Samsung Galaxy S7

No parece que Samsung haya obtenido el éxito deseado con el innovador sistema der efrigeración que, según aseguró en el MWC, había incorporado a su terminal estrella, el Galaxy S7; un smartphone de rendimiento sorprendente y 'eficacia probada' pero que, en su modelos SM-G935F -los que van equipados con procesador Exynos 8890- tras unos minutos de uso (10/15 aproximadamente) en una actividad de alto requerimiento (navegación, juegos, etc) alcanza una temperatura que llega, inlcuso, a imposibilitar el uso del teléfono. El propio hecho de incorporar 'algo' que enfrie la carcasa y la placa, para que el usuario no acuse la temperatura, implica que el procesador se sobrecalienta; por tanto lo que parece es que el refrigerante no es suficiente cuando se le pide al teléfono momentos de actividad extra.

Con Pokemon Go, el S7 quema

Un buen ejemplo de cómo se calienta es el juego de moda: Pokemon Go; ya que al cabo de un rato, no muy grande, de 'caza' hay que dejarlo y esperar a que el smartphone se enfríe para continuar de paseo buscando muñecos, pokeballs o gimnasios. Una actividad prolongada resulta imposible aunque llevemos cargador de mano.

Y es que, la caída de la batería en tareas de alto rendimiento es considerable; tanto como para llegar a vaciarse tras un uso relativamente prolongado del sistema de guía de Google Maps; una de las aplicaciones de mayor uso en los teléfonos Android.

Los dos dispositivos estrella de la empresa sudcoreana han sido lanzados en el color más de moda de los últimos tiempos y en el que las marcas están haciendo más énfasis.

Pasado el congreso de móviles más importante del mundo, es hora de echar la vista atrás y recapitular en cuáles fueron los teléfonos lanzados por las empresas que llegarán los próximos meses.

El S7 se calienta de forma alarmante

Una de las innovaciones que presenta Samsung con motivo del lanzamiento en Barcelona de sus nuevos terminales Galaxy S7 y S7 edge es su peculiar sistema de refrigeración para mantenerlo frío
  • 1

Suena en nuestra mente un cuplé popular: “dónde se meten los Galaxy S7, de dónde sacan pa tanto como destacan…” y si es verdad que se trata de un terminal continuista que los usuarios pueden confundir con modelos anteriores a simple vista, también lo es que, en los ‘benchmark’ -pruebas de resistencia y ejecución-, el S7 sube a lo más alto del pódium, a falta de la inminente aparición en el mercado del LG G5, el Sony X Performance y el Huawei P9, buques insignia de 2016.

Hace unos días informábamos de las salida del nuevo Samsung Galaxy S7 y Galaxy S7 Edge, tras su anuncion en el Mobile World Congress de Barcelona. Ahora, se confirma que la compañía Intel Security será la encargada de la protección de estos nuevos smartphones de Samsung.

Si la empresa mantiene su filosofía el #NextGalaxy debería ser un dispositivo bajo el nombre Galaxy S7, que mejore en diseño y agregue algunas de las características más deseadas por los usuarios.