De qué frecuencia depende nuestra vida

miércoles 22 de octubre de 2014, 13:04h

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

“...ante las crecientes críticas sobre la actuación policial noruega durante el doble atentado, que ha dejado por el momento 76 muertos, se ha anunciado la apertura de una investigación interna para analizar la respuesta de las fuerzas de seguridad ante la crisis..."
Esto lo leíamos en la prensa el 22 de julio de 2011, tras la insólita actuación de un loco asesino que, puso una bomba y aprovechó el caos para dedicarse a matar niños en una isla cercana. Menos de un año después, Noruega presume de tener la red de comunicaciones de seguridad más actual del mundo. Las preguntas son: ¿Qué hace falta para que un gobierno decida invertir 'por si acaso'? ¿La protección ciudadana, los servicios de emergencia son una prioridad? ¿Nos planteamos qué es lo mejor y lo más útil? ¿Se implementan las mejoras y se mantiene actualizado ese sistema que puede suponer una o miles de vidas?¿Y si dijéramos que los Gobiernos prefiere rentabilizar la frecuencia necesaria para las redes de seguridad?
Lo ultimo en comunicaciones 'infalibles' es TETRA + LTE, pero, en vías de instalación, sólo está en los EE.UU.; para los demás aún es un sueño.

¿Cuántos de nosotros somos conscientes de que España, un país azotado por los atentados durante el último medio siglo, no tuvo una red de comunicaciones de emergencia hasta el gobierno de José María Aznar? Paradójicamente, fue precisamente el día de la despedida del Presidente Popular el momento en que, tristemente, se comprobó que esa inversión había sido útil’: el 11M.
Nuestro país, hundido en la tragedia estrenó en un entorno crítico el sistema TETRAPOL/Telefónica que, por acuerdo tácito con Francia –país al que pertenece la patente- se había implantado para las Fuerzas de Seguridad del Estado. A partir de ahí, surge la paradoja cuando los gobiernos regionales, los ayuntamientos, transporte, etc. deciden invertir y crear sus propias redes para las policías autónomas, las municipales o los servicios de urgencias. ¿Por qué? Porque todos se decantan por la opción más extendida del mundo: el estándar TETRA (TErrestrial Trunked RAdio), avalado por organismos como la ETSI o la TIA y hoy liderado por Motorola Solutions.
En un primer momento, cabría pensar, especialmente en el caso de las Comunidades Autónomas, que la duplicidad de la red era innecesaria y que el cambio de sistema sólo obedece a una cabezona decisión política vinculada a la autogestión; pero también hay que saber que el sistema TETRAPOL se ha desarrollado en un entorno monopolístico cerrado y que los elementos que lo componen son mucho más caros que el sistema americano: tal vez por eso, se eligió la segunda opción.

Un conmutador de carne y hueso
Entonces, ¿qué ocurre cuando ante cualquier eventualidad hace falta la actuación conjunta de los muchos y muy diversos cuerpos que componen las brigadas de alarmas? Ejército, Guardia Civil, Ertzaintza, Mossos, SAMUR, municipal, bomberos... pues que no hay intercomunicación.
Las soluciones son casi paradójicas: la primera y más fácil, se intercambian entre ellos los terminales, según necesidades; la segunda, se coordina todo el entramado a través del 112, con conmutadores de carne y hueso a quienes ante el estrés, sólo cabe pedirles, que no exigirles, resistencia, agilidad y lucidez. “Estamos pensando en desarrollar e incorporar un panel de interconexión para que puedan hablar directamente entre ellos –nos dice una autoridad en la materia-“.
Cuentas los anales de TETRA, que en una ocasión, en tiempos de guerra, un grupo de gente murió fusilado porque fallaron las comunicaciones con los mandos; pero sin llegar a esos extremos, tenemos que saber lo que ocurre cada día cuando en España o en cualquier lugar del mundo salta una alarma: un avión que se estrella en Barajas, dos niños que desaparecen en Córdoba, un disturbio callejero tras un partido de fútbol en Madrid, incendio de contenedores por parte de antisistemas en Barcelona... suena reciente ¿verdad?
Entonces es cuando cabe la siguiente reflexión: todos protestamos de forma activa o pasiva por los recortes en sanidad y educación, hay huelgas teledirigidas si en un aula hay 30 niños en lugar de 25; pero ¿sabemos cuáles son las reducciones en defensa, auxilio, salvaguarda, coordinación intermandos o comunicación ‘in extremis’?

Grandes novedades
El mercado de las comunicaciones de seguridad está dividido en tres áreas: la primera, las naciones con redes ya maduras; estos sistemas, en algunos casos, llevan ya décadas instalados y necesitan renovación. La segunda, incluye las nuevas redes desplegadas en Alemania, Noruega, Dinamarca, Italia y Austria, parte de Asia, África y Oriente Medio. La tercera engloba las redes de comunicaciones críticas para entornos comerciales (por ejemplo las petroleras, las eléctricas, las de gas, las constructoras de grandes infraestructuras, etc.)
En los últimos 12 meses la industria ha registrado un crecimiento sustancial y el futuro se presenta prometedor; ya que, entre otras cosas, el 80% de las redes existentes, aún son analógicas y deben migrar a digitales. Además, las novedades son muchas en cuanto a eficacia o calidad en la transmisión, pero sobre todo espectaculares en cuanto a la integración de los datos (TEDS), el desarrollo de aplicaciones, el uso de tablets y smartphones y la velocidad de transmisión. Lo último y base del futuro, de un plan que abarca hasta 2020 / 2030 es la incorporación de LTE, cuarta generación de telefonía móvil, que permite la emisión y recepción de datos a velocidades que oscilan entre los 50 y los 300 Mbps y que permite la suma de la imagen en movimiento, del video, a los sistemas de seguridad. De esta forma, se puede gestionar una situación de alarma en remoto, grabar e identificar sujetos y vehículos en movimiento, planificar una maniobra con visión directa de la situación, guiar a las brigadas bajo el fuego, etc.

Que prima en el reparto del Dividendo DigitalMotorola MC65
Pero, sin llegar a ser una utopía, el problema existente en este entorno es el reparto de frecuencias. Así, para que un sistema LTE se pueda desarrollar plenamente e incorporarse a las redes de seguridad, hacen falta 10 Mhz x 2 en una frecuencia baja que garantice la infalibilidad. Ésta debería estar en el entorno de los 700 Mhz, ya que la propuesta realizada por Cassidian / Alcatel Lucent (TETRAPOL) de usar la los 400 Mhz parece ser poco efectiva o poco realista debido a la congestión de sistemas de comunicación que utilizan esos canales en el mundo y otra cosa que habría que tener en cuenta es que este tipo de comunicaciones críticas deberían ser armónicas y utilizar el mismo rango de espectro en cualquier lugar del globo. En este caso, TETRA gana por goleada.
No obstante, como es sabido, los 700 Mhz corresponden al famoso Dividendo Digital; a las frecuencias que la desaparecida televisión analógica han dejado y a las que, por ‘golosas’ (efectivas) les han salido muchos novios: operadores tradicionales de telefonía móvil, nuevos agentes y multinacionales de Internet; empresas dispuestas a entrar en subasta y a pagar altas cantidades a los estados para conseguir su asignación. Entonces volvemos a la pregunta: ¿cuál es la prioridad de los gobiernos?
“Yo creo que aquellos que son los primeros en responder al poner sus vidas en primera línea de fuego, merecen prioridad a la hora de la asignación del espectro –asegura Jeppe Jepsen, máxima autoridad mundial en temas de frecuencia. Pero la buena voluntad de Jepsen, hoy es aún teoría salvo en los EE.UU, líderes indiscutibles en esta materia, que ya han asignado al efecto el rango de los 700 y esperan que el resto del planeta se sume a ellos.

Terminales móviles y aplicaciones
Sin embargo, sin necesidad de esperar al futuro, hay un hecho cierto, la banda ancha inalámbrica, tanto WiFi, como WiMax o celular para transmitir datos (Tetra Enhaced Data Service), ya está en uso y ha permitido el desarrollo de aplicaciones que salvan vidas y que permiten, por ejemplo, enviar a todos los agentes la imagen de un niño desaparecido en 21 segundos; la identificación de una matrícula, una documentación o el histórico de un edificio en 7 seg.; pasar un parte a la central en 2,6 seg., un e-mail en 4,5 seg. o un mapa para encontrar un lugar o ruta alternativa en 21,5 seg.
“Hoy, la foto de un niño desaparecido tarda hasta 24 horas en llegar a nuestras manos; para entonces, ya poco podemos hacer –nos comentaba un miembro de las Fuerzas de Seguridad del Estado, destacado en un punto estratégico a estos efectos-”.
Y en cuestión de terminales si los clásicos walkies, que distan mucho de serlo salvo por su apariencia (se pretende que los agentes no acusen la diferencia con los viejos analógicos), ahora son más resistentes, efectivos, tienen más cobertura, potencia, calidad de audio y facilidad de uso, además de poder mandar mensajes a uno o en grupo (Serie MTP 3000); la gran incorporación ha sido la de los dispositivos móviles profesionales como los resistentes MC75, MC65, MC9090, ES400, el miniordenador LEX 700 o el tablet ET1 de Motorola, que de forma directa o conectados a través de Bluetooth o cable, aportan a los sistemas TETRA todas las capacidades multimedia (video, foto, sonido), de geolocalización, identificación de huellas o lector de códigos de que disponen.
Repasado el estado de la cuestión, consideramos que hay que exigir al Gobierno que no olvide uno de los sectores más desconocidos pero necesarios para la sociedad, que asigne frecuencia, que tenga en cuenta que la tecnología ha avanzado mucho y hay que actualizarla y que, a pesar de la situación, en lo único que no se debe escatimar es en el precio de nuestras vidas.

Un coche patrulla 4G

Asignada ya la frecuencia de los 700 Mhz a las redes TETRA + LTE en los Estados Unidos, Motorola dio a conocer en el TETRA World Congress su espectacular coche de policía “resultado de años de simulación, estudios de facilidad de uso e investigación de campo, que incorpora las últimas tecnologías y controles integrados para una toma ágil de decisiones y acciones de los agentes en la calle. El coche cuenta con controles 'easy-to-reach' (fáciles de alcanzar) para acceder a funcionalidades clave pulsando un único botón ó bien a través de comandos de voz. Su estación de trabajo ejecuta aplicaciones tales como reconocimiento automático de matrículas o transmisión de vídeo en tiempo real a través de LTE y TEDS; lo cual permite la capacitación y la protección de los agentes a un nivel nunca antes visto”.

Entrevista

Manuel Torres: “Necesitamos frecuencias, pero no nos escuchan, quieren rentabilizarlas”

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.