www.zonamovilidad.es
Por Gabriela Galdón López-Quesada
x
ggaldonlqgmailcom/9/9/15
sábado 04 de diciembre de 2021, 09:44h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

Han pasado 30 años desde que se creo la primera SIM en 1991. En las tres décadas que han trascurrido desde entonces, el abanico de funcionalidades de las tarjetas SIM ha aumentado notablemente, sin embargo, su función base, conectar el mundo y almacenar datos de forma segura, no ha cambiado.

La SIM tiene un microprocesador y un sistema operativo que ofrecen acceso seguro a la red móvil, continúa siendo una solución única y lo seguirá siendo en el futuro, especialmente en el sector de Internet de las Cosas, donde actualmente se centran las innovaciones.

Por otro lado, en 1991 la compañía Giesecke+Devrient (G+D) entregó al operador GSM finlandés Radiolinja, actualmente Elisa, la primera tarjeta SIM comercial utilizada por vez primera en el mundo. La SIM tenía el tamaño de una tarjeta bancaria y permitía extraer el plug-in adecuado en función de la dimensión de la ranura SIM del dispositivo a utilizar.

El Gobierno trabajará para que en 2025 toda la población española tenga cobertura de banda ancha

Leer más

Asimismo, aunque 1991 el año en que comenzó a usarse este tipo de tarjetas, las tecnologías que incorporan se desarrollaron mucho antes de su llegada al mercado. La empresa G+D tuvo un rol importante en este proyecto, ademaás, registró la primera patente de las tarjetas inteligentes en 1968. En 1989 se definieron y estandarizaron las tarjetas SIM insertables e intercambiables. Esto supuso un avance en el que la compañía tuvo un papel protagonista. A finales de la década de 1990 se produjo otro acontecimiento importante con la publicación del estándar SIM Toolkit, que permitió implantar aplicaciones para banca móvil o servicios de información. Cabe destacar que a lo largo de los años el desarrollo de la tarjeta SIM progresó para ofrecer tamaños de tarjeta aún más pequeños, desde tarjetas micro a nano SIM.

En el sector IoT en particular la tecnología SIM continuará imbatible su camino al éxito

Por su parte, el CEO de G+D Mobile Security, Carsten Ahrens, ha explicado que "G+D ha jugado un papel crucial en el mundo de las tarjetas SIM en términos de desarrollo, tecnología y gestión. Siempre hemos creído en el alto potencial de SIM y los desarrollos nos han dado la razón. Aplicaciones que parecían impensables hace pocos años, como las llaves digitales para automóviles o la conducción conectada, hoy son una realidad y el desarrollo no se detiene. En el sector IoT en particular la tecnología SIM continuará imbatible su camino al éxito y contará nuevamente con el apoyo tecnológico de G+D".

Por otro lado, la introducción de la tecnología eSIM en 2012 fue otra revolución al permitir la descarga del perfil SIM en el dispositivo, lo que abrió posibilidades completamente nuevas para la digitalización y la optimización logística. Su mecanismo era sencillo, se instala en el dispositivo, como un chip permanente, un módulo SIM genérico, denominado eUICC (tarjeta universal de circuito integrado) y la personalización se hace de forma remota al proporcionar, a través de comunicaciones móviles o WLAN, los datos de los operadores de red. Asimismo, los fabricantes de teléfonos inteligentes, tabletas y relojes inteligentes están equipando cada vez más dispositivos con tecnología eSIM.

La SIM conrinua evolucionando

El desarrollo de SIM continua avanzando y G+D está trabajando en nuevas soluciones, especialmente en el área de IoT, que goza de un rápido crecimiento. Existen tres propiedades esenciales para garantizar que la gran cantidad de dispositivos en el área IoT, el conocido como "IoT masivo", pueda usarse con garantías de éxito: autenticidad de los datos, protección de los datos y seguridad del sistema. Para que esto sea posible las eSIM y los eUICC son imprescindibles al cumplir todos los criterios críticos necesarios para el negocio, desde la gestión remota hasta el aseguramiento de la integridad de los dispositivos y de los datos trasmitidos.

Paralelamente, la tecnología eSIM continua evolucionando en el campo de las iUICCs, que son tarjetas universales de circuito integrad o SIM integradas. Por consiguiente, la iUICC es un elemento a prueba de manipulaciones (TRE) dentro de un SoC (sistema en un chip), de manera que la SIM ya no es un módulo hardware dedicado, sino un componente hardware aislado combinado con un chipset de banda base que forma un módulo único de conectividad.

Finalmente, las SIMs integradas son la última evolución de SIM y tienen un potencial enorme, ya que ofrecen bastantes beneficios a la industria IoT. De primeras son adecuadas para usarse en un nicho de aplicaciones, concretamente en dispositivos IoT pequeños y simples.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios