevantes y, así, poder aportar valor. Hay que utilizar los datos para manejar información útil (considerando la veracidad, la velocidad, el valor y el volumen) que permita tomar esas decisiones de forma correcta; hay que enviar la información adecuada, en el momento adecuado, a la persona o la máquina adecuada”.

Internet de la alimentación

Pero, ese concepto de ‘los datos en movimiento’ también nos ha permitido, ya, llegar al Internet de la alimentación. Hoy, el equilibrio alimenticio es un reto para la humanidad y debemos saber que la tecnología permite garantizar la correcta producción, distribución y consumo de los alimentos de forma segura y saludable. Es más, que se puede realizar una gestión transparente asociada al principio de trazabilidad (seguimiento de la cadena mediante sistemas y servicios TIC).
De hecho, la empresa Barilla, igualmente socio de Milán 2015, utiliza el lema “del campo a la mesa” para enseñar al mundo como alcanzar este objetivo y lo hace desde un rincón del supermercado máЗs avanzado del orbe donde un código QR nos muestra el viaje de nuestro producto, desde el lugar donde se cultivó hasta el punto en el que lo consumimos, o un simple toque sobre el artículo que vamos a adquirir nos enseña en una pantalla quО estamos comprando, los valores nutricionales, procedencia y precio, entre otras cosas.

En el fondo

Así sobrevolando la Expo Milán 2015 encontramos cuestiones que se esperan encuentren respuesta como si es la Expo digital realmente una ciudad inteligente sostenible donde hay un equilibrio entre servicios, economía y recursos. Es decir, si aplicar la tecnología a nuestro entorno aporta funcionalidad y ésta beneficios en términos ecológicos, económicos, energéticos, de movilidad y de calidad de vida.
Pero también encontramos una intención mucho más que filantrópica: la intención de alimentar al mundo y crear una red de gente (Smart community) interesada en este objetivo primordial. “Hay mucha energía positiva dentro de la Expo y la energía, para la vida, es el principio”.

La plataforma de servicios

Accenture ha creado para Expo Milano 2015 una plataforma de prestación de servicios (Service Delivery Platform, SDP) que recopila, analiza y procesa todos los flujos de información relacionados con la exposición, sus patrocinadores y expositores. El objetivo es generar servicios para los visitantes y para la propia Expo empleando una serie de soluciones tecnológicas y digitales. La SDP de Accenture, tiene capacidad para más de 2,5 millones de operaciones, hasta 7,5 millones de notificaciones basadas en la ubicación de los visitantes, 150.000 correos electrónicos y 2,6 millones de mensajes de texto al día para gestionar campañas informativas vinculadas a la exposición.
Entre los servicios de la SDP para empresas figura la posibilidad de ofrecer cupones electrónicos, un sistema de control de presencia y ubicación, o iniciativas de atención al cliente a través del portal MyExpo. Por lo que se refiere a los visitantes, la SDP también gestiona la app oficial de la Expo, que ha sido desarrollada por la compañía (hay otra, una web app, escrita por Cisco)

La Expo en cifras

Apertura del 1 de Mayo al 31 de octubre de 2015
Visitantes diarios: 250,000
Dimensión: 1 Kilómetro cuadrado
Pabellones: 145
Redes
Redes: 80 kilómetros de redes IP de fibra
WiFi: 700 puntos de acceso ext y 2.000 interiores
35.000 usuarios de media diaria con picos de 58.000
50 MB de datos media usuario/día
Teléfonos IP + Video: 1.200
Red celular: 18 macroceldas y 24 microceldas 3G/4G
Core Switches: 45
Switches de acceso: 1.100
Nodos Firewalls/IPS: 100
10Gbit/s
Suministros
Puntos de iluminación inteligentes en exterior: 1000
Recarga de vehículos eléctricos: 100 (23 Kw)
Smart Grids: 25 Km
Cámaras de seguridad: 2000 interior, 500 exteriores
Accesos de comunicación: 200
Totems de información interactivos 19
Paredes de información (e-walls) 10
Inversión
Inversión 2.200.000 millones (Gobierno + recaudación)
Inversión en tecnología: 200 millones (150 MM de los socios con 40 MM de Cisco)
Redes sociales
En el primer mes
Facebook: 17.000 likes
Twitter: 550.000 seguidores y
5.000 preguntas/respuestas al mes
Instagram: 150.000 seguidores
Pinterest: 10.000

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.