Los teletrabajadores serán los objetivos de los ciberdelincuentes en 2021
Ampliar

Los teletrabajadores serán los objetivos de los ciberdelincuentes en 2021

sábado 05 de diciembre de 2020, 14:00h

google+

linkedin

Comentar

WhatsApp

  • Compartir en Meneame

Bitglass ha elaborado un informe en el que recoge esta y otras predicciones de ciberseguridad de cara al año que viene. Anurag Kahol, director técnico y cofundador de Bitglass, enumera las siguientes.

  1. Los teletrabajadores, en el punto de mira de los ciberdelincuentes

Los ataques hacia los teletrabajadores son una tendencia que se ha detectado muy claramente en 2020, cuando la mayoría de los empleados se han tenido que convertir de forma repentina en teletarbajadores. Los ciberdelincuentes han aprovechado este cambio de hábitos para lanzar ataques de phishing, vishing, ransomware y otros tipos. Se han beneficiado de las brechas en las medidas de seguridad de las empresas, ya que muchas no estaban preparadas para mantener protegida a una fuerza de trabajo en remoto. Ya en lo que llevamos de 2020, casi el 25 % de las empresas han asumido costes inesperados para hacer frente a las brechas de la ciberseguridad y las infecciones de malware.

  1. Las arquitecturas de seguridad anteriores, como las VPN, serán el eslabón más débil de muchas empresas

Las VPN, una solución para adaptarse al trabajo en remoto, no son adecuadas a largo plazo ya que añaden latencia a la red, reducen la productividad, pueden ser difíciles de implementar a gran escala y, en ocasiones, proporcionan a los empleados un acceso excesivo a los recursos internos.

Incluso una VPN perfectamente configurada e implementada es vulnerable a los ataques.

Los ciberdelincuentes también pueden penetrar fácilmente en las redes privadas virtuales sin actualizar mediante ataques de ransomware. Incluso una VPN perfectamente configurada e implementada es vulnerable a los ataques. Con 400 millones de empresas y consumidores utilizando VPN en todo el mundo - según GlobalWebIndex -, es probable que las redes privadas virtuales sigan siendo el método usado por los ciberdelincuentes para cometer ataques con éxito.

Frente a esto, ya hay empresas que están actuando: el 34% de los equipos de seguridad de TI de todo el mundo afirman que están en proceso de implementación de un modelo de seguridad de confianza cero que puede resolver muchos de los desafíos que plantea un enfoque de red tradicional. Además, el 60% de las empresas tienen previsto sustituir progresivamente las VPN por soluciones de acceso a la red de confianza cero en 2023.

  1. Para hacer frente a los recortes de presupuesto, los CIO buscarán la convergencia de las soluciones de seguridad

Después de años de crecimiento, el gasto en TI se ha reducido casi un 1% en 2020, por ejemplo, en el caso de Estados Unidos. Se espera que esta tendencia se mantenga en 2021. A pesar de los recortes de presupuesto, los directores de tecnologías odavía tienen que culminar la transformación digital en sus empresas. Para lograrlo, la convergencia y la simplicidad serán las claves. Los CIO recurrirán a tecnologías que integren múltiples servicios en una misma plataforma para conseguir mayores ahorros de costes.

  1. El impacto de las infracciones de seguridad en la sanidad puede ser mortal

Los ciberdelincuentes siguen poniendo en sus miras a los hospitales y los proveedores de servicios sanitarios, en particular, mediante ataques de ransomware que pueden interrumpir su capacidad para atender a los pacientes.

Muchas organizaciones sanitarias no disponen de controles de ciberseguridad adecuados.

Los ciberdelincuentes han comprobado que sus ataques pueden tener consecuencias fatales y que muchas organizaciones sanitarias no disponen de controles de ciberseguridad adecuados. Esto les coloca en una posición privilegiada para robar información médica protegida o lograr que las empresas sanitarias paguen un rescate por sus datos.

  1. Las compañías financieras deben prepararse para sufrir más ataques

Las empresas de servicios financieros y otras entidades responsables de la seguridad de los datos financieros de los consumidores deben estar muy atentas a la ciberseguridad durante todo el 2021. El alto valor de los datos financieros, incluidos los números de la seguridad social, los datos bancarios y de otro tipo, los convierte en un objetivo muy lucrativo para los ciberdelincuentes y es que cuando las compañías financieras experimentan una brecha, estos incidentes tienden a ser mucho mayores y más perjudiciales que los que sufren las empresas de otros sectores.

El auge previsto de nuevas tecnologías como la 5G en el próximo año, probablemente hará aumentar la sofisticación de los ciberataques. Por consiguiente, es imprescindible que las empresas financieras (y todas las compañías que operan en sectores altamente regulados) adopten un enfoque proactivo respecto a la protección de los datos.

  1. La Covid-19 obligará a las empresas a acelerar sus esfuerzos de transformación digital

El trabajo remoto y otras mejoras tecnológicas promovidas por el confinamiento pervivirán más allá de la pandemia.

Este 2020 nos deja una buena noticia: la rápida transformación digital de muchas empresas, obligadas, en gran parte, por el confinamiento. Si no se hubiese decretado el estado de alarma, posiblemente la transformación digital todavía figuraría en la lista de tareas pendientes de muchas de estas compañías para la próxima década. Sin embargo, el año 2020 ha acelerado el despliegue del 5G para mantener conectados a los trabajadores remotos; ha hecho que más empresas usen los análisis basados en inteligencia artificial y aprendizaje automático para ampliar sus negocios; y ha aumentado la adopción de la nube, que permite a las empresas simplificar la innovación, acelerar la comercialización y agilizar la escalabilidad, entre otros beneficios.

El trabajo remoto y otras mejoras tecnológicas promovidas por el confinamiento pervivirán más allá de la pandemia. Esto proporcionará a las empresas una mayor flexibilidad, ahorros de costes y una ventaja general en sus modelos de negocio que les ayudará superar cualquier nuevo obstáculo que el futuro pueda poner en su camino.

  1. La adopción de nuevas tecnologías y el aumento de los usuarios de Internet harán que la mayor parte de la población mundial corra un mayor riesgo de exposición de sus datos

La historia demuestra que los atacantes perfeccionan sus métodos para aprovechar los acontecimientos globales y la adopción de las nuevas tecnologías. Asimismo, el número de usuarios de Internet seguirá aumentando en el próximo año, y el 84 % de las empresas continuarán fomentando el teletrabajo, incluso después de que se levanten las restricciones. La combinación de estas tendencias con el rápido desarrollo y adopción de tecnologías como el 5G indica que veremos un aumento en el número de personas en todo el mundo afectadas por las violaciones de la seguridad de los datos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)
  • Compartir en Meneame

+

0 comentarios