Prueba Samsung Galaxy Note8. La mejor versión de Samsung
Ampliar

Prueba Samsung Galaxy Note8. La mejor versión de Samsung

google+

linkedin

Comentar

WhastApp

Hi Bixby, wake me up at 7 am. Y a las siete en punto Bixby me despierta, me da el parte meteorológico y me cuenta las noticias más importantes del día. Aún lo hace en inglés, pero resulta sorprendente. ¿Qué más dice o hace? Muchas cosas, incluso en términos de reconocimiento y de consejo; pero tal vez me gustaría que me respondiera a un par de preguntas concretas: Bixby ¿por qué dicen que el Samsung Note 8 es el mejor teléfono del mundo? O ¿Bixby quién te hace competencia en el ranking ‘The best Mobile phone’?

¡No podían fallar! Y no podían hacerlo porque las explosiones del Samsung Note 7 supusieron un costo difícilmente asumible, tanto en la cuenta de resultados del fabricante coreano, como en el de prestigio empresarial; por tanto, el mercado les exigía un teléfono móvil que fuera capaz de llegar al infinito y más allá, que pudiera competir con ese número uno que conserva Apple en el mercado mundial o mantener la posición de prestigio con la que cuentan en muchos otros países, como España donde son líderes indiscutibles del mercado, en pugna con un Huawei, dispuesto a dar batalla y a poner las cosas muy muy difíciles.

Oferta

Pero, no hay que profundizar en ese aspecto; para gustos los colores. A los adictos a una marca nada los va a hacer cambiar de hábitos y poco más sano para los consumidores que una amplia oferta, lo suficientemente potente como para poder elegir. ¿Barato? Ninguno. ¿Relación calidad precio? Pues quien pueda pagar 1010 euros, como en este caso, puede estar seguro de que adquiere un compañero completo para el trabajo, el ocio y la vida.

El Note8 esta cubierto por cristal Gorilla Glass 5 tanto en el frontal como en la trasera, ofrece un display de 6.3 pulgadas de diagonal en formato 18:5.9, con laterales curvos (dual Edge) no sólo para una mayor sujeción, sino para disfrutar en visión 3D

A destacar en este Samsung Note 8: pantalla infinita 4K; batería para día y medio de uso intensivo sin acusar temperatura en la carcasa; fotografía y video de altas capacidades, con doble cámara y zoom óptico; procesadores de última generación tanto en la versión europea que equipa Exynos 8895 de Samsung como en la americana que dispone Snapdragon 835 de Qualcomm; diseño elegante y pack de venta completo (el más completo).

Eso en cuanto a la máquina (hardware); en cuanto al software: un eficaz y cómodo Samsung Pay que supera con creces las opciones que han ofrecido, hasta ahora, bancos y operadores; gestión biométrica de la seguridad mediante huella digital, reconocimiento facial y lectura del iris; facilidad a la hora de cambiar de terminal mediante ‘swich’ para recuperar la configuración del antiguo; utilidades relacionadas con el SPen que lleva discretamente integrado y programas de fotografía pre y post edición divertidos y profesionales.

De la caja a la mano

Dentro de un formato de paquete rectangular, que parece haberse instalado como estándar en el mercado y con brillantes letras azules sobre cartón negro (siempre elegante), el fabricante coreano incluye: un terminal móvil, modelo SM-N950F (en el caso que hemos probado); el SPen, además de la pinza y las puntas para sustituir la que lleva en caso de ruptura; un adaptador de corriente de carta rápida, el cable de datos y carga USB/MicroUSB tipo C (reversible); un adaptador de microUSB a tipo C; otro de USB a tipo C, auriculares con almohadillas para una mejor adaptación intraural y el ‘pincho’ de extracción de tarjetas de memoria y SIM.

Como procesador, el modelo que se comercializa en Europa lleva un Exynos 8895 de ocho núcleos de 10 nm (4x2.3 GHz y 4x1.7 GHz) con GPU Mali-G71 MP 20. Esta potente máquina mueve un sistema operativo Android Nougat 7.1.1 y almacena en una memoria interna de 64/128 o 256 GB (según modelo)

Cubierto por cristal Gorilla Glass 5 tanto en el frontal como en la trasera, el Note 8, todo pantalla, ofrece un display de 6.3 pulgadas de diagonal en formato 18:5.9, con laterales curvos (dual Edge) no sólo para una mayor sujeción, sino para disfrutar en visión 3D de imágenes con resolución 2.960x1440 px. Asegura el fabricante que es una experiencia de cine y, realmente, lo es.

Como sistema de desbloqueo, Samsung incorpora varias opciones con el fin de que el consumidor sea quien elija la que le parece más adecuada: reconocimiento facial, lectura del iris, lectura de huella digital (incorporada por los bancos para acceso y pago), localización y proximidad. Con respecto a estas dos últimas, indicar que podemos configurar el terminal para que en determinados lugares no se bloquee (casa u oficina) o bien, para que cuando esté cerca nuestra o de algún elemento con conexión Bluetooth, se mantenga activo.

La efectividad de los reconocimientos biométricos es muy alta y nos atreveríamos a decir que superior que en el Galaxy S8, pero siempre se puede recurrir al tradicional PIN. Cuenta también, con el llamado ‘always on display’ para notificaciones, hora, notificación de aplicaciones e incluso nombre del propietario y número (configurable).

Cámaras

Siguiendo la línea que marcó en su momento Huawei, Samsung refuerza su apuesta por la fotografía con una doble cámara de 12 Mpx cada una, más una frontal de 8 Mpx. La primera, lleva lente de 26 mm, con apertura f/1.7, enfoque por detección de fase (PDAF), el sensor es de 1 /2.55” y el tamaño del píxel que imprime es de 1.4 um; la segunda de las lentes es de 52mm, f/2.4, autofocus, 1 /3.6”, 1.0 um. La frontal, por su parte aporta f/1.7, es autofocus, el sensor es de 1 /3.6” y el tamaño de pixel 1.22 um.

El sistema incorpora HDR, estabilizador de imagen, zoom óptico 2x, enfoque dinámico, flash de doble tono, geoetiquetado, graba video en 4K y permite sacar fotos de 9 Mpx simultáneamente. Además, dispone de modos: automático, pro, panorámica, cámara lenta, rápida, comida, disparo virtual y, por descarga, deporte, GIF animado, y selfie de cámara trasera.

Para detección y reconocimiento de objetos, los coreanos han añadido la funcionalidad de Bixby visión y para mayor diversión, ‘stickers’ muy variados. El sistema de edición y compartición también es completo. Hay que tener en cuenta que los niveles de configuración de cualquier aspecto del terminal son muy elevados; por tanto, el nivel de personalización nos permite adaptar el móvil a nuestro tipo de vida y costumbres con facilidad.

Aspectos técnicos

Como procesador, el modelo que se comercializa en Europa lleva un Exynos 8895 de ocho núcleos de 10 nm (4x2.3 GHz y 4x1.7 GHz) con GPU Mali-G71 MP 20. Esta potente máquina mueve un sistema operativo Android Nougat 7.1.1 y almacena en una memoria interna de 64/128 o 256 GB (según modelo). La RAM es de 6 GB, la mejor implementada hasta el momento (la llevan algunos Galaxy S8).

En el ámbito de las comunicaciones, ofrece conexión celular 4G+ LTE cat 16 (1024/150 Mbps), lo que significa que en las redes que así lo permitan puede superar el Giga por segundo a la hora de descargar los datos. WiFi de máxima capacidad en doble banda (también el router debe tener esa capacidad). Bluetooth 5.0. Se conecta a todas las redes satelitales existentes: A-GPS, GLONASS, Beidu y Galileo y, por descontado, incorpora NFC para transmisiones por proximidad, especialmente para los pagos

SPen ‘otro rollo’

Espacio especial se merece el Spen que identifica el desde su primer modelo Note; el cual, poro cierto, nadie ha podido imitar. El lápiz, con encaje automático requiere un pequeño empujoncito para salir, movimiento que, simultáneamente, activa el software que lleva aparejado y que, en cada modelo aporta mayor funcionalidad.

Para empezar, el sólo hecho de sacarlo con el display en reposo nos permite escribir una nota directamente sobre la pantalla, nota que queda automáticamente registrada.

Si está activo el terminal, el icono con el lápiz nos indicará que está ahí para que pulsemos y veamos qué podemos hacer: crear notas, ver todas las notas, realizar una selección de una vista de pantalla o contenido para guardar, escribir sobre el cristal, traducir, abrir Bixby Visión o añadir otras aplicaciones compatibles. Es verdad, sin embargo, que a Bixby aún le queda un largo camino que recorrer.

La escritura es cómoda, nos permite escribir sin esfuerzo ni desplazamientos, distingue entre la punta del lápiz y un posible apoyo de la mano, tiene diferentes formatos de puntero, colores y fondos. En definitiva, una herramienta útil que puede resultar diferencial a la hora de elegir un terminal que comprar.

¿Qué echamos en falta? La radio, indispensable para muchos y algún sistema de sonido, de reconocimiento mundial, que hubiera sido la guinda.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.