www.zonamovilidad.es
Por Alfonso de Castañeda
x
alfondcctelycom4com/8/8/17
martes 19 de enero de 2021, 12:48h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

Esta semana el diario estadounidense The Washington Post desvelaba una demanda interpuesta por la Coalition for a Safer Web pidiendo la retirada de Telegram de la App Store de Apple.

La Coalition for a Safer Web acusa a Telegram y su directiva de no luchar de manera alguna contra los llamamientos a la violencia y los mensajes de contenido extremista, particularmente citando la situación con la irrupción en el Capitolio de los Estados Unidos a principios de enero. La demanda va más allá y asegura que la app viola los términos de servicio de la App Store.

En este sentido, la coalición reclama que se retire a Telegram de la App Store y la asociación está planteando también su retirada de la Play Store de Google, aunque sería un impacto menor ya que los usuarios de Android pueden descargar las aplicaciones desde otras fuentes.

En este sentido y ante estas acusaciones, el CEO de Telegram, Pável Dúrov, ha respondido a través de su canal explicando que los usuarios de Estados Unidos apenas representan el 2% del total de usuarios de la app y explica que aun con esas cifras, Telegram ha estado observando la situación de cerca.

“Nuestros términos de servicio prohíben explícitamente la distribución de llamadas públicas a la violencia”

“Nuestros términos de servicio prohíben explícitamente la distribución de llamadas públicas a la violencia”, explica Dúrov. “En los últimos siete años hemos hechos cumplir esta regla de manera consistente a nivel mundial, desde Bielorrusia e Irán hasta Tailandia y Hong Kong. Los movimientos civiles de todo el mundo confían en Telegram para defender los derechos humanos sin recurrir a infligir daños”, apunta el CEO de la app de mensajería.

Según detalla Dúrov en su mensaje, a principios de este mes, el equipo de moderación de Telegram comenzó a recibir un mayor número de informes sobre la actividad pública relacionada con Estados Unidos en la plataforma, motivo que llevó al equipo a actuar “con decisión” al tomar medidas que el directivo considera como “drásticas” contra los canales estadounidenses que abogaban por la violencia.

Concretamente, Telegram bloqueó y cerró la semana pasada cientos de llamadas públicas de violencia. “El equipo continúa procesando los informes de los usuarios además de eliminar proactivamente el contenido que incita directamente a la violencia”, señala Dúrov.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios