teletrabajo

El estado de las telecomunicaciones en la España rural se presenta como la principal barrera al teletrabajo con territorios con fibra vs aislamiento digital. El inicio del programa de ayudas Europa Digital 2021-2027, en enero de 2021, puede ser clave para el desarrollo de proyectos ligados a las telecomunicaciones.

España es el país con mayor densidad de población habitada de toda Europa. Según los cálculos de Alasdair Rae, 23 de los 33 km2 más densos de Europa están en España, concretamente en Barcelona, Madrid y Bilbao. Ante estos datos y con la pandemia de la COVID-19 en nuestro país, el teletrabajo surge como una alternativa para las empresas y los trabajadores, pero también para descongestionar las ciudades y hacer más fácil el distanciamiento social para frenar los contagios.

Las empresas precisan más digitalización para hacer frente a los cambios producidos en la vida de los consumidores como consecuencia de la pandemia. Algunos de estas alteraciones, recogidas en un estudio realizado por IBM, afectan al trabajo, las preferencias en cuanto a vivienda y transporte, o la telemedicina.

El teletrabajo ha hecho que la vida social y la laboral se acerquen peligrosamente, estrechando esa línea que las diferencia y en ocasiones es necesario volver a buscar el equilibrio para poder diferenciar cada situación. Es por eso que Microsoft, ha decidido añadir una serie de nuevas funciones a su plataforma Microsoft 365, que ayudan a paliar ese problema que puede llegar a surgir, ayudando a las personas a realizar y gestionar sus tareas y reuniones de forma más eficiente.

La percepción de los trabajadores de España es la segunda más baja de Europa, solo tras Francia (27%). 4 de cada 10 trabajadores de nuestro país considera que se empresa no les está proporcionando el equipamiento tecnológico necesario. El 81% de los profesionales españoles consideran que es responsabilidad del empresario proporcionarles formación para mejorar sus habilidades tecnológicas.

Cisco Live! 2020

Cisco ha aprovechado el CiscoLive! Digital para presentar varias novedades, entre las que destacan la simplificación de la seguridad a través de Cisco SecureX, un nuevo portfolio de soluciones enfocadas en la resistencia de los negocios y mejoras en su servicio Webex.

Según el barómetro de CONETIC, el 43,2 % de las empresas del sector tecnológico afirma que tendrá un impacto negativo en los resultados de la empresa; una de cada tres ha tenido que poner en marcha un ERTE; y, un 41,5% ha tenido que recurrir a financiación externa.

Empieza el desconfinamiento, tal vez los días más complejos y que requieren más responsabilidad por parte de todos y cada uno de nosotros; un repunte significaría un nuevo encierro y por eso, empresas con sello de calidad, responsabilidad patente y experiencia probada centran sus esfuerzos en mostrarse cerca de la sociedad, en facilitar a los consumidores las herramientas de trabajo necesarias para trabajar en el entorno tecnológico más responsable y en aconsejar en cada momento los pasos a dar en este momento. Buen ejemplo de ello es el de la multinacional tecnológica Huawei y su declaración de intenciones: #HuaweiContigo

Las VPN (Virtual Private Network) son las redes más seguras para conectar uno o más ordenadores desde cualquier sitio, utilizando una red pública como Internet

El teletrabajo irrumpió en la vida de muchos españoles de forma inesperada en marzo. Después de la pandemia y en medio de una situación de inestabilidad sanitaria, el trabajo en casa se ha establecido como indispensable para un gran número de organizaciones. Según los resultados de la encuesta de clima empresarial elaborada por Sigma Dos para la Cámara de España a 1.170 empresas, una de cada tres empresas parece dispuesta a adoptarlo de manera estable. Como consecuencia, son muchas las compañías que optan por implementar su propia VPN, un mecanismo poco conocido hasta ahora, pero que se ha convertido en imprescindible para teletrabajar de forma segura. A continuación, se exponen las claves para implantar una de estas redes de forma correcta, segúnn Check Point Software Technologies.

Cerca del 80% de las empresas apuestan por mantener el teletrabajo de sus equipos en al menos un 50% de su jornada tras la crisis

El home office, una tendencia que ya se encontraba al alza en grandes compañías, ha acelerado su adopción en los últimos meses de forma exponencial en todo el mundo. Debido al establecimiento de estado de alarma en muchos países, que ha impedido a los ciudadanos salir de sus domicilios durante largos periodos de tiempo, empresas de todos los tamaños y sectores han tenido que adaptarse al trabajo en remoto para continuar con su actividad, muchas de ellas sin los suficientes recursos tecnológicos ni planificación para abordarlos.

La aplicación de Microsoft, Teams, ha visto un auge en usuarios y actividad durante los meses de confinamiento y a posteriori dadas las condiciones del teletrabajo y los estudios online que requerían una plataforma fiable mediante la que poder trabajar e impartir clases. La compañía americana, ha llevado a cabo un índice de tendencias laborales y basándose en los resultados obtenidos han llevado a cabo varias mejoras para el desarrollo de Teams que permiten que las interacciones virtuales sean más naturales, participativas y humanas.

El 96% de los que han teletrabajado, afirma que o bien disponía del equipamiento necesario para trabajar en remoto, o su empresa se lo ha proporcionado, de acuerdo a un estudio realizado por IPSOS para Samsung Electronics. Los españoles que han teletrabajado afirman que esta modalidad ha favorecido la conciliación de la vida familiar y laboral, aunque en un tercio de los casos, opina que puede suponer la pérdida de contacto personal y afectar a la productividad y motivación.

El miedo a perder el trabajo, la cultura de la presencialidad y la necesidad de mostrar el compromiso empuja al trabajador a no desconectar. Además, la brecha de género aumenta en las familias que teletrabajan y tienen dependientes a cargo.

“Se necesita una acción inmediata, especialmente para aprovechar lo digital, para responder a los desafíos que presenta la COVID-19 por parte de los gobiernos y reguladores de todo el mundo, con el apoyo del sector privado y la comunidad de desarrollo digital”, así lo defienden el Banco Mundial, la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), la GSMA y el Foro Económico Mundial (FEM).

Los españoles ya han establecido una rutina de vida tras más de un mes confinados en sus hogares, que consiste en pasar las mañanas y las tardes trabajando en casa con el ordenador…pero siempre con el móvil en la mano. El 86% ya usa su smartphone durante el horario de trabajo, tal y como señala la cuarta oleada del informe ‘Digital Consumer 24 hours Indoors’ de Nielsen elaborado en colaboración con Dynata, con el fin de ofrecer una evolución semanal del consumo de Internet en los hogares mientras dure el Estado de Alarma.