Bitcoins, un imperio volátil pero constante
Ampliar

Bitcoins, un imperio volátil pero constante

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

El sueño futurista de muchos, la moneda virtual Bitcoin, parece avanzar sin tregua. El reconocimiento legal de Estados Unidos de la divisa como materia prima, unido a la posible inversión de China derivada de la caída de su bolsa, reabre el debate sobre su futuro. El fenómeno digital cerró 2014 con una devaluación del 50% pero su suerte parece estar cambiando.

El Bitcoin o criptomoneda es una divisa virtual que permite a los usuarios intercambiar su crédito o valor por bienes y servicios, actuando como una moneda real. Su valor financiero, está a finales de 2015, alrededor de 320 euros por moneda, se obtiene online y son los propios usuarios los que libremente la trasmiten.

Según los datos emitidos por Coin Base en enero de 2015, actualmente más de dos millones de personas en el mundo utilizan ya la divisa virtual desde su cartera y 38 mil negocios permiten el cobro de sus productos con Bitcoins a través de la propia plataforma.

El Bitcoin o criptomoneda es una divisa virtual que permite a los usuarios intercambiar su crédito o valor por bienes y servicios, actuando como una moneda real

“Una de las mayores ventajas de las monedas Bitcoins, es el bajo coste que supone comerciar con ellas. La mayoría de los usuarios pequeños las obtienen y se deshacen de ellas con rapidez, intercambiándolas por un bien o servicio -cuenta William J. Luther académico del Instituto Monetario de Alternativas Financieras y profesor de la Universidad de Keyton-. Pero, sin duda las grandes multinacionales son las más beneficiadas; ya que al estar envueltas en grandes transacciones pueden hacer frente a sus fluctuaciones a corto plazo sin que suponga un problema -remata Luther-“.

Y es que múltiples empresas líderes como Goldman Sachs o Visa están invirtiendo en criptomonedas; la española BBVA Ventures ha sido la última en hacerlo este año; pero en el Reino Unido, 25 grandes bancos se han unido a ‘Blockchain Startups’, una joven empresa que experimenta con el uso regulado de esta nueva forma de pago. La divisa virtual no depende de ningún gobierno ni entidad que la emita, muy al contrario, corre libremente por el mercado, lo que supone un gran aliciente para todo tipo de inversores y usuarios.

Sin embargo, este reconocimiento la ha puesto en el punto de mira de hackers e informáticos y, desde su lanzamiento, el bitcoin ha sufrido varios ataques virtuales que han perjudicado gravemente a sus usuarios. Uno de los más conocidos fue el que, en Junio de 2011, provocó una pérdida de 25.000 bitcoins, lo equivalente a unos 500.000 dólares americanos.

“Confió y uso bitcoins porque son ciencia y matemática, soy consciente de que ha habido algunos ataques al sistema, pero creo que puede considerarse un hecho aislado. Si después de seis años el mayor problema que presenta la divisa es ese, no me parece motivo suficiente para desconfiar de ella -comenta June Aris, informático de 32 años, sobre su experiencia-.

Sólo ciencia

Y es que, efectivamente, los Bitcoins no son más que ciencia. Este tipo de dinero, en términos virtuales, es una red (blockchain) compuesta por transacciones que se realizan directamente entre usuarios (P2P); aunque la emisión de la criptomoneda, en sí misma, es colectiva. El revolucionario sistema económico utiliza código abierto y teóricamente, todo el mundo puede participar de él. Para obtener una moneda de bits hay que descifrar una serie de algoritmos matemáticos (picar código) y se estima que cada 10 minutos se crean 25 monedas. A esta práctica se la conoce como minería y todas sus características técnicas y conocimientos necesarios para ‘minar’ se encuentran en Github.com (sólo al alcance de desarrolladores). Y si bien no se usa en los bancos oficiales, páginas on line como Blockchain actúan de ‘monederos’ y facilitan el uso, el acceso y la información al segundo; además de códigos para recibir y enviar dinero anónimamente.

“Que Bitcoin haya sido clasificado como mercancТa establece por primera vez un marco legal sobre la moneda. Sin embargo, la declaraciЧn de Estados Unidos no garantiza que reciba el mismo trato en todas partes. Por ejemplo, la Red de Control de Crímenes Financieros (FinCEN) ha asegurado que los cambios de divisas virtuales suceden entre los administradores y los transmisores de dinero. Por lo que nos encontraríamos ante una entidad que lo está llamando mercancía y otra que lo considera dinero dentro de un mismo país y bajo una misma legislación-explica William- También La UE ha decidido legislarlo, dentro de la política antiterrorista del viejo continente“.

El futuro de bitcoin a debate

Pero, a pesar de que las inversiones de grandes empresas y sus constantes apariciones en medios, han aumentado su confianza entre usuarios e inversores, todavía existen grandes recelos en materia de seguridad y credibilidad.

Según un estudio del Coin Centre solo el 65% de la población ha oído hablar sobre Bitcoins, a pesar de llevar desde el año 2009 en el mercado. Además, de entre estos pocos valientes, solo un 26% reconoce haber hecho uso de ella.

“Me gustaría que en el futuro se usase como moneda oficial, pero soy consciente de que para que se considere ‘una moneda’ la mayor parte de la población debe hacer uso regular de ella y en la comunidad bitcoin solo somos unos pocos” reconoce June.

Uno de los factores que más desilusionan a los ciudadanos de a pie es su alta fluctuación, si en 2013 el valor de una sola moneda era equivalente a casi 1.162 euros, actualmente su valor está fijado en 250 euros. Esta inestabilidad condiciona a grandes inversores y sigue cuestionando el futuro, ya que si se hiciése una comparativa de valores, solo tomando los datos emitidos el pasado año 2014, los bitcoins se habrían devaluado casi el 50%.

“La volatilidad de la moneda no es su mayor obstáculo, yo diría que es la idea preconcebida que se tiene sobre lo volátil que es. La moneda digital no fluctúa en el mercado tan salvajemente si se compara con otras divisas -defiende Pete Rizzo Periodista económico y editor jefe de CoinDesk-“.

A pesar de su controversia países como China, que ha mantenido siempre una postura abierta, serán pieza clave en la subida de Bitcoins en 2016. La caída de la bolsa China ha provocado que muchos ciudadanos y empresas opten por invertir sus ahorros en moneda digital, evitando así los efectos negativos que tendrá la devaluación del Yuan.

“No creo que Bitcoins necesite cambiar nada de cara al futuro, sólo tiene que evolucionar siguiendo la ruta que marque la propia tecnología. Es como si en 1994 nos hubiésemos preguntado que mejoras necesitaba el correo electrónico para ser más aceptado por el público !Ninguna! En aquella época un ordenador, un teléfono o un email eran tecnologías difíciles de concebir -responde con firmeza Rizzo-. La tecnología ha evolucionado mucho con el tiempo pero el hombre también debe madurar para adoptarla”.

En España, en 2014, la Agencia Tributaria declaró el bitcoin medio de pago (V1029-15), declaración que fue reforzada por una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea en el mismo sentido.

Texto: María Mercedes Robles Jiménez

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de Zonamovilidad.es
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.