www.zonamovilidad.es

Prueba Nokia Lumia 800. El Fénix

miércoles 22 de octubre de 2014, 13:04h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

prueba Nokia Lumia 800, test Nokia Lumia 800, analisis Nokia Lumia 800Prueba Nokia Lumia 800. España es uno de los primeros países en que Nokia inicia la comercialización de sus primeros Windows Phones, el Lumia 800 y el Lumia 710, un gama alta y un gama media novedosos que llegan al mercado para respaldar la palabra dada por Stephen Elop tras el anuncio del acuerdo entre Nokia y Microsoft en el mes de febrero. Muchos ‘analistas’ creyeron que no llegarían, se han cantado réquiems por la multinacional finlandesa en foros, blogs y microblogs y se aseguró que, si antes de fin de año no había un terminal, ya no se podían subir al carro de la competencia. Pero una vez más, los profetas vuelven a fallar. Nokia ha sacado en ocho meses dos smartphones en dos gamas, con distintas características y precios, con funcionalidades sorprendentes y con ánimo de pelear y de llenar el mercado de dinamismo y color.

Pero centrémonos en el Lumia 800. De la mano de su diseño, llega la primera sorpresa: está construido bajo una carcasa ‘unibody’ (no se abre) de policarbonato de color. Es decir, el material es de un tono, no lleva pintura, lo cual le aporta resistencia; ya que, aunque se ralle, no salta y no envejece tan rápidamente como la mayoría de los móviles del mercado. Con respecto a la moda de que no se pueda sacar la batería, es aceptable siempre y cuando ésta responda y no necesite recambio (la unidad de prueba promete un día y ocho horas tras una recarga completa y con un uso moderado). Técnicamente, se trata de una batería de Ión-Litio (no tiene efecto memoria) de 1450 mAh.

Tocar y disparar El tacto es muy agradable, no tiene aristas y sí los botones imprescindibles para facilitar el uso de sus funciones: cuatro físicos y tres virtuales. Tabla caracteristicas Nokia Lumia 800, ficha tecnica Nokia Lumia 800 El primer físico, el activador/disparador de la cámara encierra la segunda sorpresa: incluso con el teléfono apagado, funciona la cámara. Esta cámara, alojada en la trasera y con su óptica ligeramente protegida por un escudo cromado que la enmarca, ofrece tomas de vídeo en alta definición ([email protected]) y fotos hasta 8 Mpx, que surgen de una óptica Karl Zeiss con gran angular. El flash es de doble LED y se puede elegir a simple vista si lo queremos en automático, activado o desactivado. La cámara viene de fábrica con unos valores predeterminados que podemos cambiar en cada toma según nuestras necesidades (escena, balance de blancos, ISO, modo de medición, efePrueba Nokia Lumia 800, test Nokia Lumia 800, analisis Nokia Lumia 800ctos, contraste, saturación, modo de enfoque y resolución) y, después de hacerla, nos permite compartirla, alojarla en la nube (SkyDrive gratis), usarla como fondo de pantalla, corregir automáticamente la toma, etc. Siguiendo con nuestros botones, el central activa y desactiva la pantalla y nos muestra la posibilidad de apagar el teléfono. Los pulsadores superiores corresponden al volumen, pero tienen truco. Al subir o bajar, salta un banner en la pantalla con el nivel del volumen en términos numéricos y, allí mismo, podemos activar el modo vibración o, si estamos escuchando música, gestionar el reproductor (cuando salta el salvapantallas, también se quedan visibles los botones principales y el nombre del tema que suena). En cuanto a las teclas virtuales, la central, eterno icono de Windows, nos desvela que se trata de un Windows Phone: en este caso cargado con su último sistema operativo, Mango 7.5, adaptado para Nokia y preparado sobre un procesador que lo gestiona con agilidad sorprendente: Qualcomm Scorpion a 1.4 GHz, combinado con un chipset Snapdragon MSN8255 (HSPA, A-GPS, WIFI b/g/n, Bluetooth, etc.) con procesador gráfico también de los de San Diego, concretamente un Adreno 205. Cuando mantenemos este botón virtual pulsado, se activa otra peculiaridad de este smarthpone: los comandos vocales para llamar a un contacto o a un número, abrir una aplicación, volver a marcar, enviar un SMS, llamar al correo de voz, buscar o, mientras realizamos una llamada: presionar número, activar el altavoz o llamar a un tercero. Y si bien es verdad que nuestra interlocutora virtual es correcta y habla claramente con voz poco metálica, muchas veces nos dice: “lo siento, no te he entendido”... será cuestión de practicar más para irnos conociendo. La flecha de retroceso, fundamental para facilitar el uso de este tipo de teléfonos, nos permite volver sobre nuestros pasos uno a uno, pero también, tras una pulsación prolongada, nos muestra lo que podríamos denominar imagen de la multitarea; es decir, reduce las ventanas abiertas y las aplicaciones activas para que nos movamos de una a otra con un solo toque. El último botón a la vista es la lupa para buscar en Internet con Bing, reconocer un tema musical, escanear códigos QR (BiDi), tags de Microsoft o buscar un texto prueba Nokia Lumia 800, test Nokia Lumia 800, analisis Nokia Lumia 800enfocado y traducirlo al idioma que indiquemos (bastante efectivo). Hay que aclarar que cada página del menú o aplicación suele llevar su propio menú contextual y que éste puede tener botones visibles o unos puntos suspensivos que nos indican que posibilidades tenemos para continuar nuestra acción o configuraciones. También en este apartado hay que señalar una de las mayores virtudes del teléfono o el tercer secreto: el toque sobre la pantalla (capacitiva multitáctil) es casi infalible; es suave, las transiciones son fluidas, atractivas y naturales; van a la misma velocidad a las que las puede acompañar nuestra vista. Hay que señalar que la pantalla es AMOLED (formada por LEDs orgánicos y con matriz activa) Clear Black, una tecnología desarrollada por Nokia y LG para que sus teléfonos dispongan de un display brillante, sensible y pronunciado contraste. En este caso, la resolución es de 800 x 480 px, tiene una profundidad de color de 16 millones y va cubierta con un cristal Gorilla Glass curvado y resistente (se utiliza en el cristal de los helicópteros) cubierto con una película antihuellas (no está mal y las que quedan se limpian con facilidad). Mango 7.5 Mango 7.5 es el nombre que recibe el último sistema operativo para telefonía móvil desarrollado por Microsoft. Su pantalla de inicio, de vista única, nos muestra un mosaico de ventanas activas y dinámicas, que no sólo nos conducen a otro punto del software sino que, en muchos casos nos dan directamente información. Por ejemplo, la ventana de imágenes nos va mostrandoprueba Nokia Lumia 800, test Nokia Lumia 800, analisis Nokia Lumia 800 las nuestras de forma rotativa, la de mensajes nos indica cuántos tenemos, la de perfil alterna entre imagen personal y la etiqueta, etc. Algunas de esas teselas del mosaico actúan de concentradores o agregadores de actividades de uso habitual que pertenecen a un mismo área. Por ejemplo, los contactos (gestión unificada), música y vídeos (Zune, Nokia Música, videos, TV, películas, etc.), Xbox, Office... Esas ventanas se pueden ordenar, quitar o podemos añadir cualquiera desde el menú general o desde otros puntos del software (como por ejemplo, notas de Office) con una pulsación prolongada tras la que aparece ‘anclar al inicio’. En principio no hay límite, ya que se desplaza de arriba abajo y viceversa. Desde la pantalla principal una flecha nos conduce al menú de aplicaciones, con iconos y tipografía clara y cuidada y donde, a la vista, podemos diferenciar aquellos que pertenecen al sistema de los propios de cada una de las aplicaciones (una lupa nos permite realizar una búsqueda local). A partir de ahí, a disfrutar de todos los servicios pero, hay detalles que merece la pena destacar: • El diseño porque cualquier acción es agradable y divertida desde que se inicia hasta que se termina; • Lo intuitivo, ya que cualquier acción viene siempre seguida de una serie de posibilidades que surgen de la lógica; de forma que podemos pasar de una cosa a otra sin volver atrás hasta finalizar cualquier acción. • Lo dinámico porque la mayoría del programa permite movimientos verticales y horizontales donde letras de diferentes tamaños, colores o imágenes nos invitan a explorar y a continuar adelante sin parar, como si de un juego adictivo se tratara. Nos podemos mantener horas explorando todo lo que ‘puedo hacer y nunca soñé’. Así, si abrimos la agenda/tareas el concepto es perfecto. Si vamos a mi nube queremos salir a recorrer el barrio. Si usamos OneNote, nos inventamos un recordatorio multimedia para poder crearlo. Si Xbox, no nos resistimos a nuestro divertido avatar. Realmente, quienes creímos que en sistemas operativos poco quedaba por hacer, hemos de reconocer que nos equivocamos y ante lo no esperado o ante lo que estábamos reticentes hemos de reconocer que el desarrollo ha sido grandioso. Fallos... “lo siento, no te he entendido”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios