www.zonamovilidad.es
Por Martín Castro
x
martincastroprietolivecon/18/18/23
martes 26 de julio de 2022, 09:00h

Escucha la noticia

Bueno, bonito y barato. Este modelo que parece otro Pixel "barato" más se ha hecho con el título de "mejor Pixel compacto" de la marca para muchos usuarios. A muchos les recuerda a la gama Nexus que estaba destinada a ofrecer una gama alta a un precio asequible.

El Pixel 6a ha debutado en todo el mundo como el hermano pequeño de los modelos de Google más vendidos en su historia. El Pixel compacto (pero igualmente potente) comparte muchas características con los dos modelos superiores de la familia Pixel. Incluye el aclamado procesador Google Tensor que hizo a sus "hermanos" competir con lo mejor del año pasado y otras especificaciones como la memoria y almacenamiento ultrarrápidas o el soporte hasta 5 años de acutalizaciones favorecen mucho a este modelo.

Por tanto, si ya los anteriores modelos de la marca nos gustaron bastante, habrá que ver si el Pixel 6a, que encima es más económico, cumple con nuestras espectativas. Para ello, hemos hecho una review del terminal tras un par de semanas usándolo y a continuación te vamos a contar nuestras impresiones.

Pixel 6a. Tabla de características, especificaciones técnicas y precio

Leer más

Mismo diseño los Pixel 6 y 6 Pro pero más compacto

Es cierto que el Pixel 6a es el modelo de la familia más pequeño, pero quedarnos en ese adjetivo sería pasar por alto mucho trabajo que ha hecho Google con esta gran máquina. Para empezar, en un mercado que la competencia apuesta por el plástico, ya sea mate o brillante, el Pixel 6a está fabricado en cristal. Además, para sorpresa de muchos, está cubierto por Gorilla Glass 3 delante y detrás.

Este material tiene uno de los mejores tactos y texturas que se haya notado en otro móvil de esta gama. Tenemos que señalar lo fácil que se marcan las huellas en la parte trasera, por lo que mantenerla completamente limpia es algo casi imposible.

Por otra parte, este modelo mantiene la resistencia al agua con una certificación IP67. El módulo horizontal de cámaras, el rasgo distintivo de los dispositivos "6" sigue intacta en el modelo "barato" pero solo físicamente. El interior, como veremos a continuación, sí que cambia.

Diseño compacto y manejable

Google ha decidido apostar de nuevo por un conjunto de acabados diferentes y originales. Por ello, todos ellos incluyen un doble tono de color. En nuestro caso, hemos probado el modelo negro (carbón) y tiene tonalidades de grises diferentes en la parte inferior de la Camera Bar y en la estrecha zona superior.

Este dispositivo puede ser excesivamente compacto para algunos. Sus 6,1 pulgadas de pantalla son algo más estrechas de lo habitual y si tenemos en cuenta las medidas generales, tiene un tamaño menor que competidores e incluso que el Pixel 6. Para usuarios habituales de modelos más anchos, el cambio se hace algo raro al principio.

No todos los cambios son buenos. El Pixel 6a es el primer dispositivo de Google que ha quitado el puerto para auriculares de 3,5 mm. Aunque, por suerte o desgracia, para los primeros compradores no les supondrá un gran problema porque al reservar el smartphone les regalan unos Pixel Buds A.

Pantalla de 60 hercios, ¿en serio?

Aquí llegamos a uno de los apartados más polémicos y que muchos usuarios han criticado: la pantalla. Su panel OLED rígido de 6,1 pulgadas tiene un resolución Full HD+ con una densidad de 429 ppp. Sin embargo, por más que otros móviles del mercado con un precio bastante inferior al del "pequeño" Pixel 6a incluyen una tasa de refresco de 90 o 120 Hz, Google decidió no incorporarlo, y se nota.

Más allá del tema del refresco, la pantalla tiene un buen balance de colores y blancos. No destaca por nada malo, aunque tampoco por nada bueno. También cojea un poco por parte del brillo en exteriores. Aun así, hay que destacar su alta nitidez y precisa reproducción de colores. Además, los bordes de la pantalla son bastante estrechos consiguiendo un buen "todo pantalla".

El rendimiento del Google Tensor

Por fin Google ha adoptado una estrategia completamente diferente. A diferencia de los anteriores modelos de la serie "a", en esta ocasión ya no se hacen distinciones, todos los modelos llevan el mismo procesador. Ya no hay hueco para los Snapdragon 600 y 700 de Qualcomm. Es, por tanto, un movimiento que dota de características premium a un modelo que se orienta a la gama media.

Google muestra los nuevos Pixel 6 y Pixel 6 Pro con chip propio

Leer más

El Google Tensor es un procesador que está liderado por dos núcleos Cortex X1 de alto rendimiento. Incluso han incorporado el móvil con el chip de seguridad Titan M2, que junto a ARM TrustZone, hace que el modelo 6a sea uno de los smartphones con más capas de seguridad. Su potencia puede alacanzar rendimientos del Snapdragon 888 o A15 Bionic de Apple, y teniendo en cuenta que es un móvil de cerca de 450 euros, es una gran ventaja.

Las tareas cotidianas las desenvuelve de forma rápida sin notar ninguna reducción de rendimiento. Tanto juegos como aplicaciones de edición de vídeo se disfrutan de forma fluida. Una característica es que cuando lo utilizas durante un tiempo exigiendo el máximo a este smartphone, se calienta bastante. Aun así, la RAM de 6GB lo consideramos ya el mínimo para que un smartphone funcione de manera fluida, sobre todo en equipos por encima de los 400 euros.

Android puro: lo que está bien, que nunca cambie

Uno de los motivos, si no el que más, para la compra de este dispositivo es su experiencia de software. El sistema operativo es casi igual que la que vimos en el Pixel 6 y 6 Pro, e introduce unos añadidos propios de la casa como "Está sonando" que funciona como una especie de Shazam, pero sin necesitar internet. Otros aspectos como la traducción inmediata hasta en 11 idiomas o su widget "de un vistazo" son también llamativos.

El soporte, hablando de las actualizaciones, es de tres años mínimo en cuanto al sistema y otros cinco años de seguridad. Además, incluye las actualizaciones para nuevas funciones que libera Google para los Pixel cada tres meses. Siendo el móvil "barato", que aseguren actualizarlo durante cinco años es una buena noticia, creemos.

Buena experiencia general con un sonido estéreo y sin reconocimiento facial

El modelo Pixel 6a cuenta con una gran ventaja escondida que es su motor de vibración. Es uno de los mejores dentro de su gama y su respuesta es firme, precisa y muy utilizado con diferentes efectos que Google reparte en la interfaz.

Por su parte, el sonido es bueno gracias a su sistema de altavoces estéreo. La calidad de escucha es buena, aunque el volumen no llega a un nivel muy alto, al final es mejor porque no distorsiona la voz. Además, otra cosa que le falta a este dispositivo, aunque tampoco la esperábamos, es el reconocimiento facial. Sin embargo, incluye un lector de huellas bastante preciso, aunque algo lento en comparación con la competencia. Esto se debe a que es el mismo que integra el Pixel 6 en su pantalla.

Una autonomía para todo el día

No es un secreto que Google no es el mejor competidor en el mercado de las baterías. Es cierto que, en ocasiones, eso no es tan importante como su rendimiento. De hecho, aunque este dispositivo cuenta con una batería de 4.410 mAh, junto a su procesador y la falta de refresco a 90 o 120 hercios, el resultado es más que bueno.

Con un uso normal, llegar al final del día con más de un 20% de batería es totalmente factible. Claro está, que decimos esto sin hacer un uso excesivo de la cámara o sin usar Google Maps. Por tanto, si el uso del móvil es poco, te durará hasta la jornada y media. En cambio, si eres un influencer o estás en redes sociales constantemente seguramente tendrás que cargarlo antes de acostarte.

Pero no podía ser todo bueno, la pata de la que cojea este móvil es la carga. Como máximo, puedes enchufarlo a un cabezal con 18 W de potencia con un cable USB-C, esto se traduce en casi hora y media para cargar el dispositivo de 0 a 100.

Otro punto negativo es que Google no ha intriducido el cabezal en la caja. Aunque por no meter, no ha metido nada más que el móvil y el cable. Por tanto, o tienes un cabezal que tenga esa potencia, o tendrás que adquirirlo en una tienda.

Un sensor de hace más de cinco años que funciona correctamente

A todos los usuarios nos sorprendió que el nuevo modelo de la familia Pixel incluyera un sistema de cámaras antiguo, aunque fiable, que utilizaban hace cinco años algunos modelos de menos de 200 euros.

En este caso, a diferencia de los modelos estándar y profesional, el Pixel "barato" tiene solo dos cámaras a su espalda. Una principal y una gran angular de 12 megapíxeles cada una. La calidad de las imágenes que hace este dispositivo es buena teniendo en cuenta el tiempo que lleva este sistema en el mercado, pero deja algo que desear en los tonos y balance de blanco en la cámara "selfie". Es cierto que han modificado para bien la forma de procesar las fotos aunque el contraste es algo bajo.

Una herramienta que funciona especialmente bien gracias al Tensor es el "Borrador mágico". En cuestion de un par de segundos podrás eliminar objetos o personas que se hayan colado en la foto. Sin embargo, ha decidido no incluir los modos "movimiento".

Google sigue siendo el único fabricante que a día de hoy incluye la posibilidad de controlar las luces y las sombras de manera independiente. Además, te permite activar el efecto HDR antes de hacer la foto para que veas cómo será el resultado final, aunque tras presionar el capturador, tardará unos segundos en completarse la operación.

El sensor ultra gran angular no pierde apenas calidad. Esto se debe a que su apertura es de 112 grados y esto lo hace más sencillo. He de decir que es mejor que tenga menos angular y más calidad como en este caso. El control de la distorsión es destacable y la representación de colores es precisa, de tal forma que la calidad es casi igual a la del sensor principal.

La visión nocturna ha ayudado mucho a mejorar el resultado de las imágenes por la noche. Gracias al ajuste de balance de blancos y el procesador, las fotos ya no tienen esos tonos naranjas típicos de la noche, aunque queda un poco artificial.

El efecto de retrato convencen en especial por la precisión del recorte, aunque algo agresivo pero se puede modificar después. Un problema que Google lleva años sin resolver es la previsualización del efecto en la pantalla de la cámara antes de sacar la foto. En términos generales, es un buen y natural efecto "bokeh".

Valoración final

El Pixel 6a es un modelo excepcional para esos usuarios que buscan un teléfono resistente, que sea rápido, no les ocupe mucho y además no tengan que cargar cada dos minutos. Además, que comparta gran parte de sus característcas con los "hermanos mayores" lo hace aún más atractivo porque su precio, como el tamaño, es notablemente menor.

Este dispositivo es veloz, fluido, tiene potencia para todas las acciones básicas e incluso disfrutar de muchos juegos. La pantalla es más que buena y la cámara (en buenas condiciones) es sensacional.

Por otro lado, la facilidad de rayar el área de las cámaras, o en general cualquier parte del cuerpo del teléfono, es algo preocupante. Tampoco es de agrado para nadie que no incluya ninguna de las prestaciones que sus competidores añaden en la caja, como son la funda y un cargador completo.

Aun así, el mayor enemigo del Pixel 6a no es otro que el modelo estándar. El Pixel 6 no tiene un precio tan elevado para las mejoras que presenta, por tanto, si el usuario lo encuentra rebajado, la recomendación es que lo adquiera. De no ser así, este teléfono por 459 euros es casi perfecto manteniendo la potencia, el diseño y otras características de sus "hermanos mayores".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios