www.zonamovilidad.es
Telefónica acelera la venta de su negocio de cables submarinos
Ampliar

Telefónica acelera la venta de su negocio de cables submarinos

Por Alfonso de Castañeda
x
alfondcctelycom4com/8/8/17
viernes 09 de abril de 2021, 12:12h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

Escucha la noticia

Telefónica ha iniciado esta semana una ronda de conversaciones más a fondo para impulsar la venta de las infraestructuras restantes, el negocio de cables submarinos que no compró en su momento American Tower.

De este modo se aceleran los planes para la venta de la filial de cables submarinos, una operación con la que la compañía busca seguir reduciendo deuda y cuyo negocio se valora en unos 2.000 millones de euros y que abarca una red de unos 31.265 kilómetros de cables submarinos de alta capacidad, según se recoge en el folleto de la salida (fallida) a bolsa de Telxius.

El calendario que se marca la compañía es poder tener cerrado el proceso de cara al verano de este mismo año

Este negocio, que forma parte de Telxius, se puso a la venta en el mes de noviembre, pero el proceso se detuvo para llevar a cabo las negociaciones por las torres de telefonía.

Por el momento los contactos son preliminares e iniciales con el objetivo de tantear el terreno para conocer a los interesados en la compra y poder llevar a cabo las conversaciones pertinentes. Los bancos (Société Générale y Greenhill) han hecho llegar la información a los posibles inversores, entre los que se encuentran fondos soberanos, fondos de infraestructuras e incluso fondos de pensiones internacionales. Con ello, el calendario que se marca la compañía es poder tener cerrado el proceso de cara al verano de este mismo año.

El mercado de los cables submarinos espera un importante crecimiento en los próximos años. En concreto, según datos de la consultora Research & Markets, se estima que el negocio de la fibra óptica transoceánica alcanzará unos ingresos en 2027 de 26.800 millones de euros (frente a los 11.600 millones estimados de 2020). Pese a ello, se trata de un negocio con un importante coste de mantenimiento y reparaciones, ya que requiere el rescate de cables del fondo submarino para su reparación en la superficie (generalmente en barcos de gran calado sobre el agua) y con una importante depreciación por los avances cada vez más rápidos de la innovación.

La compra de American Tower

En el mes de noviembre llegó a las oficinas de Telefónica la oferta de American Tower (ATC), quien ya era el segundo cliente de Telxius, por detrás de la propia Telefónica. Junto a ella llegaron otras ofertas y se invitó a Cellnex, como empresa española, a participar en la ronda de conversaciones así como a otras torreras y fondos de inversión a los que se informó del proceso de venta abierto y de la intención de la directiva de valorar todas las ofertas.

La oferta de Cellnex “habría tenido muy difícil la aprobación de la CNMC y podría haber resistencia desde Bruselas”

En este proceso que duró unos 30 días se presentaron varias ofertas, pero la dirección optó por ATC ya que fue la que realizó la mejor oferta económica (7.700 millones de euros) y técnicamente, aunque desde el operador español valoraron muy favorablemente la oferta de Cellnex, que no logró hacerse con las torres de Telefónica, porque “habría tenido muy difícil la aprobación de la CNMC y podría haber resistencia desde Bruselas”, aseguran fuentes internas de la compañía que lidera José María Álvarez-Pallete. “Era más sencilla, desde el punto de vista regulatorio y económico, la oferta de ATC” ya que además, la empresa que firmase tendría que mantener las inversiones, unos 1.000 millones de euros que asume ahora ATC.

Anteriormente, Telefónica se había desprendido de su negocio de radioenlaces hace ya un año en una venta que contempla el traspaso de unos 11.000 radioenlaces distribuidos por toda España y que se ha cerrado por una cifra algo por encima de los 90 millones de euros. Junto a ello se traspasan también las frecuencias en las que operan estos equipos (las bandas de 16GHz y 26GHz). El fondo Asterion se hizo en aquel momento con estos activos ‘no core’ de Telefónica que le permite crear un operador neutro de transporte en zonas rurales.

La nueva Telxius Tower

Tras la compra por parte de ATC, Telxius abre una nueva etapa en la que se ha incluido a la inmensa mayoría del personal, pese a que para muchos fue una sorpresa. Sin embargo, fuentes internas de esta compañía consultadas por Zonamovilidad.es explican que “ahora pasamos a ser un operador neutro totalmente e independiente y contamos con un partner con 25 años en esto, frente a los 4 que tenía Telxius”.

"Pensamos que a lo largo del mes de abril debería estar aprobado todo”

Estos cambios permitirán a la nueva Telxius mejorar su capacidad comercial y a lo largo de este mes de abril se espera que los cambios se empiecen a notar de manera más amplia dentro de la empresa que espera un cambio de nombre en la primera mitad del año para pasar a ser Telxius Tower. “La aprobación en Alemania se consiguió en dos meses, de modo que pensamos que a lo largo del mes de abril debería estar aprobado todo”, apuntan desde dentro.

Una vez se completen ambos procesos de compraventa, el negocio de Telxius se limitará a la red de cables terrestres y algún que otro activo menor, pero no torres de telefonía, permaneciendo éstos como parte del negocio de Telefónica Infra.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios